¿Es Dios una Trinidad o una Tríada?

La doctrina de la Trinidad ha causado con bastante frecuencia confusión aún entre los mismos Cristianos. Algunas personas erróneamente ven la Trinidad como una Tríada. ¿Cuál es la diferencia?

La Trinidad es la enseñanza de que existe un solo Dios en todo el universo y no ha habido ni habrá ninguno antes de Él (Is 44:6, 8) y que Dios consiste de tres personas: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. El Padre no es la misma persona que el Hijo el cual, a su vez, no es la misma persona que el Padre, el cual no es la misma persona que el Espíritu Santo. Sin embargo, no son tres dioses, sino uno sólo.

En contraste a la Trinidad, una Tríada está compuesta de tres dioses separados, donde cada uno es un dios. Por lo tanto, en la doctrina de la Tríada, el Padre sería un dios, el Hijo sería otro dios y el Espíritu Santo también sería otro dios. Esta no es la doctrina de la Trinidad ni tampoco es bíblica.

El Mormonismo sostiene la doctrina de una Tríada, no de una Trinidad. Aún cuando afirma la palabra de la Trinidad como parte de sus enseñanzas, no sostiene en sí, la doctrina de la Trinidad. En el Mormonismo el Padre tiene un cuerpo de carne y huesos y era un hombre en otro mundo el cual se convirtió en un dios y vino a este mundo. Jesús el primogénito nacido entre ese dios y su supuesta esposa diosa. Jesús se ha convertido en un dios. Y el Espíritu Santo también es un dios. Note que en el Mormonismo, el Espíritu Santo es la presencia que emana de dios y por medio de la cual es puede ser omnipresente. Esto no es una Trinidad; es una Tríada y no son iguales.

La organización de los Testigos de Jehová con frecuencia presenta erróneamente la doctrina de la Trinidad al reemplazar con la enseñanza de la Tríada. Se les enseña que los Trinitarios creen en tres dioses; lo cual, lógicamente, no es verdadero.

Una Ilustración

El universo, básicamente, consiste de tres elementos; el Tiempo, el Espacio y la Materia. Cada uno de estos, está formado de tres “componentes”.

Tiempo    Pasado    Presente    Futuro
Espacio    Altura    Anchura    Profundidad
Materia    Sólido    Líquido    Gaseoso

De la forma como la doctrina de la Trinidad sostiene, cada una de las personas de la Divinidad—el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo—es diferente, aún cuando por naturaleza, cada uno es Dios.

Por ejemplo, con el tiempo, el pasado es diferente del presente, el cual, es diferente del futuro. Cada uno es simultáneo. Sin embargo, no existen tres “tiempos” sino uno. Esto es, todos comparten la misma naturaleza: el tiempo.

Con el espacio, la altura es diferente de la anchura, la cual, a su vez, es diferente de la profundidad y de la altura. Sin embargo, no existen tres “espacios” sino uno sólo. Esto es, todos comparten la misma naturaleza: el espacio.

Con la materia, el sólido es diferente al líquido, el cual, a su vez, es diferente del gaseoso y es también diferente al sólido. Sin embargo, no existen tres “materias” sino una sola. Esto es, todos comparten la misma naturaleza: la materia.

Note que hay tres grupos de tres. En otras palabras, hay una trinidad de trinidades. Si fuéramos a observar el universo y notar estas cualidades en éste, ¿sería justo decir que estos tres son las huellas dactilares de Dios sobre Su creación? Creo que sí. Esto no es solamente una simple observación sino que es también una buena fuente para una analogía de la Trinidad.

 

 

 

 
 
CARM ison