¿Han pecado o no todas las personas?

Romanos 3:23; Romanos 3:10; Salmo 14:3 y Job 1:1; Génesis 7:1; Lucas 1:6

  1. Todos han pecado
    1. Romanos 3:9-10: "¿Qué, pues? ¿Somos nosotros mejores que ellos? En ninguna manera; pues ya hemos acusado a judíos y a gentiles, que todos están bajo pecado. 10 Como está escrito: No hay justo, ni aun uno;"
    2.  Romanos 3:23: "por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios,"
    3. Salmo 14:3: "Todos se desviaron, a una se han corrompido; No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno."
  2. No todos han pecado.
    1. Job 1:1: "Hubo en tierra de Uz un varón llamado Job; y era este hombre perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal.”
    2. Génesis 7:1: "Dijo luego Jehová a Noé: Entra tú y toda tu casa en el arca; porque a ti he visto justo delante de mí en esta generación."
    3. Lucas 1:5-6: "Hubo en los días de Herodes, rey de Judea, un sacerdote llamado Zacarías, de la clase de Abías; su mujer era de las hijas de Aarón, y se llamaba Elisabet. 6 Ambos eran justos delante de Dios, y andaban irreprensibles en todos los mandamientos y ordenanzas del Señor."

La Biblia enseña claramente que todos, con excepción de Jesús, han pecado (1 P 2:22). Romanos 3:23 claramente condena a todos bajo el pecado. Pero cuando menciona a personas como Job, Noé, Zacarías y Elizabeth como personas “perfectas” y “justas” no está diciendo que no son pecadores. Solo está diciendo que eran personas piadosas, que guardaban los mandamientos del Señor y en ese sentido, eran justos. Pero por supuesto, nos damos cuenta que nadie puede guardar los mandamientos de Dios de manera perfecta, razón por la que todos merecen condenación (Ef 2:3) y tenemos necesidad de un Salvador. Si la justicia viniese a través de la Ley, entonces en vano murió Cristo (Gá 2:21).

 

Este artículo también está disponible en: Inglés.

 

 

 

 
 
CARM ison