¿Es un pecado fumar?

La Biblia no trata el tema de fumar cigarrillos. Por lo tanto, necesitamos mirar otras Escrituras y ver si podemos derivar de estas, una respuesta. El primer lugar para mirar sería donde la Escritura nos dice que nuestro cuerpo es templo de Dios el Espíritu Santo.

1ª Corintios 6:19-20: “¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? 20Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.”

Esta Escritura nos dice claramente que nuestros cuerpos no son nuestros y que el Espíritu Santo está viviendo en nosotros. Debido a que hemos sido comprados por un precio, debemos vivir vidas santas y piadosas. Esto significa que debemos hacer todo para traerle gloria a Dios y que debemos cuidar de nuestros cuerpos. Esto también incluye lo que comemos o lo que bebemos.

El fumar, obviamente es dañino para nuestro cuerpo, ya que esto involucra llevar nicotina hasta nuestros pulmones. El fumar crea adicción que podrá controlarlo a Usted totalmente. Y esto, es malo ya que la Biblia nos dice que no nos dejemos dominar de nada.

1ª Corintios 6:12: “Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen; todas las cosas me son lícitas, mas yo no me dejaré dominar de ninguna.”

El fumar también desvía el dinero que serviría para ser usado apropiadamente en el pago de los servicios, en proveerles a las familias, en ayudar a otros, etc. Al comprar cigarrillos, las personas ayudan a sostener la industria tabacalera, la cual, hará que más personas se vuelvan adictas.

¿Qué hacer si Usted es adicto al cigarrillo?

Si Usted es adicto al cigarrillo, debería orar y pedirle al Señor que lo libere de esa adicción. Dios ha dicho en 1ª Corintios 12:9 que Su gracia es suficiente para esa y cualquier otra debilidad. Ciertamente es una debilidad ser adicto al cigarrillo y la fuerza del Señor le puede ayudar a romper ese vicio. Si lo necesita, visite también a un doctor y entre en un régimen para romper esta adicción.

¿Si Usted es un adicto del cigarrillo, irá al infierno?

No. No irá al infierno ya que la salvación del Cristiano no depende de lo bueno o lo malo que sea. La salvación depende de la fe en Cristo no en si Usted fuma o no cigarrillos. Aún cuando algunos pecados son peores que otros, necesitamos arrepentirnos de todos: “Si alguno destruyere el templo de Dios, Dios le destruirá a él; porque el templo de Dios, el cual sois vosotros, santo es.” (1ª Co 3:17).

Conclusión

Aún cuando no podemos decir en forma definitiva que fumar es un pecado, parece que se le asignaría el examen de la anterior Escritura.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison