¿A quién le oró Jesús?

La teología Unitaria declara que el Padre estaba en el Hijo y que en la persona de Jesús también estaba la persona del Padre. Claro está, que cuando vemos ejemplos en la Biblia en los que Jesús ora al Padre, nosotros, naturalmente, nos preguntamos extrañados cómo puede ser esto posible si ellos, supuestamente, son la misma persona. Pero de acuerdo a la teología Unitaria, Jesús le estaba orando al Padre, la verdadera divinidad, aún cuando era Jesús, el hombre, el que estaba orando. Pero, ¿cómo puede ser esto posible? ¿Estaba Jesús orando a Sí Mismo (ya que en la teología Unitaria Dios es una persona) y hacía parecer esta oración como si le estuviera orando a alguien más?

La teología Unitaria declara correctamente que Jesús tenía dos naturalezas. Él era tanto Dios y hombre mientras Él caminó sobre esta tierra.1 Pero también declara que la parte humana de Jesús estaba orando a la esencia divina de Dios como el Padre, dividiendo a Jesús en dos partes; teniendo la naturaleza humana dirigida a la naturaleza divina; el cual [el Padre] era alguien en el cielo mientras que Jesús, teniendo dos naturalezas, estaba en la tierra.

El problema con esta posición es que amenaza la encarnación de la Palabra hecha carne como una sola y completa persona. Jesús era tanto Dios y hombre en una persona. Él tenía Su propia voluntad. Él comió, durmió, etc. Él era un hombre. Él necesitó ser un humano para llevar los pecados de la gente. Él necesitó ser Dios para poder ofrecer un sacrificio a Dios el Padre, el cual fuera suficiente para limpiarnos de nuestros pecados. Ningún hombre simple hubiera podido hacer esto. Pero el hecho es que Jesús fue una persona y todavía lo es.2 Jesús fue tanto Dios y hombre al mismo tiempo en la forma de una sola persona; no de dos.

La explicación de los Unitarios pone en riesgo el error del Nestorianismo,3 el cual declara que Jesús tenía dos personas separadas: una persona humana y una persona divina en la forma de un hombre. En ningún lugar de la Biblia se declara que Jesús tenía dos personas. Más bien, encontramos en la Escritura a Jesús refiriéndose a Sí Mismo en primera persona como “Yo” y “mío”, nunca como “nosotros” o “nuestro”. La posición Unitaria está simplemente equivocada. Jesús no estaba orando a Sí Mismo. Vemos en la Escritura que Jesús oraba al Padre (Juan 17). Él también se estaba dirigiendo a otra persona la cual es llamada Dios. Vemos a Jesús diciendo: “…pero no se haga mi voluntad, sino la tuya.” (Lc 22:42), cuando se dirigió a Dios el Padre. En otras palabras, ellos tienen voluntades separadas. Él no estaba orando a Sí Mismo, o a una extensión de Él, o a una esencia; Él estaba orando a la persona del Padre.

De acuerdo a la teología Unitaria, Jesús habría tenido que existir al mismo tiempo como el Padre si Jesús el hombre le estaba orando al Padre. Si esto es así, y Jesús estaba dirigiéndose al Padre, entonces, tenemos dos personas simultáneas; lo cual, es totalmente falso. Pero en la teología Unitaria, esto es un problema, ya que Dios es sólo una persona que ocupa Su lugar. ¿Cómo entonces, el “lugar” del Padre y el “lugar” del Hijo pueden estar en existencia al mismo tiempo en una misma persona, si la teología Unitaria es correcta? Simplemente, ellos no podrían. Esta es otra razón del porqué la teología Unitaria está equivocada.

 

Este artículo también está disponible en: inglés.

  • 1. Actualmente, Jesús es todavía Dios y hombre. Col. 2:9 declara que en Él habita corporalmente toda la Deidad. Note que el versículo dice que en Él habita (Tiempo presente) toda la Deidad; no que habitó (Tiempo pasado). Por lo tanto, en Jesús, ahora mismo, habita corporalmente toda la Deidad.
  • 2. Vea mi artículo “El Unitarismo y la palabra “persona” que trata con la naturaleza de la personalidad.
  • 3. Esta herejía se le atribuye a Nestorio el cual fue un predicador en Antioquía y Obispo de Constantinopla alrededor del 428 D.C. Sin embargo, Nestorio no predicó que Jesús era dos personas en un cuerpo, pero su nombre siempre se ha visto envuelto con este error.

 

 

 

 
 
CARM ison