¿Enseñan la reencarnación Job 1:21 y Eclesiastés 5:15?

  1. Job 1:21: “y dijo: Desnudo salí del vientre de mi madre, y desnudo volveré allá. Jehová dio, y Jehová quitó; sea el nombre de Jehová bendito.”
  2. Eclesiastés 5:15: “Como salió del vientre de su madre, desnudo, así vuelve, yéndose tal como vino; y nada tiene de su trabajo para llevar en su mano.”

¿Enseña la reencarnación Job 1:21? No, no la enseña. Job dice que cuando él muera volverá al vientre de su madre, pero esto, no enseña la reencarnación por dos razones: Primera, la Biblia enseña: “Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio,” (He 9:27). Este versículo claramente refuta cualquier idea acerca de la reencarnación. Segundo, si tomamos literalmente Job 1:21, ¿significa este, que Job reencarnará en el vientre de su propia madre? Esto no sería posible, ya que si Job hubiera muerto y pretendiera volver al vientre de su madre, su madre sería demasiado vieja para volverlo a tener y seguramente ya hubiera estado muerta al momento de la muerte de Job.

De igual manera sucede con Eclesiastés 5:15. El contexto está tratando con la vanidad de la vida, la opresión, perversión, falta de justicia y riquezas guardadas por sus dueños para su mal. El escritor entonces, dice: “Como salió del vientre de su madre, desnudo, así vuelve, yéndose tal como vino; y nada tiene de su trabajo para llevar en su mano.” (Ec 5:15). El escritor no está hablando de la reencarnación, sino de que no importa la acumulación de riquezas, de todas formas los dueños de las mismas no han de llevarse nada de esta tierra.

Si empezamos con Adán veremos que él fue tomado literalmente de la tierra. Después de la caída de Adán, Dios le dice: “Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres, y al polvo volverás.” (Gn 3:19). Por las palabras de Dios mismo y desde el mismo principio de la creación, se enseña la idea de que la tierra es el lugar de donde viene Adán. Esto podría considerarse un tipo de vientre. De esto se desprende entonces que cuando leemos a Job, podemos ver que el vientre de la madre del cual está hablando es acerca de la misma tierra, de donde fue formado Adán y adonde volverán todos los seres humanos: a la tierra.

Esta idea la encontramos es otros lugares de la Escritura. Salmo 139:15 dice: “No fue encubierto de ti mi cuerpo, Bien que en oculto fui formado, Y entretejido en lo más profundo de la tierra.”

Podemos ver en otros versículos que hablan acerca de regresar desnudo a la tierra:

  • Salmo 49:17: “Porque cuando muera no llevará nada, Ni descenderá tras él su gloria.”
  • 1ª Timoteo 6:7: “porque nada hemos traído a este mundo, y sin duda nada podremos sacar.”

Por lo tanto, Job 1:21 y Eclesiastés 5:15 están hablando temáticamente de regresar a la tierra, la cual es llamada poéticamente “la madre universal”. (Jamieson, Robert; Fausset, A.R.; y Brown, David, “Comentario Crítico y Explicativo de Toda la Biblia” (“Commentary Critical and Explanatory on the Whole Bible”), (Oak Harbor, WA: Logos Research Systems, Inc.) 1998.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés, Indonesio

 

 

 

 
 
CARM ison