¿Estaba la hija de Jairo viva o muerta cuando él se acercó a Jesús?

Mateo 9:18 y Marcos 5:23

  1. La hija estaba muerta
    1. Mateo 9:18: “Mientras él les decía estas cosas, vino un hombre principal y se postró ante él, diciendo: Mi hija acaba de morir; mas ven y pon tu mano sobre ella, y vivirá.”
  2. La hija estaba agonizando
    1. Marcos 5:22-24: “Y vino uno de los principales de la sinagoga, llamado Jairo; y luego que le vio, se postró a sus pies, 23 y le rogaba mucho, diciendo: Mi hija está agonizando; ven y pon las manos sobre ella para que sea salva, y vivirá. 24 Fue, pues, con él; y le seguía una gran multitud, y le apretaban.”

Esta es una difícil discrepancia ya que no existen variaciones textuales en algunos de los manuscritos Griegos; por lo tanto no existe error de copistas.

Para ver si existe alguna discrepancia debemos mirar el contexto en ambos pasajes. En Mateo 9:18, la hija de Jairo había efectivamente muerto. Ahora bien, cuando miramos Marcos 5:22-24, la hija de Jairo estaba todavía agonizando. Más adelante el en v.35 leemos: “Mientras él [Cristo se dirigía a la mujer de flujo] aún hablaba, vinieron de casa del principal de la sinagoga, diciendo: Tu hija ha muerto; ¿para qué molestas más al Maestro?”

Por lo tanto, no existe discrepancia. Mateo no fue tan explicito como Marcos en la descripción de la situación de la hija de Jairo.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés, Indonesio

 

 

 

 
 
CARM ison