¿Debería abandonar una Iglesia si esta aprueba una mujer pastor?

Las opiniones podrían variar en cuanto a la respuesta a esta pregunta de si se debería o no dejar una Iglesia si esta permite predicar a las mujeres y enseñar desde el pulpito. Por lo tanto, sólo daré mi opinión. Yo sí abandonaría mi iglesia rápidamente si esta empieza a tener mujeres predicando y enseñando desde el púlpito.

Y la dejaría porque no sería capaz de creer en los líderes de la iglesia en cuanto a interpretar la Palabra de Dios apropiadamente.  Para mí esto es simple. No importaría cuántas amistades hubiera desarrollado en la iglesia; ni tampoco si hubiera sido utilizado en la misma y no me importaría si las personas dejaran de mirarme directamente a los ojos o me retiraran el saludo si me alejara de la iglesia. Pero esto es lo que haría, ya que tendría temor de que la puerta al liberalismo hubiera sido abierta dentro de esa iglesia

¿Es esta una reacción exagerada? En lo absoluto. Nosotros debemos permanecer fieles a las Escrituras y esto requiere el que debemos actuar. Si creemos que las mujeres no están para enseñar y ejercer autoridad en la Iglesia, y que el pastorado está reservado para ancianos que son maridos de una sola mujer, entonces, ¿cómo podría sentarme con buena consciencia bajo la enseñanza de aquellos que contradicen la Escritura que es tan clara en este aspecto? Yo no podría. ¿Usted?

Vamos a ver lo que la Biblia dice:

  • 1ª Timoteo 2:12:14: “Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio. 13 Porque Adán fue formado primero, después Eva; 14 y Adán no fue engañado, sino que la mujer, siendo engañada, incurrió en transgresión.”
  • 1ª Timoteo 5:17: “Los ancianos que gobiernan bien, sean tenidos por dignos de doble honor, mayormente los que trabajan en predicar y enseñar.”
  • Tito 1:5-9: “Por esta causa te dejé en Creta, para que corrigieses lo deficiente, y establecieses ancianos en cada ciudad, así como yo te mandé; 6 el que fuere irreprensible, marido de una sola mujer, y tenga hijos creyentes que no estén en acusados de disolución ni de rebeldía. 7 Porque es necesario que el obispo sea irreprensible, como administrador de Dios; no soberbio, no iracundo, no dado al vino, no pendenciero, no codicioso de ganancias deshonestas, 8 sino hospedador, amante de lo bueno, sobrio, justo, santo, dueño de sí mismo, 9 retenedor de la palabra fiel tal como ha sido enseñada, para que también pueda exhortar con santa enseñanza y convencer a los que contradice.”

Podemos ver que Pablo no permitió a las mujeres enseñar o ejercer autoridad sobre un hombre; los ancianos predicaban y debían ser maridos de una sola mujer. Esto es lo que la Palabra dice; ¿no deberíamos creerle?

Marido de una sola mujer

El término “marido de una sola mujer” necesita ser examinado. Literalmente, el Griego dice: “un hombre de una mujer.” ¿Significa esto que si un hombre no está casado no califica para ser un anciano? El contexto histórico del escrito de Pablo era que las personas se casaban muy temprano. El matrimonio era una condición natural y normal de la vida y se asumía que las personas se casaran a una edad temprana, con frecuencia en la mitad o al final de la adolescencia. La poligamia también era una práctica común en ese entonces. Es en el contexto que Pablo está hablando y dice que los ancianos deben ser maridos de una sola mujer. ¿Por qué? Debido a que Adán tenía una sola esposa, Eva. Este es el modelo que Dios establece y es el modelo que nosotros debemos seguir.

Así que, ¿qué pasa si la esposa de un anciano muere? ¿Es descalificado inmediatamente para ser un anciano? No parecería. Más bien, a lo que Pablo está llegando es que el anciano, el cuál se asume es hombre, debe ser marido de una sola mujer; esto es, el anciano no es polígamo.

Pero algunos dirán que debido a que está bien que un anciano sea soltero, entonces, el requisito literal de ser un marido de una sola mujer no es en lo absoluto un requisito. Pero como ya declaré anteriormente, el contexto está tratando con el tema de la pluralidad de esposas y el requisito natural es ser monógamo. Aún más, el texto de Tito 1:5-9, el cual continúa con los requisitos de ser de un anciano, también dice que no sea soberbio, no aficionado al vino, no iracundo, no codicioso de ganancias deshonestas, sino hospedador, amante de lo bueno, sobrio, justo, santo, dueño de sí mismo, etc. Si el anciano debe ser monógamo, entonces, ¿también se deben rechazar todos los requisitos antes mencionados? Claro que no.

Conclusión

Nosotros los Cristianos debemos tomar la Palabra de Dios muy seriamente. Algunas veces al hacerlo significa que debemos obrar de una forma contraria a lo que muchos otros creen. ¡Que así sea! Debido a que he estudiado este tema mucho, estoy convencido que el oficio/el cargo de los ancianos/pastores es sólo para los hombres. Las Escrituras claramente enseñan esto y que aquellos que la contradicen no podrían, en mi opinión, ser creídos en otras interpretaciones de la Escritura. Por lo tanto, sí dejaría la iglesia si esta empezara a tener mujeres pastores.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison