Ángeles y Demonios

Por Matt Slick

La película Ángeles y Demonios de Dan Brown, autor del muy popular libro y película El Código Da Vinci, llegó recientemente a las salas de cine. En ésta, Robert Langdon, un experto en símbolos de la Universidad de Harvard, corre a salvar a cuatro cardenales Romanos Católicos de los Illuminati que han robado alguna clase de antimateria con la cual van a destruir la Ciudad del Vaticano durante la ceremonia para escoger un nuevo papa. La carrera inicia y Langdon con la ayuda de la hermosa Vittoria Vetra, una física, de forma mágica salvan el día. La película se desarrolla rápidamente, aún cuando me aburrí en la mitad de esta y sin que me guste admitirlo, no vi la trama desenvolverse como me hubiera gustado. Pero en general, fue entretenida y no tuvo nada que ver con ángeles y demonios, excepto su reflejo en unas pocas estatuas vistas en iglesias.

El tema principal del que los Cristianos necesitan tener cuidado en la película, es el punto de vista de que ni la ciencia ni la religión pueden estar ligadas. La ciencia es vista como la proveedora de la verdad y del progreso mientras que la Iglesia Cristiana (en este caso, la Iglesia Católica) está atascada en un sistema de creencias que necesita ser actualizado. En forma interesante, la película inicia con un sacerdote católico que trabaja en el complejo CERN donde tratan de capturar antimateria en forma magnética. Este es un interesante inicio que simboliza el trabajo conjunto entre la iglesia y la ciencia. De todas formas, la película no se trata acerca de un ataque frontal al Catolicismo como la religión anti ciencia que Hollywood le gusta presentar regularmente, pero sí sugiere, que “La Iglesia” necesita adaptarse y cambiar a las verdades científicas. Aquí vamos otra vez.

Desafortunadamente y tristemente, los creadores de películas tienen un total desconocimiento bíblico del punto de vista de la ciencia. La Biblia y la ciencia no se contradicen. Considere los siguientes hechos:

  • La forma redonda de la Tierra. (Is 40:22)
  • La Tierra no tiene ninguna clase de apoyo: está suspendida. (Job 26:7)
  • Las Estrellas son Innumerables. (Gn 15:5)
  • La Existencia de Valles en los Mares. (2 S 22:16)
  • La Existencia de Manantiales y Fuentes. (Gn 7:11; ver también Gn 8:2; Pr 8:28).
  • La Existencia de Caminos de Agua (Corrientes Oceánicas  en los Mares. (Sal 8:1, 3, 6, 8)
  • El Ciclo Hidrológico. (Job 26:8; 36:27-28; Ec 1:6-7)
  • El Concepto de Entropía. (Sal 102:25-26)
  • La Naturaleza de la Salud, la Sanidad y Enfermedad. Levítico 12 al 14.

Claro está que la siempre presente teoría de la evolución podría levantarse como el Afiche del Niño de la Ciencia y ser usado para llevar a los Cristianos al club de la sumisión. Pero aquí viene el aguafiestas: la teoría de la evolución no es un hecho científico; es simplemente eso, una teoría y tiene su propia cantidad de problemas (El Equilibrio Puntuado, La Explosión Cambriana, el registro incompleto de los fósiles, la información de la formación del problema, abiogénesis, los propios prejuicios científicos, etc.) Pero dejaré de lado el tema ya que éste no es un artículo acerca de la evolución.

La ciencia funciona porque Dios es quien la hace funcionar. Dios ha creado el universo con predictibilidad, orden y regularidad. Fueron los primeros Cristianos quienes desarrollaron el método científico debido a que buscaban develar los secretos de Dios en el universo. El Cristianismo no está contra la ciencia y este hecho es contrario a lo que los bien presentados evangelistas de la televisión con blancos perlados pudieran reclamar. El universo y sus complejidades son exactamente lo que Usted esperaría de la creación y que el Dios bíblico presentaría. Pero aquí también dejaré de predicar.

Afortunadamente, la versión para el cine del libro Ángeles y Demonios no está llena de verdades a medias y representaciones equivocadas como lo estuvo El Código Da Vinci, aunque ciertamente, ésta no fue tan precisa con relación a la antimateria como fuente de energía ya que lleva más energía producirla que obtenerla y la Iglesia Católica no mató a cuatro científicos illuminati en 1600. No he leído el libro y supuestamente contiene muchas más imprecisiones acerca del Cristianismo y la historia misma.

Ángeles y Demonios es simplemente otro ofrecimiento del anticristiano Dan Brown, el cual hizo una tonelada de dinero representando en forma equívoca el Cristianismo y atacando su validez. Pero no puedo dejar de pensar si pudiéramos hacer una película acerca de Dan Brown y llenarla con verdades a medias, historia falsa y acusaciones también falsas. ¿Estaría bien?

______________________________________
Ver Artículos Relacionados

  • El Código Da Vinci

 

Este artículo también está disponible en: inglés.

 

 

 

 
 
CARM ison