Citas de Brian McLaren, Desde “La ignorancia es felicidad” a la “Teología”

brian mclarenEs importante tener una idea acerca de dónde vienen los líderes como Brian McLaren en el movimiento de la iglesia emergente para que Usted pueda identificar la confusión, ambigüedad, y perspectiva antibíblica que tienen tales líderes. Tómese el tiempo para leer estas citas provenientes de Brian McLaren. ¿Es él un falso maestro?

McLaren está preocupado y con razón, acerca de los temas globales. Tal vez, él está en lo correcto en cuanto a que el cristianismo se ha convertido en algo decadente, preocupado por su crecimiento interno e inefectivo—al menos en algunas áreas. Pero el cristianismo deja de ser verdadero cuando sus doctrinas esenciales son anuladas y McLaren no sostiene ni las esenciales. Él nos ofrece una buena impresión, cierta clase de relativa simpatía de juicio, la cual combina con una reinterpretación de las verdades bíblicas todas albergadas en algo que parece prosa cristiana lo cual lo hace a él un peligro.

Las siguientes son citas de McLaren extraídas de diferentes fuentes. He agregado algunos comentarios en verde.

  1. La ignorancia es felicidad
    1. No entender nada es bueno: “Por muchos años mi músico favorito ha sido Bruce Cockburn, y como dije anteriormente en una nota de pie de página pienso que mi línea favorita de todas sus canciones se encuentra en la frase “no entiendo nada”: Bruce canta en su canción ‘Todos estos años de pensar terminaron de esta forma—al frente de toda esta belleza, no entiendo nada.”1
      1. Considerando que McLaren piensa acerca de la ortodoxia en una forma ligera y negativa, no me sorprende que le guste la ignorancia musical de Cockburn.
    2. La ortodoxia cristiana no reclama conocer la verdad: “Ser un cristiano en forma generosamente ortodoxa es no reclamar tener la verdad capturada, disecada y colocada sobre una pared…Para mi ortodoxia es una forma de ver y buscar, una forma de vivir, de pensar, amar y aprender que nos ayuda en lo que creemos y que con el tiempo se convierte más en verdad, y más resonante con la gloria infinita que es Él, Dios.”2
      1. Por cierto, alegar que la ortodoxia es no conocer la verdad es una declaración de refutación propia debido a que esto significa que usted tiene que conocer la verdad acerca de no conocer esa verdad. De todas formas, hay verdades absolutas reveladas en la Palabra de Dios. Sabemos que Dios existe, que las personas son pecadoras y que hay consecuencias para el pecado, de que Jesús vino y murió en la cruz por nuestros pecados, etc. Esto es ortodoxia y es reconocible. McLaren está equivocado.
    3. “Por lo tanto, el logro del ‘pensamiento correcto’ retrocede felizmente cuanto más lo perseguimos, mucho más allá de nuestro beneficio. En la medida en que éste nos elude, somos recompensados mayormente: sentimos gratitud y amor, humildad y asombro, reverencia y sobrecogimiento, aventura y regreso a casa. Gritamos aleluya, y limpiamos nuestras lágrimas de regocijo.”3
    4. Dios nos llama a pensar correctamente acerca de las cosas espirituales. Este pensar correctamente no nos disculpa cuando lo centramos en Cristo. No se trata de abandonar las verdades absolutas y traer humildad, sino que el conocer la trascendencia absoluta y la majestad de Dios es lo que trae verdadera humildad. Sin embargo, aquí hay un par de versículos acerca del pensar correctamente como lo enseña la Escritura. Filipenses 2:3 dice: “Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo;” Filipenses 4:8 dice: “Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.”
  2. Jesús
    1. Jesús vino para alumbrar como una luz sobre las cosas malas: “Jesús vino entonces no para condenar (traer con Él las consecuencias que merecíamos) sino para salvar alumbrando con la luz sobre nuestra maldad, nombrando nuestra maldad como maldad, para que podamos arrepentirnos y escapar de una cadena de malas acciones y consecuencias para recibir perdón, y así, poder aprender de Jesús el máximo maestro para vivir más sabiamente en el futuro.”4
      1. Jesús no vino a la tierra para salvar a las personas trayendo luz sobre sus maldades. Él vino para salvarnos al morir en nuestro lugar, cargando nuestros pecados en su cuerpo en la cruz (1a Pedro 2:24) y convirtiéndose en pecado por nosotros (2a Corintios 5:21). Esto se llama la expiación vicaria, substitutoria.
  3. Miscelánea
    1. Gandhi siguió el camino de Cristo: “Vemos a grandes líderes—tales como San Francisco, Gandhi (el cual buscó seguir el camino de Cristo sin identificarse a sí mismo como cristiano), y Martín Luther King hijo el cual está leyendo y solicitando de la Biblia avanzada la trayectoria de la narrativa…”5
      1. ¿Cómo alguien (un hindú como Gandhi) sigue el camino de Cristo sin Cristo, considerando que Cristo mismo dijo que lo siguieran a Él? “Yles dijo: ‘Venid en pos de mí, y os haré pescadores de hombres.’” (Mateo 4:19). “Y el que no toma su cruz y sigue en pos de mí, no es digno de mí;” (Mateo 10:38); “Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen,” (Juan 10:27)
    2. Los discípulos budistas, hindúes y judíos no tienen que adherirse al Cristianismo: “Sin embargo, debo añadir que no creo que el hacer discípulos deba ser igual a ser adherente a la religión cristiana. Puede ser aconsejable en muchas circunstancias, no en todas, ayudar a las personas ha hacerse seguidores de Jesús y que permanezcan dentro de sus contextos budistas, hindúes o judíos. Usted dirá que esto es complicado y estoy de acuerdo. Pero francamente, tampoco es del todo fácil ser un seguidor de Jesús en el contexto de muchas religiones ‘cristianas.’”6
      1. Cuando Usted tiene un punto de vista tan laxo e impreciso de la Cristiandad, Usted erróneamente puede concluir que aquellos que se encuentran en sistemas religiosos que son contrarios a la Cristiandad pueden permanecer en sus sistemas mientras siguen a Jesús. Esto no es verdad. Jesús requiere que abandonamos todo para seguirlo a Él. El budismo, hinduismo, y judaísmo están incompletos y son insuficientes. Ellos necesitan abandonar todo lo que contengan sus sistemas religiosos cuando llegan a Jesús para poderlo seguir. “Y cuando ha sacado todas las propias, va delante de ellas; y las ovejas le siguen, porque conocen su voz. 5Mas al extraño no seguirán, sino huirán de él, porque no conocen la voz de los extraños.” (Juan 10:4-5)
  4. Misticismo
    1. Acercamiento místico a la Biblia: “Este acercamiento místico/poético toma cuidados especiales para recordarnos que la Biblia en sí contiene algo de preciosa prosa expositiva.”7
      1. Tal clase de declaración me hace pensar si Brian McLaren ha leído los libros de Romanos, Gálatas, Efesios, Filipenses, Colosenses, 1ª Tesalonicenses, 2ª Tesalonicenses, 1ª Timoteo, 2ª Timoteo, Tito, Filemón, Hebreos, Santiago, 1ª Pedro, 2ª Pedro, 1ª Juan, 2ª Juan, 3ª Juan, y Judas. Dentro de estos libros existe cantidad de prosa no poética, no métrica y sin versos.
    2. Aprenda prácticas de meditación del Budismo: “En los últimos siglos pasados, la Cristiandad Occidental ha dicho poco de las prácticas acerca de la consciencia y la meditación de las cuales el Budismo Zen ha dicho demasiado. Para hablar acerca de diferentes cosas no es necesario que se contradigan entre sí; es talvez, por lo menos de vez en cuando, tener mucho que ofrecer del uno al otro.”8
      1. ¿Cómo puede McLaren atreverse a sugerir que los cristianos sean enceguecidos por una religión anticristiana como es el budismo? ¿Es McLaren serio? ¿Qué otra cosa del Budismo Zen aprueba él? ¿No son las Escrituras suficientes en sí mismas para darnos todo lo que necesitamos para encontrar a Dios y crecer en nuestra experiencia con éstas o debemos convertirnos a un sistema religioso totalmente falso para buscar ayuda?
  5. La Salvación
    1. Entendimiento inexacto de la Salvación: “Para muchas personas el nombre de Jesús se ha convertido en un símbolo de exclusión, como si la declaración de Jesús ‘Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre sino a través de mi’ signifique en realidad: ‘Yo estoy en el camino de las personas que buscan la verdad y la vida. Yo no dejaré que nadie vaya al Padre a menos que lleguen a través de mi.”8
      1. McLaren aparentemente no entiende Romanos 3:10-12: “No hay quien entienda. No hay quien busque a Dios. 12 Todos se desviaron, a una se hicieron inútiles; No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno” Las únicas personas que buscan verdad y vida son aquellas que han sido atraídas por el Padre para hacerlo. “Ninguno puede venir a mí, si el Padre que me envió no le trajere; y yo le resucitaré en el día postrero.” (Juan 6:44). Así que McLaren está equivocado cuando él comenta acerca de las personas que buscan la verdad y la vida. Sin embargo, más sorprendente es su declaración en la cual niega que alguien pueda llegar a Dios a menos que sea a través de Jesús. Le guste o no, esto es lo que Jesús dijo y McLaren tiene que aceptar las palabras de Cristo por lo que estas dicen en vez de contradecirlas.
    2. Ser salvo no significa ser salvo del infierno: “En la Biblia la palabra salvo significa ‘rescatado’ o ‘sanado’. No significa enfáticamente ‘salvo del infierno’ o ‘dar vida eterna después de la muerte’ como muchos predicadores parecen sugerir una y otra vez en sus sermones. Más bien su significado cambia en los diferentes pasajes bíblicos, pero en general, en cualquier contexto, salvo significa ‘salir de problemas.’ El problema podría ser enfermedad, guerra, intriga política, opresión, pobreza, prisión, o cualquier cosa de peligro o maligna.”9
      1. McLaren se encuentra en un error profundo. Con relación al trabajo de Cristo en la cruz, la salvación significa ser salvo del juicio justo de un Dios sagrado a través del cual el pecador, el que rompe la ley, es sentenciado a condenación eterna. A esto lo llamamos: condenación eterna. Estamos realmente “salvados” del juicio justo de Dios. McLaren está simplemente equivocado.
