¿Es Cristiano el Cristadelfianismo?

No. El Cristadelfianismo no es Cristiano. Como todos los cultos, el Cristadelfianismo niega una o más de las doctrinas esenciales de la Cristiandad: Jesús es Dios, la resurrección física de Jesús y la salvación por gracia. En este caso, la deidad de Cristo y la salvación por gracia a través de la fe son los problemas con este grupo.

Con relación a Jesús, se enseña que…

  • Jesús tuvo una naturaleza pecadora (Los Cristadelfianos, Lo que Ellos Creen, por Harry Tennant, El Cristadelfiano, Inglaterra, página 74 – este es un libro Cristadelfiano).
  • Jesús necesitó la salvación, (Respuestas Cristadelfianas, editado por Frank G. Jannaway, The Herald Press, página 25 – otro libro Cristadelfiano).
  • Jesús no es Dios en carne (Respuestas, página 22).
  • La expiación de Jesús no fue sustitutoria (Respuestas, página 25; Lo que Ellos Creen, página 71).
  • El bautismo es necesario para la salvación (Lo que Ellos Creen, página 71, 72, 207-210).

De importancia primaria es lo que los Cristadelfianos dicen acerca de Jesús: ellos niegan que es divino en naturaleza; pero de acuerdo a Juan 1:1,14, Juan 8:58 (con Éxodo 3:14), y Colosenses 2:9, Jesús es Dios.

  • “En el principio era la Palabra, y la Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios…Y la Palabra se convirtió en carne, y habitó entre nosotros, y vimos Su gloria, gloria como del unigénito del Padre, lleno de gracia y verdad.” (Juan 1:1, 14).
  • “Jesús les dijo a ellos: ‘Verdaderamente, verdaderamente les digo, antes que naciera Abraham, Yo soy.’” (Juan 8:58). “Y Dios le dijo a Moisés: ‘YO SOY QUIEN YO SOY’; y Él le dijo: ‘Así les dirás a los hijos de Israel: YO SOY me ha enviado a ustedes.”  (Éxodo 3:14).
  • “Porque en Él toda la deidad habita en forma corporal.” (Colosenses 2:9).

Aún más, Jesús dice en Juan 8:24: “Por eso les dije a ustedes, que morirán en sus pecados; a menos que ustedes crean que Yo soy, ustedes morirán en sus pecados.”  El apóstol Juan también dice en 1ª Juan 4:2-3: “Por esto conocen el Espíritu de Dios: todo espíritu que confiesa que Jesucristo ha venido en la carne es de Dios; 3y todo espíritu que no confiesa que Jesús no es de Dios; y este es el espíritu del anticristo, del cual ya han escuchado que está viniendo, y ahora está listo en el mundo.” Usted puede ver que negar que Jesús ha venido en la carne (que es Dios en la carne de acuerdo a Juan 1:1, 14), es el espíritu del anticristo.

Ya que somos justificados por fe (Romanos 5:1; Efesios 2:8-9), es importante tener claro el objeto de la fe. Todo lo que Satanás tiene que hacer es conseguir a alguien que crea en un Jesús falso y la persona está pérdida (Mateo 24:24). Un Jesús falso no puede salvar y sólo el Jesús verdadero revela al Dios verdadero (Juan 14:6; Juan 17:3; Lucas 10:22). Ya que Jesús es actualmente Dios en la carne (Juan 1:1,14; 20:28; Colosenses 2:9; Filipenses 2:5-8; Hebreos 1:8), esto significa, que aquellos que niegan Su naturaleza divina y le atribuyen una naturaleza pecadora a Él como hacen los Cristadelfianos no pueden tener al Jesús verdadero y por lo tanto, están sirviendo a un Dios falso.

Los Cristadelfianos también niegan la expiación sustitutoria de Jesús. Ellos dicen que Él no tomó nuestro lugar en la cruz y que no llevó nuestros pecados. Esto está directamente en contradicción a la Escritura. 1ª Pedro 2:24 dice: “Él Mismo llevó nuestros pecados en Su cuerpo en la cruz, para que nosotros podamos morir al pecado y vivir a la justicia; por las heridas de Él fueron sanados.” Ellos enseñan una clase de representación que no fue efectiva para quitar el pecado y dicen: “Cristo no murió como nuestro sustituto, sino como nuestro representante.” (Respuestas, página 25).

Adicionalmente, en Respuestas, página 24 dice: “Pero es igualmente cierto que, siendo ‘hecho pecado por nosotros’ (2ª Corintios 5:21), él mismo requiriera una ofrenda por el pecado…” En otras palabras, están diciendo que Jesús Mismo también necesitaba ser salvo. Esto es totalmente antibíblico y herético y necesita ser etiquetado por lo que es: una falsa doctrina. Jesús no tuvo pecado (1ª Pedro 2:22), Él fue la representación exacta de la naturaleza de Dios (Hebreos 1:3), y debido a que Dios es sin pecado y Santo, así es Jesús en naturaleza y esencia.

Aún más, los Cristadelfianos, al tener un Jesús con naturaleza pecadora, no pueden tener un sacrificio propio por el cual sus pecados sean expiados. De acuerdo al Antiguo Testamento, el sacrificio para los pecados tenía que ser sin mancha (Deuteronomio 17:1). Tener una naturaleza pecadora definitivamente sería una mancha la cual invalidaría el sacrificio.

Los Cristadelfianos agregan obra a la salvación, diciendo que el bautismo es parte de ese proceso. Pero el bautismo no es necesario para la salvación. En cambio, este es una representación externa de la realidad interior debido la regeneración (1ª Pedro 3:21), una señal de pacto de la obra de Dios sobre el corazón (Colosenses 2:11-12). Gálatas 5:1-12 habla del grave error de algunas personas que piensan que necesitarán tomar parte en algún lugar de la Ley (circuncisión) para ser salvos. Pablo denuncia rápidamente a ellos con palabras bien fuertes (Gálatas 5:12).

Adicionalmente, Romanos 5:1 dice que ya somos justificados por la fe; no por la fe más el bautismo. Romanos 3:23 dice que somos salvos no por las obras de la Ley; esto es, no por algo que hayamos hecho o queramos hacer y ya que nuestra justicia es como trapos de inmundicia delante de Dios (Isaías 64:6), debemos depender totalmente de la gracia de Dios para nuestra salvación; la cual, es por fe en Jesús el cual es Dios el creador en la carne.

La religión Cristadelfiana es una religión falsa; definitivamente no es Cristiana. Esto no quiere decir que no haya personas decentes que intentan servir a Dios honesta y verdaderamente; desafortunadamente, la sinceridad no es un puente que puede cubrir el vacío entre Dios y el hombre. Sólo la real sangre de Cristo hace eso; no un Cristo falso con una naturaleza pecadora que necesitó a sí mismo salvación.

 

Este artículo también está disponible en: inglés.

 

 

 

 
 
CARM ison