El Unitarismo y la palabra “persona”

La teología Unitaria niega la doctrina de la Trinidad y clama de que hay una persona en la Divinidad quien se manifiesta en tres formas diferentes: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Estas “formas” no son tres personas separadas sino una, la cual ocupa formas consecutivas. De otro lado, la Trinidad, es la enseñanza de que existe un solo Dios en tres personas separadas, simultáneas. Sin embargo, note por favor, que la doctrina no dice que existen tres dioses.

En la defensa de la doctrina de la Trinidad y al examinar la doctrina Unitaria con relación a la Divinidad, es necesario definir primeramente los términos que son usados. Ya que la doctrina de la Trinidad establece que hay tres personas en la Divinidad, y la Teología Unitaria Pentecostal establece que existe una sola persona, necesitamos primero conocer que es una “persona” antes de tratar de descubrir si Dios es o no tres personas o una. Por lo tanto, necesitamos preguntar ¿qué es lo que califica a alguien como una “persona”?

CARM-MIAPIC les ofrece el siguiente análisis en un intento por definir adecuadamente lo que es la “personalidad” de una persona. Después del esquema se tratará de mostrar que la definición y/o características de la personalidad pueden ser aplicadas tanto al Padre como al Hijo en un contexto que muestra que ambos existen al mismo tiempo como personas, probando así, que la posición teológica de los Unitarios es incorrecta.

¿Cuáles son las cualidades y atributos de ser una persona?

  1. Una persona existe y tiene una identidad.
  2. Una persona es conciente de su propia existencia e identidad.
    1. Esto excluye la condición de no tener conciencia.
  3. Una persona conciente de sí, usará declaraciones como “Yo soy”, “yo”, “mío”, etc.
  4. Una persona puede reconocer la existencia de otras personas.
    1. Esto es cierto, siempre y cuando haya otras personas alrededor de él o de ella.
    2. Tal reconocimiento incluiría el uso de declaraciones tales como “tú eres o Usted es”, “tú o Usted”, “de Ustedes o suyo”, etc.
  5. Una persona posee una voluntad.
    1. La voluntad es la capacidad de la escogencia conciente, de la decisión, intención, deseo y/o propósito.
  6. Una sola persona no puede tener dos voluntades separadas y distintas al mismo tiempo y con el mismo tema.
    1. Con relación al mismo tema, una persona puede desear o tomar la decisión por algo en un momento o en otro momento diferente.
    2. Voluntades separadas y simultáneas implicarían personas separadas y simultáneas.
  7. Una persona, bajo circunstancias normales, tiene la habilidad para comunicarse.
  8. Las personas no tienen necesidad de tener cuerpos.
    1. Dios el Padre sin tener un cuerpo, posee personalidad, lo mismo que los ángeles.
    2. Bíblicamente hablando, en la muerte nosotros estamos “ausentes del cuerpo y presentes al Señor”. (2 Co 5:8).

Dios califica como alguien con personalidad ya que Él existe, es conciente, tiene identidad, usa términos tales como “Yo”, YO SOY”, “Mío” y posee una voluntad.

Ahora la siguiente pregunta es si hay o no más de una “persona” en la Divinidad.

“Pasa de Mí esta copa”

“Y él se apartó de ellos a distancia como de un tiro de piedra; y puesto de rodillas oró, 42diciendo: ‘Padre, si quieres, pasa de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya.’” (Lc 22:41-42).

“Yendo un poco adelante, se postró sobre su rostro, orando y diciendo: ‘Padre mío, si es posible, pasa de mí esta copa; pero no sea como yo quiero, sino como tú.” (Mateo 26:39).

Tanto en Lucas 22:42 y Mateo 26:39 (los cuales son pasajes paralelos), el contexto es el de Jesús en Getsemaní, exactamente antes de ser traicionado. Él estaba orando al Padre acerca del calvario que estaba a punto de sufrir. Aquí hay varios puntos que vale la pena anotar:

Primero: en el pasaje de Lucas 22:42, Jesús se dirigió al Padre. Él dice: “…pero no se haga mi voluntad sino la tuya” Note que Jesús usa el adjetivo posesivo “mi” para describir Su voluntad y usa el pronombre posesivo “tuya” para referirse a la voluntad de aquel a quien le hablaba: el Padre, Su Padre.

Segundo: en el pasaje de Mateo 26:39, la expresión “si es posible” expresa un deseo, una esperanza. ¿Cuál es ese deseo, esa esperanza? Es: “pasa de mí esta copa”. La copa de la cual está hablando Jesús es la de esta traición inminente y terrible flagelación y crucifixión. Jesús no quería pasar por todo esto. Él, en su naturaleza humana, estaba expresando Su deseo, Su voluntad. La voluntad de Él era la de no querer sufrir la terrible experiencia que se le avecinaba. Si Él no hubiera tenido voluntad propia, Él no habría expresado el deseo de no querer pasar la copa que tenía ante Él.

Tercero: en Mateo 26:39: Jesús dice: “pero no sea como yo quiero, sino como tú.” En Lucas 22:42 Él dice: “pero no se haga mi voluntad, sino la tuya”. Una vez más con esto, notamos que Jesús está expresando Su voluntad en contraste con la voluntad del Padre. Sin embargo, Jesús está declarando que aún cuando Él no quiere pasar por esta terrible experiencia que tiene frente a sí, la frase “…pero no se haga mi voluntad” indica el sometimiento de Su voluntad al Padre, no a la voluntad de Él, en este caso a la voluntad de Jesús.

Esto muestra que la persona de Jesús tenía una voluntad separada y diferente a la del Padre. Debido a que aquí tenemos dos voluntades separadas y simultáneas, también tenemos a dos personas separadas y simultáneas; por lo tanto la teología Pentecostal Unitaria está incorrecta.

Preguntas para hacerle a la persona Unitaria

  1. ¿Es Jesús Su propio Padre?
  2. Si la voluntad de Jesús y la voluntad del Padre fueran idénticas (en un intento para demostrar que existe una sola voluntad), ¿por qué entonces Jesús expresó el deseo de no tener que afrontar la copa sino que renunció a Sí Mismo no a Su propia voluntad, sino a la voluntad del Padre?
  3. ¿En este punto, estaba Jesús orando a Sí Mismo?
  4. ¿Cuántas personas hay involucradas en la expresión: “Mi voluntad”?

 

Este artículo también está disponible en: inglés.

 

 

 

 
 
CARM ison