    3. La salvación es exponer lo equivocado: “Al juzgar nuestra maldad, al llamarla por lo que es, al penetrar nuestra negación y desilusión propia, Dios empieza a salvarnos…En la medida en que nos arrepentimos, en que lleguemos a sentir lástima, en que hagamos un cambio de corazón, Dios va más allá al perdonarnos, por lo tanto, trayendo salvación en un sentido aún mayor. La salvación es lo que sucede cuando experimentamos tanto el juicio como el perdón, tanto la justicia (exponer la verdad acerca de lo que está mal) como la misericordia (renunciando a consecuencias negativas que merecíamos). Sin éstas, no terminamos con la verdadera salvación…las buenas noticias de la salvación es que Dios mandó a Jesús no para condenar sino para salvar; para salvar trayendo justicia con misericordia, juicio verdadero con perdón verdadero. Primero, por la exposición se equivocan (juzgando) así que lo que podemos enfrentar esté equivocado y volvemos a esto…y entonces, Dios interviene al perdonar nuestras equivocaciones y rompe una cadena de causa y efecto, de ofensa y alienación, por lo tanto, somos verdaderamente salvos—liberados, rescatados—del círculo vicioso que creamos.”10
      1. Al leer el capítulo “Jesús: ¿Salvador de qué?”, encontré mucho acerca de Jesús como Salvador, acerca de exponer la verdad de nuestras equivocaciones, de nuestro sufrimiento por las consecuencias negativas, de que Dios salva por enseñar o revelar, acerca del juicio de Jesús, de Su perdón, tomando lo peor de lo humano “religiosidad, los sistemas políticos insignificantes, la traición individual, la tortura física, la cruz, etc.” Lo que no vi fue la enseñanza de que Jesús tomó nuestro lugar en la cruz, que soportó nuestros pecados en su cuerpo y pagó la pena, la ira de Dios que era para nosotros, pero que en cambio, fue colocada sobre Cristo.  No sé si McLaren afirma de la expiación vicaria de Cristo pero parece que no lo hace. Tal vez pueda estar equivocado, pero tengo la impresión de que está enseñando lo que se llama la “influencia moral” de la teoría de la expiación. Esta es la posición equivocada de que el ejemplo de obediencia de Cristo hacia el Padre al ir a la cruz es una lección objetiva de sumisión y humildad la cual los seguidores de Cristo están supuestos a seguir debido a que éste es el valor de la cruz. Esta posición fue defendida por Peter Abelard, la cual, está equivocada.
      2. La teoría de la influencia moral de la expiación ni se dirige al sacrificio propiciatorio de Cristo ni a su naturaleza substitutoria. La propiciación es el sacrificio que desvía la ira de Dios. Jesús fue nuestra propiciación (1ª Juan 2:2).  Jesús llevó nuestros pecados en su cuerpo en la cruz (1ª Pedro 2:24) y tomó nuestro lugar en la cruz sufriendo la ira que era nuestra cuota (Isaías 53:4-6). El trabajo compensatorio no es un ejemplo simple de amor y sacrificio, aún cuando éste lo incluya. El trabajo compensatorio de Cristo es un sacrificio legal que paga la pena debido a que los pecadores rompen la ley de Dios y que a través de este trabajo somos salvos de la condenación eterna.
      3. McLaren ofrece un sacrificio endeble el cual apunta al esfuerzo humano motivacional y de identificación con Cristo de tal manera que lo hace posible para otros—aquellos fuera de la fe cristiana—que creen encontrar la salvación emulando humildemente el sacrificio de Cristo, y como ejemplo en la vida de ellos sin el verdadero requisito de la persona de Cristo como salvador. Esto es moral. Esta salvación por obras, no salvación por fe (Romanos 5:1) y es totalmente hereje.
    4. McLaren no es un cristiano ya que Jesús es su salvador: “Otra vez sin embargo, creo en Jesús como mi salvador personal, y yo no soy por esta razón un cristiano. Yo soy un cristiano debido a que creo que Jesús es el Salvador de todo el mundo.”11
      1. Hablando técnicamente, una persona es cristiana precisamente porque él cree en Jesús como su Salvador. Crea él o no que Jesús es el Salvador de todo el mundo (¿incluyendo los no cristianos?), es irrelevante que Jesús sea su Salvador.
  6. Pecado
    1. El pecado es des-integración: “En este modelo, el pecado, puede ser entendido como niveles o anillos más bajos que resisten el surgir de niveles o anillos más altos, las lujurias del cuerpo rechazando la integración con los ideales mentales en un alma ética; voluntades individuales (una facultad mental) que rechazan el desarrollo de las virtudes del alma necesarias para que las familias saludables, comunidades y culturas puedan surgir; reinos individuales (los cuales podríamos llamar mi sistema de creencias propias como autoridad) o reinos nacionales o religiosos o étnicos (los cuales podríamos llamar nuestro sistema de creencias propias como autoridad) rechazando el ceder territorios al surgimiento de la más grande realidad—el reino de Dios (el cual podríamos llamar el buen teísmo).”12
      1. McLaren desarrolló un diagrama con tres círculos, uno dentro del otro con cuerpo, mente y alma dentro de esos tres círculos. Él ha comentado en la misma página acerca de cómo el diagrama “nos frustra debido a que estamos más acostumbrados a pensar de nosotros mismos con relación al modelo fantasmal de una máquina en lo Neoplatónico y Cartesiano, donde el cuerpo es la máquina más grande y el alma es un pequeño inquilino desasociado, sacudida dentro de una máquina como una polilla pequeñita en una lata pequeña.” Tal clase de imagen imaginativa y subjetiva realmente no dice mucho. Aún así, el diagrama no me preocupa por la razón que establece. Me frustra debido a que no es bíblico. La Biblia nos dice que el “pecado es infracción,” (1ª Juan 3:4), no desintegración.
