¿Está bien que un hombre y una mujer vivan juntos si ellos no están casados?

Si el hombre y la mujer que viven bajo el mismo techo son hermano y hermana, sería permisible, considerando que no existe ninguna relación ilícita entre ellos. Ahora bien, pero si la situación es que un hombre y una mujer, viviendo bajo el mismo techo no son hermano y hermana, no están casados, viven juntos y tienen relaciones sexuales, esto, sí sería pecado. Si un hombre y una mujer no casados están viviendo juntos y no están de ninguna manera relacionados y no están teniendo relaciones sexuales, entonces, otros factores entrarían en juego. Primero que todo, la Biblia dice que debemos evitar aún la “apariencia del mal”; y que el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz. Si vivir juntos le causa a otros tropiezo, entonces, hay suficiente causa para justificar un arreglo diferente.

Pero básicamente, el punto se sostiene: un hombre y una mujer no casados, durmiendo en la misma cama, etc., es equivocado y sobre todo, es pecado.

  • 1ª Corintios 6:18: “Huid de la fornicación. Cualquier otro pecado que el hombre cometa, está fuera del cuerpo; mas el que fornica, contra su propio cuerpo fornica.”
  • Efesios 5:3: “Pero fornicación y toda inmundicia, o avaricia, ni aún se nombre entre vosotros, como conviene a santos;”
  • Colosenses 3:5: “Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría;”
  • 1ª Tesalonicenses 4:2-5: “Porque ya sabéis qué instrucciones os dimos por el Señor Jesús; 3pues la voluntad de Dios es vuestra santificación; que os apartéis de fornicación; 4que cada uno de vosotros sepa tener su propia esposa en santidad y honor; 5no en pasión de concupiscencia, como los gentiles que no conocen a Dios;”

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison