¿Cómo puede en el mundo existir la maldad si Dios es infinito y bueno?

Por Matt Slick

Solo por el hecho de que Dios es infinito y bueno no significa que la maldad no pueda existir. Primero que todo, cuando decimos que Dios es infinito, esto significa que Él no tiene límites; excepto decir que Dios no puede mentir (He 6:18), dejar de ser Dios (Sal 90:2), o ser tentado por el diablo (Stg 1:13). Dios es bueno porque esta es Su naturaleza y Él es el estándar de la moral correcta. Pero la naturaleza infinita de Dios no significa que Su bondad será impregnada y superar todo lo que existe. Debido a que Dios está separado de Su creación, esta creación tiene sus propias cualidades. Podemos ver esto en la creación del hombre, donde Dios creó a las personas con la libertad de rebelarse contra Él o no rebelarse. Dios decidió crearnos a nosotros de esta forma, de la misma manera como escogió crear a los ángeles con la libertad para desobedecerlo y rebelarse contra Él.

Segundo, Dios ha permitido la existencia de la maldad. Está dentro de Su plan soberano permitir que esto suceda. Los teólogos han ofrecido muchas razones posibles del por qué Dios permite que la maldad exista: que esto lo glorifica a Él, que es el precio de la libertad, etc. Jesús dijo en Juan 15:13: “Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos.” La Biblia también nos dice que Dios es amor (1 Jn 4:8). Es posible que debido a que Dios es amor y el más grande acto de amor es poner la vida por un amigo, Dios permitió la maldad en el mundo para servir como el medio por el cual Él moriría en la Cruz para poder así, ejemplificar el más grande acto de amor.

 

 

 

 
 
CARM ison