  7. Teología
    1. La teología sistemática es intelectualmente arrogante: “Este reproche a la arrogancia intelectual está especialmente apto para los cristianos modernos, los cuales no construyen catedrales de piedra y vidrio como en la Edad Media, sino más bien, catedrales conceptuales de proposición y argumento. Estas catedrales conceptuales—conocidas como teologías populares y sistemáticas—fueron mantenidas por mentes modernas, liberales y conservadoras…”13
      1. Parece ser que McLaren no aprecia las verdades que la iglesia cristiana tradicional ha descubierto en su extenso examen de las Escrituras en respuesta a un huésped con enseñanzas falsas. La iglesia ha formulado la doctrina de la Trinidad, la encarnación, la justificación por gracia a través de la fe, etc., y de este modo tiene la habilidad para reconocer lo que es verdadero y falso. McLaren no declara nada específico acerca de lo que él llama “arrogancia intelectual”. En cambio, parece agrupar toda la teología cristiana en una pila maloliente la cual tiene que ser mirada con desdén. El resultado de su prosa es una sumatoria descuidada e inexacta de la teología cristiana.
    2. La teología sistemática es criticada: “Vemos la modernidad con su absolutismo, colonialismo y totalitarismo como una clase de sueño estático, un deseo de soportar abstracciones eternas y extraer a la humanidad de su fluir constante de historia y aparición, una esperanza ingenua para hacer ahora el fin de la historia (lo cual suena en realidad como una clase de deseo muerto o milenialismo). En la teología cristiana, este pensamiento antiemergente está expresado en teologías sistemáticas que claman (abiertamente, encubiertamente o inconcientemente) tener asegurada la ortodoxia final, liofilizada, y por siempre empacada.”14
      1. McLaren parece tener un punto de vista absoluto acerca de la modernidad. Es bueno que tengamos absolutos ya que sin estos no podemos conocer lo que realmente es verdadero. Estoy también consternado por la forma como desprestigia la teología sistemática y la ortodoxia como cosas malas. Si no existieran verdades absolutas en la teología bíblica, no pudiéramos saber si el Mormonismo o los Testigos de Jehová fueran o no cristianos, ¿lo hubiéramos podido saber? Así mismo, no pudiéramos ser capaces de decir si el Islam fuera verdadero o falso o si el ateismo fuera algo viable.
    3. La insuficiencia de palabras para describir a Dios: “La prosa y las abstracciones no contienen o expresan la verdad de Dios como pensamos que éstas lo hacen. Esto es verdaderamente obvio en las palabras de nuestra jerga teológica—palabras tales como omnipresente, omnisciente, omnipotente, inmutable, insalvable, y así sucesivamente."15
      1. Es cierto que todas nuestras descripciones acerca de Dios finalmente se quedarían cortas debido a que éstas no pueden adecuadamente expresar el carácter y los atributos de un Dios infinito. Pero esto no significa que las palabras que hemos usado para describirlo a Él tengan que ser desechadas. Nuestra naturaleza para examinar y aprender, es dada por nuestro Dios. Desde que Dios mismo ha hablado acerca de Él en palabras y descripciones humanas acerca de Sus propios atributos, entonces es permisible para nosotros hacer lo mismo y creer en esas descripciones tanto como éstas reflejen en forma precisa la revelación que viene de la Biblia.
      2. Aún más, una de las razones por la cual Dios nos ha dado descripciones acerca de Sí mismo es tal que podríamos reconocer falsas enseñanzas. Si McLaren está sugiriendo que debemos abandonar los absolutos del lenguaje y las proposiciones de verdad por un “buen sentimiento” y definiciones “ambiguas” acerca de Dios, entonces, talvez él podría querer también abandonar las verdades absolutas de la verdad tal y como están reveladas en la Escritura y esperar ansiosamente la llegada del Anticristo el cual enseñará una teología que reunirá a casi todo el mundo.
    4. La ortodoxia es criticada: “Una ortodoxia generosa, en contraste a las ortodoxias tirantes, limitadas, controladoras o criticas en mucho de la historia cristiana, no se toma demasiado seriamente a sí misma. Esta es humilde, y no reivindica demasiado; esta admite caminar cojeando.”16
      1. Y, exactamente ¿acerca de cuáles ortodoxias limitadas, controladoras, y críticas está él hablando? ¿Es acerca de la doctrina que Jesús es el único camino al Padre? (Juan 14:6), o ¿es acerca de que tal vez hay otro nombre dado bajo el cielo en el cual los hombres puedan ser salvos? (Hechos 4:12), ¿o de que Jesús ofreció Su vida por nuestra salvación? (Juan 3:16) ¿Cuál de estas doctrinas ancladas en las ortodoxias críticas están para ser rechazadas como limitadas y controladoras?

