Apologética y Familia

¿Por qué es importante la apologética?

La Biblia nos ordena presentar defensa de nuestra fe (1 P 3:15) y a contender ardientemente de la fe (Jud 3). Esta disciplina de dar respuestas a las preguntas de las personas acerca del cristianismo es conocida como apologética cristiana. Sin embargo, la apologética está relacionada integralmente al discipulado y al evangelismo. Jesús nos ordenó evangelizar al perdido haciendo discípulos. Debido a que la apologética es conocida como pre-evangelismo, es importante involucrarnos en la apologética.

La importancia de la familia

Primero, creo firmemente que la familia es el cimiento de la iglesia cristiana. Si las familias son fuertes en su fe, las iglesias serán fuertes; si las iglesias son fuertes, las comunidades lo serán; si las comunidades son fuertes, las naciones serán fuertes; si las naciones son fuertes, entonces, nuestro mundo lo será. Como resultado de la importancia de la familia, es extremadamente importante estar seguros de que su familia está cimentada en la verdad. Este es el caso sin importar si Ud. es un padre/madre soltera o cuenta con un hogar de padre y madre.

Fundamentos importantes

Ud. debe estar seguro que es salvo y que se está entrenando. Como ya mencioné en un artículo anterior, el fundamento para la apologética correcta es la salvación y la madurez espiritual, las habilidades del pensamiento crítico y la sana doctrina. Usted no tiene que contar con un Doctorado en filosofía o teología para enseñar a su familia, pero es importante que por lo menos esté dispuesto a aprender. De hecho, probablemente Ud. le sacará más provecho a su aprendizaje en la medida en que enseña y discípula a su familia.

Entonces, ¿cómo hacemos apologética con la familia?

#1: Asuma su responsabilidad

Asume esta responsabilidad en el entrenamiento de sus hijos. No dependa de la iglesia o del sistema escolar para entrenar y equipar a sus hijos. Usted debe estar dispuesto a hacerlo por sí mismo. Desafortunadamente, muchas iglesias no equipan a los jóvenes para que conozcan su fe y cómo compartirla con otros.

#2: Devocionales personales/familiares y oración

Ud. debe guiar a su familia en los devocionales (La lectura de la Biblia y oración) de forma regular. No existe ninguna fórmula mágica de, “Usted debe hacer devocionales diarios con su familia” o “Usted debe hacer devocionales con su familia dos veces a la semana”. Sin embargo, asegúrese de que sea algo que se haga regularmente. Todo lo que tiene que hacer es leer pasajes básicos de la Biblia de forma lenta y dependiendo de la edad de sus hijos, discutir el pasaje/los pasajes tan pronto haya terminado la lectura. Puede empezar con Proverbios o el Evangelio de Juan. También puede utilizar materiales de estudio de la Biblia para niños, jóvenes o adultos los cuales puede encontrar en la Internet. El uso de estos materiales les ayudará bastante en estos devocionales.

Antes o después de los devocionales oren en compañía de sus hijos. Enséñenles a ser capaces de orar en voz alta y en público; a que la confianza y relación con Dios aumente día a día. Esto es extremadamente importante en la medida en que crezcan y asistan a plazas públicas. Si la fe de ellos es extremadamente privada, ellos nunca harán una diferencia en el mundo.Asegúrese de leer la Biblia en una traducción que sea fácil de entender para sus hijos, si estos son, pequeños. Una vez más; no se preocupe por ser perfecto, sólo haga un esfuerzo y obtendrá buenos resultados.

#3: Hable con sus Hijos acerca de Dios

Hable con sus hijos acerca de Dios y de la vida espiritual de ellos. Es increíble cuántos padres ni siquiera les hablan a sus hijos acerca de cosas espirituales o les explican el mensaje del evangelio. Aunque sus hijos deben creer personalmente en Cristo como su Salvador, lo animo a que invite a sus hijos a que sean salvos. No le deje eso a su pastor o al ministerio de  jóvenes de la iglesia; Ud. debe, personalmente hablarle a sus hijos acerca del Señor.

Una vez que su hijo es salvo, enséñele cómo compartir su fe con los no creyentes. Entrenar a su(s) hijo(s) acerca de cómo evangelizar a otros ayudará a su hijo(a) a caminar con el Señor en seguridad y madurez. También permitirá que de forma más efectiva alcance a otros en el mundo para Cristo.

#4: Vea que su hijo(a) reciba una excelente educación

Asegúrese que sus hijos reciban una excelente educación. Hoy, existe mucho debate entre padres cristianos con relación a la enseñanza en el hogar vs. colegios privados vs. colegios públicos. Personalmente, creo que existen excelentes colegios tanto privados como públicos, pero pienso que la enseñanza en el hogar es el mejor medio para entrenar y equipar a sus hijos. Personalmente fui educado en el hogar desde el Jardín hasta el grado 12. Si lo tuviera que hacer de nuevo, lo haría.

La educación en el hogar coloca la carga del discipulado y la enseñanza sobre los padres. La misma no se le deja al maestro o al sistema público para modelar y formar la vida de su hijo(a).

Si su hijo(a) pasa la mitad del tiempo que pasa despierto en un colegio privado o público donde no se le enseña el temor del Señor,  será alimentado con una serie de ideologías como la evolución y el socialismo y si no recibe mucho entrenamiento de sus padres o de la iglesia, no es sorprendente que “pierda” su fe y se convierta en un no creyente. Si es enseñado a pensar como un no creyente, entonces, no sería extraño que empiece a ser un no creyente.

Si la mayoría de la vida de un joven la pasa en un colegio privado o público secular, él/ella pasará la mayor parte de su tiempo siendo influido por sus compañeros(as).

  • El promedio de actividades en la vida de un niño(a) Cristiano(a):

Cuenta con 168 horas por semana (24 horas al día x 7 días a la semana). De las cuales, 63 horas duerme (9 horas por día x 7 días a la semana). 56 horas se las pasa en el colegio (8 horas por días x 7 días a la semana). Actividades Extracurriculares: 12 horas (Tareas, deportes, etc.). (2 horas por día x 6 horas a la semana). 21 horas de entretenimiento (TV, juegos de video, etc.) (3 horas por día x 7 días a la semana). Y finalmente de 2 a 3 horas en las actividades de la iglesia.

Si un(a) niño(a) recibe educación pública, no recibe entrenamiento en discipulado con la familia mientras se encuentra en casa y sólo recibe una baja educación cristiana de la iglesia, él/ella básicamente no sabrá nada acerca del cristianismo. Como resultado, él/ella no será capaz de compartir en forma efectiva su fe e impactar al mundo.

Aclaración

No estoy diciendo que los padres deberán aislar a sus hijos del mundo y esconderlos en una burbuja por la enseñanza en el hogar donde no interactúan con el mundo. Existen ejemplos extremos donde la enseñanza del hogar es llevada a cabo en forma equivocada. Sin embargo, la influencia principal en la vida de sus hijos debería como adultos piadosos, no como hijos inmaduros.

Existen además un gran número de buenos colegios tanto privados como públicos. Muchos maestros en esos colegios trabajan extremadamente fuerte y tienen un deseo genuino de enseñar a sus alumnos(as) a leer y escribir. Con frecuencia trabajan con salarios bajos y son están muy comprometidos a ayudarlos. Definitivamente, admiro ese trabajo.

  • Colegios Privados

Existen también un número de excelentes colegios cristianos privados donde los estudiantes reciben un sólido entrenamiento cristiano de profesores piadosos. En muchos colegios cristianos, existe un fuerte énfasis en la enseñanza desde una cosmovisión cristiana con clases de Biblia, historia, ciencia, gobierno, etc. desde una perspectiva cristiana.

  • ¿Y si no puedo enseñarles en el hogar o colocar a mis hijos en un colegio privado?

Sabemos que muchas personas no pueden permitirse educar a sus hijos(as) desde el hogar o pagar por un colegio privado. Si este es el caso, Ud. todavía puede aplicar los pasos enumerados anteriormente: asumir su  responsabilidad, hacer devocionales familiares y orar, hablarle a sus hijos(as) acerca de Dios y ver que reciban una educación excelente donde se encuentren: colegios privados, públicos o educación en el hogar.

Aun cuando Ud. no pueda ser capaz de escoger el currículo que use su hijo(a), Usted puede discutir con él/ella lo que está aprendiendo en el colegio público y equiparlo(a) para que alcance sus compañeros(as) de clase. Dios tiene hijos(as) en colegios públicos para que sean sal y luz (Mt 5:13-16).

#5: Use innumerables fuentes de ayuda para entrenar a sus hijos

Finalmente, obtenga acceso a innumerables fuentes de ayuda relacionadas con la apologética y con una formación de cosmovisión.

Fuentes para la apologética y para un entrenamiento de cosmovisión

A continuación hay una lista de recursos que encontré en la Internet relacionadas con el tema de la apologética y de la cosmovisión donde encontrará material adecuado para sus hijos(as).

NOTA: El material de la siguiente lista se encuentra en el idioma Inglés. Aún así, consideramos importante transcribirla ya que con los traductores, pueden ayudarnos en los países de habla castellana.

Sólo Adolescentes (14 años y mayores)

  • Summit Ministries: Una gran riqueza de información disponible para equipar a los adolescentes para la universidad. Existe una sesión intensiva de entrenamiento para el verano disponible en Colorado Springs, CO.
  • Focus on the Family's Truth Project: Una descripción simple de las varias áreas que componen una cosmovisión y cómo un Cristiano puede pensar correctamente.

Niños (4 a 13 años) y Adolescentes (14 años y mayores)

Otros Recursos

  • Respondiendo a los Niños Preguntas de Apologética (Answering Kids Apologetics Questions)
  • Busque “apologética para niños” en Amazon.com y varios recursos le serán mostrados.

Más Recursos

NOTA: En la medida en que nuevos recursos sean encontrados, los publicaremos. Especialmente aquellos en castellano. Por favor, no dude en enviarnos cualquier enlace que considere pertinente a este tema. Le agradeceremos.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison