¿Cómo puede ser que algo que no puede ser descrito se diga que existe?

Por Matt Slick

Si algo existe o no, no depende en si puede ser o no descrito. Si algo existe, su existencia es independiente de la habilidad de alguien para describirlo. Esa es la naturaleza de la existencia; esto es: las cosas existen si alguien sabe o no que estas existen, al menos, al describir con bastante precisión la existencia de estas. Aún más: algo que existe no está limitado en existencia a la incapacidad de alguien para describir con bastante precisión su existencia. Por ejemplo: existen galaxias y fenómenos dentro de las galaxias que todavía no han sido descubiertos. Pero sólo debido a que no podemos describirlos de manera erudita, suficientemente o adecuadamente, no significa que estas galaxias con sus fenómenos no existan.

Sabemos que hay cosas que existen y que son difíciles de describir adecuadamente. Un arco iris es otro buen ejemplo. Una descripción verbal de un arco iris no puede ser comparada con ver personalmente un arco iris. Por defecto, la descripción es inadecuada al compararla con la realidad de quien tiene ese encuentro; pero esto, no significa que los arco iris no existen debido a que nosotros no podemos describirlos adecuadamente con palabras.

En lo que se refiere a Dios, Él puede ser descrito, aunque no de forma perfecta. Él puede ser suficientemente descrito para que así podamos obtener un entendimiento de Su naturaleza, grandeza y diferencias que provienen de nosotros mismos. Aún cuando siempre quedaremos cortos al tratar de describir a un ser infinito, todavía, podemos decir suficientes cosas acerca de Él para expresar quién y qué es Él para que de esta forma, el concepto de Dios pueda ser comunicado. Podemos decir que Él es infinito, misericordioso, amoroso, conocedor de todas las cosas, todo poderoso, siempre presente, santo, puro, justo, que no es carne ni huesos, el único ser no causado e infinitamente eterno en existencia, etc. Aún cuando a Él no podamos describirlo perfectamente, podemos hacerlo al enumerar Sus atributos y cualidades. Los atributos y las cualidades reflejan la naturaleza de aquello que se describe. Por lo tanto, podemos describir a Dios, y nuestra insuficiencia para describirlo a Él adecuadamente en ciertas áreas, no reduce Su existencia ni quiere decir tampoco que Él no existe. Esto simplemente significa que Él es grande.

 

 

 

 
 
CARM ison