Mi conclusión es que McLaren no está en el negocio de enseñar teología Cristiana. Es triste ver que sus libros son populares aún entre cristianos. No es sorprendente que en un mundo de relativismo y teología que se usa para solo sentirse bien, sus escritos florezcan. Pero afortunadamente, todos estos libros con otras enseñanzas antibíblicas enfrentarán su desaparición en el regreso de Jesús como el rey justo absoluto el cual separará las ovejas de las cabras.

 

Este artículo también está disponible en: inglés.

  • 1. McLaren, Brian, Una Ortodoxia Generosa, Grand Rapids: Zondervan, 2004, Pág. 291.
  • 2. Ibid., Pág. 293.
  • 3. Ibid., Pág. 296.
  • 4. Ibid., Pág. 96.
  • 5. Ibid., Pág. 170.
  • 6. Ibid., Pág. 260.
  • 7. Ibid., Pág. 155.
  • 8. Ibid., Pág. 70.
  • 9. Ibid., Pág. 93.
  • 10. Ibid., Pág. 95-96, cursivas en el original.
  • 11. Ibid., Pág. 100, cursivas en el original.
  • 12. Ibid., Pág. 281-82.
  • 13. Ibid., Pág.151.
  • 14. Ibid., Pág. 286.
  • 15. Ibid., Pág. 152.
  • 16. Ibid., Pág. 155.

 

 

 

 
 
CARM ison