¿Fueron salvos Adán y Eva?

La Biblia no declara en forma explícita si Adán y Eva fueron al cielo. Mientras que Adán y Eva sirven de ejemplo en el resto de la Escritura debido a la Caída1, conocemos, por lo menos dos ejemplos posterior en la narración de Génesis donde Eva muestra su fe en Dios.

En nuestro primer ejemplo, y con referencia a Caín, Eva le creyó a Dios que le iba a mandar su hijo de la promesa:

  • “Conoció Adán a su mujer Eva, la cual concibió y dio a luz a Caín, y dijo: Por voluntad de Jehová he adquirido varón.” (Gn 4:1).

De este primer pasaje, vemos que Eva creyó en la promesa de Dios para adquirir un varón.

Sin embargo, y trágicamente, Caín mata a Abel y Dios lo expulsa de la presencia de Adán y Eva (Gn 4:12-16). Ahora Eva no sólo ha perdido a Abel, sino también a Caín, al ser su primogénito quitado de su presencia. A pesar de su situación desesperada, Eva continúa creyendo en que Dios proveerá. Más adelante seguimos leyendo:

  • “Y conoció de nuevo Adán a su mujer, la cual dio a luz un hijo, y llamó su nombre Set: Porque Dios (dijo ella) me ha sustituido otro hijo en lugar de Abel, a quien mató Caín.” (Gn 4:25).

Una vez más, Eva continúa confiando en la promesa de Dios. Esta vez, Eva recibe al hijo “designado” el cual no le causa a ella el dolor de corazón que le causó Caín.

Eva como ejemplo de fe

De acuerdo a la Biblia, los humanos siempre fueron justificados (hechos justos o salvos) delante de Dios por fe (Gn 15:6; Ro 4:1-11; comparar con Hebreos 11:6ss). Por lo tanto y debido a que Eva creyó en el Señor, existe una buena razón para creer que ella fue salva. Eva, a pesar de su caída inicial en el Huerto del Edén (Gn 3:16), puede servir efectivamente como un modelo de fe y confianza como resultado de sus acciones posteriores en fe de acuerdo al libro de Génesis (Gn 4:1, 25). Si Adán siguió su ejemplo sabio, lo cual parece ser, ya que a través de él Jesús vino (Lc 3:38), él también habría sido salvo.

La Expiación

En Génesis 3, Adán y Eva pecaron contra Dios al comer la fruta del árbol prohibido del conocimiento del bien y del mal. Después de haber pecado, ellos fueron conscientes de su pecado y cosieron para ellos hojas de higuera para cubrirse ellos mismos  (Gn 3:7). Entonces, “…oyeron la voz de Jehová Dios que se paseaba en el huerto, al aire del día; y el hombre y su mujer se escondieron de la presencia de Jehová Dios entre los árboles del huerto.” (Gn 3:8).

Es muy probable que la referencia a “Jehová Dios que se paseaba en el huerto” se refiera a Jesús, antes de Su encarnación. Jesús, entonces, hace expiación por Adán y Eva al suministrarles pieles de animales para cubrir sus cuerpos: “Y Jehová Dios hizo al hombre y a su mujer túnicas de pieles, y los vistió.” (Gn 3:21). Tipológicamente, estos dos pasajes; Génesis 3:7 y Génesis 3:8, pueden ser una referencia al intento fallido del hombre para cubrir su piel por medio de sus propias acciones (las hojas de higuera), pero Dios suministra Su cobertura—la expiación—con la implicación de un sacrificio—la muerte de un animal—el cual señala hacia el sacrificio unido de Jesús por todos. Si este es el caso, entonces, tanto Adán como Eva fueron salvos.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

  • 1. Adán en Job 31:33; Oseas 6:7; Romanos 5:12-14; 1ª Corintios 15:21-22 y Eva en 2ª Corintios 11:3; 1ª Timoteo 2:13-14.

 

 

 

 
 
CARM ison