¿Es aceptable alquilar el vientre para nacimientos?

Nosotros no podemos negar que una forma de alquilar el vientre para un embarazo ocurre en las Escrituras. Abraham tuvo un hijo con Agar la sierva. Abraham, cuyo nombre era Abram, hizo esto debido a que Sara, su esposa, no podía quedar embarazada. Génesis 16:3 dice: “Y Sarai mujer de Abram tomó a Agar su sierva egipcia, al cabo de diez años que había habitado Abram en la tierra de Canaán, y la dio por mujer a Abram su marido.” En la cultura de ese tiempo, el hijo nacido de Agar pertenecería a Abram. Existen otros ejemplos donde una esclava le fue dada a un hombre para poder tener hijos a su nombre. Pero estas esclavas eran dadas en matrimonio y se consideraban esposas secundarias. Esto prevenía el acto del adulterio, aún cuando permitía la poligamia. Podemos por lo tanto concluir que tal clase de maternidad sustituta no ocurría fuera de los lazos del matrimonio.

Condiciones de inaceptabilidad

No sería aceptable para una mujer llevar el bebé de una pareja casada si las mujeres acordaran tener relaciones sexuales con el mismo hombre el cual no es marido de una de ellas, para poder quedar así embarazada. Esto sería adulterio. Tampoco sería aceptable para un hombre cuya esposa no pudiera concebir tener relaciones sexuales con una mujer sustituta, la cual no es su esposa. Esto sería adulterio.

Si la esperma de un hombre es depositada en el vientre de una mujer para quedar embarazada, la cual no es su esposa, y aún sin tener relaciones sexuales, estaría cometiendo adulterio ya que su semilla es plantada en una mujer que no es su esposa.

¿Qué pasa con un huevo fertilizado implantado en el vientre de otra mujer? Esto parecería ser aceptable ya que la semilla del hombre no entraría en la otra mujer. En su lugar, un óvulo fertilizado es implantado y todo el material genético proviene de la pareja casada.

Conclusión

La maternidad sustitutiva es aceptable si no hay relación sexual y si la semilla del hombre no entra en el vientre de una mujer con que la no está casado, por medio de un huevo fertilizado. Finalmente, este método de fertilización no es aceptable si involucra el asesinato de los otros huevos fecundados como es con frecuencia el caso con la fertilización en el “tubo de ensayo”.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison