Análisis del esquema “Falta de creencia”

Por, Matt Slick

  1. ¿Qué significa “falta de creencia en Dios”?
    1. Falta” significa deficiencia o ausencia. “Creencia” significa aceptación y convicción que algo es verdadero o válido.
      1. Por lo tanto, básicamente, la falta de creencia significa una ausencia de creencia de que algo es verdadero. Pero aún así, el significado de “ausencia de creencia” es debatible. Alguien puede decir: “Me falta creer en las hormigas azules gritonas.” o, “No tengo ningún tipo de creencia en las hormigas azules gritonas.” Pero éstas son declaraciones sin sentido. Simplemente, a Ud. le falta creer en las hormigas azules gritonas. ¿Y qué hay con esto?
    2. Si la “falta de creencia” es ignorancia completa acerca de algo, entonces, es un estado de no consciencia acerca de eso.
      1. Esto significaría que no es una neutralidad escogida a propósito acerca de algo, ya que se trata de una categorización intelectual la que implica consciencia de un concepto o cosa; aún si la categoría es llamada neutralidad.
      2. Nos falta creer en conceptos de los que no estamos conscientes, y categorizamos o evaluamos conceptos de los que estamos conscientes.
    3. Si “falta de creencia” significa que una persona escoge no hacer un compromiso intelectual a una posición particular, sería más lógico permanecer intelectualmente neutral con relación a esa creencia o incredulidad.
      1. Sin embargo, permanecer completamente neutral acerca de un concepto es imposible debido a que todos los conceptos tienen un efecto sobre el oyente y produce alguna clase de respuesta, ya sea emocional o no e ntelectual o no.
      2. Una vez que Ud. ha sido expuesto a un concepto, Ud. lo categoriza como:
        1. Verdadero, falso, ridículo, inseguro, etc., pero Ud. ya no vuelve a su estado anterior de completa mentalidad neutral o estado de ignorancia.
      3. Nosotros no tenemos “falta de creencia” en unicornios rosados invisibles. Esto es, no sostenemos una posición neutral mental acerca del concepto. Tomamos una decisión para categorizarlo como:
        1. Verdadero, falso, ridículo, inseguro, etc., basado en un ámbito de conocimiento y experiencia.
      4. En la medida en que esta categorización ocurre, el creer y la incredulidad están asociados con ésta.
        1. Si es verdadero, entonces, la creencia positiva es aplicada.
        2. Si es falso, entonces, la incredulidad, o sea, la creencia positiva de que es falso es aplicada.
        3. Si es ridícula, entonces la incredulidad, o sea, la creencia positiva de que es falso es aplicada.
        4. Si es inseguro, entonces, la creencia y la incredulidad están pendientes, dependiendo del resultado.
      5. Esto se debe a que comprendemos que creer en el concepto (aceptación) es posible, como también es la incredulidad (rechazo), dependiendo de la información y análisis posterior.
      6. Estar inseguro acerca de algo es estar tan cerca a la “falta de creencia” como a la que uno puede obtener en forma lógica; pero aún así, ésta es una categorización con un compromiso pendiente para creer o no.
  2. Acciones que reflejan la creencia
    1. Actuamos basados en lo que sí creemos, no en lo que no creemos. En otras palabras: Yo hago algo porque creo algo, no porque no creo algo. Si no creo que mi casa está quemándose, no hago nada; pero si lo creo, entonces, huyo de mi casa.
      1. En otras palabras: Si creo que mi casa no se está quemando, entonces, no necesito levantarme y huir. Así que lo que nos mueve no es una falta de creencia; es una creencia.
    2. Me falta creer en los conceptos de los que no soy consciente; por lo tanto no actúo ni puedo actuar basado en estos, debido a que no soy consciente de los mismos.
    3. Sólo puedo actuar o no actuar basado en conceptos de los que soy consciente.
      1. Si creo que existen unicornios rosados invisibles, actuaría de acuerdo y defendería la existencia de estos o me comportaría de una forma consistente con la creencia de que estos existen.
      2. Si creo que tales cosas como los unicornios rosados invisibles no existen, podría o no defender mi posición dependiendo de las circunstancias. Pero no promuevo la no existencia de estos debido a que no es necesario hacerlo más de lo que es necesario promover la afirmación de que no hay una fábrica de helados en Júpiter.
      3. Si creo que la existencia de unicornios rosados invisibles es ridícula, podría o no asegurar que ésta es ridícula, pero los he clasificado y creo que estos existen.
      4. Si no estoy seguro acerca de la existencia de unicornios rosados invisibles, esperaría por más información antes de tomar mi decisión. En esto, sería agnóstico acerca de la existencia de estos.
    4. Si un ateo dice que a él o a ella le falta creer en Dios, aun cuando busque activamente subestimar las pruebas teístas y promueva principios ateos, debemos entonces concluir que sus acciones son consistentes con sus creencias; a saber: que él o ella cree activamente que Dios no existe.
      1. Aún más, si el ateo está activamente promoviendo la no existencia de Dios aún cuando dice que le falta creer en Dios, sus palabras y sus acciones son entonces inconsistentes.
    5. Los ateos que dicen que a ellos les falta creer en Dios, o no creen aún en Dios cuando activamente atacan las pruebas teístas y busquen promover el ateísmo, están actuando de acuerdo a las creencias de ellos, no a sus no creencias o a su “falta de creencia”. Es más coherente decir que el ateo que sostiene y promueve la idea de que Dios no existe, pero ataca las evidencias teístas, debe creer que no hay Dios. De lo contrario, está actuando sin una razón, lo cual, no es lógico.
  3. Decir que Ud. cree que no existe Dios tiene sus problemas
    1. Decir, “Creo que no existe Dios” es una elección consciente. Entonces, ¿en qué estaría basando el ateo su creencia de que no existe Dios: en la evidencia, en la falta de evidencia, en la lógica, en la fe, o en una combinación de las anteriores?
      1. Si en la evidencia, ¿qué evidencia positiva existe que refute la existencia de Dios?
        1. Si es falta de evidencia, esto significa entonces que él/ella no ha visto aún toda la evidencia, y de que podría existir suficiente evidencia para demostrar la existencia de Dios. Esto significaría que Dios puede realmente existir, y que la persona es realmente un agnóstico con relación a Dios, de esta manera, su posición atea es inconsistente con su declaración.
      2. Si por la lógica, ¿qué prueba lógica tiene Ud. para negar la existencia de Dios?
        1. A lo mejor, solamente la lógica puede refutar las pruebas teístas. Refutar las pruebas teístas no significa que Dios no existe. Sólo significa que aún, las pruebas presentadas son insuficientes.
        2. La lógica sólo puede refutar las pruebas teístas que son presentadas, y negar tales pruebas no es una refutación de todas las pruebas posibles ya que nadie puede conocer o presentar todas las pruebas posibles de la existencia de Dios. Por lo tanto, la negación de las pruebas no niega la existencia de Dios.
        3. Si existiera un argumento lógico que probara que Dios no existiera, éste, o no se ha dado a conocer o no existe. Si se supiera sería utilizado por los ateos. Pero debido a que ninguna prueba de la no existencia de Dios ha sido exitosamente defendida por los ateos, podemos concluir que hasta el momento, no existen pruebas lógicas para la no existencia de Dios.
      3. Si por la fe sola, entonces, la posición no es sostenida por la lógica o la evidencia y es una posición arbitraria.
      4. Si es una combinación de la evidencia, de la lógica y/o de la fe, entonces, de acuerdo al anterior análisis, ninguna es suficiente para validar el ateísmo. Una combinación de medios insuficientes no válida el ateísmo.
    2. Para alguien que cree que no existe Dios, es sostener esa creencia por fe, debido a que no existe evidencia que sostenga positivamente el ateísmo y no existen pruebas lógicas de que Dios no existe. Esto sería después de todo, imposible demostrar en forma practica una negación.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison