¿Están los cristianos persiguiendo a los mormones?

Por, Matt Paulson

Con mucha frecuencia los misioneros de los Santos de los Últimos Días, explicarán que la religión de ellos ha sido señalada y perseguida desde que José Smith empezó a ver visiones y clamó ser la restauración de la única iglesia verdadera. Los cristianos necesitan ser informados acerca de la verdad con relación a este tema. La persecución no es la última prueba de la fe y tampoco prueba que una iglesia es más bíblica que la otra, o que una sea la verdadera. Sin embargo, debemos ser capaces de poder explicarles a los mormones que la persecución temprana se debió a los grupos mormones que querían tomar justicia por sus propias manos y a las extrañas falsas doctrinas pero nunca debido a las doctrinas bíblicas. Los mártires de la temprana iglesia cristiana fueron torturados, crucificados y arrojados a los leones por creer en el verdadero evangelio cristiano. Los cristianos necesitan ser capaces de poder explicar la diferencia entre la persecución bíblica y la persecución religiosa contra los mormones debido al gobierno secular del siglo 19 en Illinois.

Existe evidencia de que los mormones fueron perseguidos  por las extrañas doctrinas de los Santos de los Últimos Días, y por el excesivo  deseo de José Smith de querer tomar justicia por sus propias manos. Tanto así, que el 27 de octubre de 1838, el Gobernador de Missouri, Lilburn Boggs declaró: “Los mormones deben ser tratados como enemigos, y deben ser, si es necesario, exterminados o sacados del estado para la necesaria paz pública; sus crueldades van más allá de cualquier descricpión”1 Exactamente, ¿qué hicieron los mormones para merecerse esta orden de ser exterminados o expulsados por el gobernador del estado? Aquí están algunos de los hechos históricos que dio como resultado la orden ejecutiva:

  • La poligamia empezó a ser una práctica mormona iniciada por José Smith en 1831 (Ver la introducción de Doctrinas & Pactos 132). Esta doctrina trastornó a muchos ciudadanos locales y algunos descargaron su ira en violencia contra los mormones. En ocasiones, las turbas quemarían las casas de los mormones, y dispararían contra los individuos.
  • En agosto de 1833, Smith registró una revelación que promovía la venganza y la necesidad de imponer la justicia y leyes mormonas: “No obstante, tu enemigo está en tus manos; y si le recompensas a él de acuerdo a sus obras, tú estás justificado; si él ha buscado tu vida y tu vida está en peligro por él, tu enemigo está en tus manos y tú estás justificado.” (D&P 98:31. Revelación de José Smith el Profeta en Kirtland, Ohio, 6 de agosto de 1833). En otras palabras, si atrapa a su oponente tratando de matarlo a Ud., Ud. puede matar a su oponente.
  • En 1834, una milicia privada mormona fue conocida como los Danitas (nombre tomado por la tribu de Dan). José Smith también formó otro grupo parapolicial, conocido como “Los ejércitos de Israel” para defender el derecho mormón a la poligamia.
  • En el otoño de 1836 y principios de 1837, casi todos los mormones se habían reunido en el Condado de Caldwell.
  • En junio de 1838, Jared Carter y Dimick B. Huntington, dos miembros de la parapolicial  de José Smith, fueron reclutados para asesinar a dos hombres opuestos a los SUD antes que ellos pudieran hacerle daño a la iglesia. Estas dos familias empacaron y dejaron sus hogares antes de permanecer y pelear. Cerca del mismo tiempo, los activistas mormones Sampson Avard y Jared Carter, bajo las ordenes de José Smith, habían establecido una sociedad secreta militar llamada la “hija de Sion”. (“El Manuscrito Reed Peck” [“The Reed Peck manuscript”], 1839).
  • En julio de 1838 el escriba de José Smith, Sidney Rigdon, dijo: “Y a esa turba que viene contra nosotros para perturbarnos, entre nosotros y ellos habrá una guerra de exterminio; porque los seguiremos hasta que la última gota de sangre de ellos sea derramada; sino, ellos, tendrán que exterminarnos a nosotros, porque nosotros llevaremos el asiento de guerra hasta sus propias casas y sus propias familias, y un grupo o el otro será totalmente destruido”. (“Historia de la Iglesia” [“History of the Church”], volumen 1, página 441).
  • En junio de 1838, el escriba de José Smith, Sidney Ridgon declaró: “Él informó a las personas que ellos tenían un grupo de hombres entre ellos que habían estado en desacuerdo con la iglesia y que estaban haciendo todo en su poder para destruir la presidencia, haciendo planes para quitarles la vida de ellos, acusándolos de estafa, mentira, trampas y otros crímenes numerosos; y llamado a las personas para que se levantaran en masa y liberaran el condado de tal molestia. Él dijo que el trabajo de estas personas es pisotearlos en la tierra, y si el condado no puede liberarse de ellos de otra forma, yo los asistiré para pisotearlos o erigiré una horca en la Plaza de Far West y los colgaré así como ellos hicieron a los jugadores en Vicksburg y éste sería un acto en el cual los ángeles sonreirían con aprobación”. (“El manuscrito Reed Peck” [“The Reed Peck manuscript”], 1839).
  • En octubre 14 de 1838 los mormones fueron citados al decir: “Tomaremos nuestras propias acciones en nuestras manos y las resolveremos nosotros mismos. Hemos aplicado ante el gobernador y él no hará nada por nosotros, hemos tratado con la milicia del condado y ellos no harán nada, todos son turbas, el gobernador es también turba…”
  • El 18 de octubre de 1838, José Smith, Hyrum Smith, Lyman Wight, D. W. Patten y a la cabeza de 40 hombres descendieron a Gallatin, la capital del condado de Daviess, y quemaron el único almacén robando todas las mercancías. El día antes al 25 de octubre, una gran parte de los mormones residentes en el Condado de Caldwell regresaron a casa con los dividendos de su robo.
  • La Batalla del Río Crooked. El 25 de octubre de 1838 las fuerzas mormonas atacaron la milicia del estado de Missouri bajo las órdenes de Samuel Bogart. Este incidente se convirtió en uno de los puntos principales del conflicto en Missouri en 1838. En la batalla resultaron muertos tres de la parapolicial y el líder de los SUD, David Patten. Un integrante de las milicias del estado fue tomado prisionero por los mormones.
  • La Orden Ejecutiva 44, algunas veces llamada la “Orden de Exterminación” fue expedida el 27 de octubre de 1838, expulsando finalmente a los mormones de Missouri.
  • Tres días más tarde, el 30 de octubre de 1838, una unidad de la milicia del Condado Livingston planeó un ataque de revancha contra un campamento mormón en Hauns Mill, Missouri. Diecisiete Santos de los Últimos Días y un simpatizante no mormón fueron muertos. Otros treinta fueron heridos, incluyendo a una mujer y un niño de siete años de edad. No se reportó ningún muerto perteneciente a la milicia de Missouri, pero tres fueron heridos. Debido a que el ataque fue llevado a cabo por los militares de Missouri, ninguno de los 55 hombres involucrados fue llevado a juicio.

Lilburn Boggs, gobernador de Missouri reaccionó en forma exagerada llamando a 2.500 hombres pertenecientes a la milicia del estado para sofocar lo que percibió era una rebelión abierta de los mormones. Los líderes de la iglesia de los SUD fueron capturados y sus miembros fueron obligados a abandonar el estado en masa.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

  • 1. Orden Ejecutiva 44 de Missouri, a.k.a. “orden de exterminación” una orden ejecutiva gubernamental expedida en Octubre 27, 1838 por el gobernador de Missouri Lilburn Boggs debido a los constantes conflictos con los colonos Mormones.

 

 

 

 
 
CARM ison