Harry Potter y la Piedra del Hechicero

Había escuchado hablar mucho acerca de los libros de Harry Potter y de cómo estaban llenos con lo oculto, brujas, encantamientos, pócimas y más. Me llegaron correos electrónicos pidiéndome que comentara acerca de los libros, así que, finalmente leí uno: Harry Potter y la Piedra del Hechicero de J. K. Rowling, el cual me introdujo a la serie.

¿Les recomendaría a los Cristianos que leyeran los libros de la serie? Si y no. Si, si Usted está haciendo alguna investigación relacionada con lo oculto para la sociedad actual, o si tiene un sitio Web grande y necesita revisar un libro, o si a Usted simplemente le gusta leer esta clase de cosas sin importarle si lo influencian o no. De otro lado, no los recomendaría si Usted quiere protegerse o proteger a sus hijos de la influencia de las ideas y principios de lo oculto. Siento decir que el libro que leí de Potter estaba lleno totalmente con brujas, pócimas, hechizos, fantasmas, varas mágicas, escobas voladoras y mucho más. Definitivamente está lleno de ocultismo.

Desafortunadamente para mí, me encuentro en un dilema. Pienso que es bueno permitir que nuestra imaginación vuele tanto hasta el punto que no pequemos. De otro lado, no quiero matar el gozo cuando sólo de leer cosas divertidas para niños se trata. Después de todo, C. S. Lewis, el renombrado escritor Cristiano escribió: “El León  la Bruja y el Ropero.” Esta es una historia de fantasía, de una bruja, de lo bueno y lo malo, de un león que habla, etc. Así que, ¿cuál es la diferencia con los libros de Potter? Hay una gran diferencia. C.S. Lewis escribió “El León, la Bruja y el Ropero” con la intención de enseñar conceptos Cristianos. Los fracasos del lado oculto fueron demostrados contra el poder de la gracia, del amor y la verdad de Dios, aún cuando fue escrito metafóricamente  Los libros de Potter no hacen tal cosa, al menos, no en el que leí el cual no enseña ni un solo principio Cristiano y todo lo que dice va en directa oposición a la Escritura.

En el libro, Harry Potter es un joven huérfano. Sus padres fueron asesinados por un hechicero diabólico llamado Voldemort, el cual, por razones desconocidas, no pudo asesinar a Harry cuando éste era pequeño. El niño entonces, es entregado a sus parientes los cuales son Muggles, o sea, personas que no creen en la magia. Harry, quien desconoce quién es su verdadera familia y el mundo de la magia, pasa 10 años viviendo en condiciones sucias bajo las escaleras de estos Muggles egoístas y descuidados. Finalmente, aparece un gigante llamado Hagrid el cual trae una extraordinaria invitación para estudiar en el Colegio Hogwarts de Brujería y Magia. Claro está que Harry asiste y es introducido inicialmente al mundo desconocido de la magia. El resto del libro toma lugar en el colegio. El sabor de lo oculto en el libro es representado en forma acertada en algunos de los libros de maldición que se requieren para las clases en el colegio: El Libro Estándar de Maldiciones, Una Historia de Magia, Teoría Mágica,  Efectos Mágicos y Pócimas, Las Fuerzas Oscuras: una Guía para la Protección Propia, etc.

En el libro muchos hechizos son lanzados y podemos ver el uso de una capa invisible, varitas mágicas y escobas voladoras. Las brujas son básicamente personas que tienen habilidades mágicas y los fantasmas ayudan. Se menciona la necesidad de estudiar las estrellas y los nombres de éstas, las cuales afectan la magia, junto con hierbas y hongos los cuales son usados en las pócimas. En todos lados se encuentra cantidad de magia, brujería, hechizos como también gran cantidad de suspenso y drama. El libro fue escrito lo suficientemente bien como para mantener al lector interesado y demasiado malo como para llenarlo con mucho ocultismo. Aún más, la mentira y el engaño no son condenados; más bien, son justificados para llevar a cabo los fines necesarios de los personajes.

Ofrezco dos clases de críticas. La primera es la subjetiva. Encontré que después de leer el libro, me encontraba más abierto a aceptar ideas acerca del ocultismo. Fui un poco desensibilizado a lo oculto habiendo pasado algunos días involucrado indirectamente con éste. El resultado fue que esas ideas oscuras estuvieron simplemente en mi mente y me encontré más “consciente” acerca de aceptar las ideas relacionadas con la brujería, lanzar hechizos, usar pócimas, etc. Y de una forma pequeña, noté que el interés mío por leer la Biblia había disminuido. Ahora bien, esta es mi experiencia, muy subjetiva y no reclamo que sea normativa. Es sólo mi observación personal de cómo me sentí acerca de esto. Sin embargo, no puedo imaginar la clase de efecto que podría producir en los jóvenes, fáciles de impresionar y quienes se encuentran atraídos por esos libros. Como Cristiano, no puedo ver ninguna influencia positiva.

Segundo. Bíblicamente, estamos para enfocarnos en las cosas piadosas, no en las impías.

“Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.” (Fil 4.8).

La Biblia también condena el contacto con los muertos; los cuales son espíritus malignos, por lo tanto, como padre Cristiano, no quisiera que mis hijos leyeran los libros de Potter porque no quiero que sean influenciados de ninguna manera con el ocultismo. Cuando sean mayores y puedan tomar sus propias decisiones o cuando yo piense que sean lo suficientemente maduros para leerlos y que no sean influenciados negativamente por éstos, entonces, y sólo entonces pensaré que está bien.

Pero como Cristiano, no puedo recomendarle a otros Cristianos que lean los libros de Harry Potter.

¿Atentan en forma siniestra los libros de Harry Potter minando los valores Cristianos reemplazándolos con las enseñanzas de brujería y magia? No. ¿Deberían los Cristianos prohibir los libros? No. ¿Son divertidos los libros? Si. Esta no es una declaración de miedo o intolerancia. Como Cristiano y desde una perspectiva bíblica, creo que los libros de Harry Potter son dañinos para el área espiritual de los Cristianos. Correcto o equivocado, esa es mi opinión.

--------------------Correos electrónicos de Lectores--------------------

Mucho de lo dicho por Usted con relación a los libros de Potter es verdadero pero no estoy de acuerdo con el último párrafo en su artículo.

Yo leí uno tras otro los tres libros cuando fueron publicados y se los regalé a mis nietos en unas navidades. Al terminar el primer libro empecé a pensar si los reportes que había escuchado acerca del libro eran realmente ciertos. Tal vez había reaccionado en exceso. No había nada en el libro que había leído antes y no era peor que la docena de libros que se encontraban en el mercado. Pero después de haber terminado los tres libros, los cuales se encontraban disponibles en ese tiempo, una imagen diferente empezó a surgir. Cada libro lo lleva a Usted a una mayor profundidad dentro del mundo del ocultismo, cambiando sin darse uno cuenta sus valores y entendimiento de lo que es “bueno” o “malo”.

Yo no creo ni tampoco acuso a alguien de haber escrito los libros con la intención de llevarlo por mal camino; pero en mi opinión estos libros contienen más peligro del que había pensado al principio. Los dos últimos, los cuales leí, “La Cámara de los Secretos” y “El Prisionero de Azkaban” ciertamente tienen más actividad ocultista y la sutil presión que aumenta para aceptar los papeles invertidos de lo “bueno” y lo “malo”. Ahora escucho a mis propios nietos describir alguna cosa que es agradable y buena para hacer como si estuviera “realmente mal”. ¿Cuánto tiempo más pasará antes que ellos realmente acepten lo que es verdad? Yo aconsejaría que aquellos que leen los libros lo hagan con el propósito de ayudarse a sí mismos y para advertir a otros de cómo Satanás está trabajando en la siguiente generación…Michael

 

Este artículo también está disponible en: inglés.

 

 

 

 
 
CARM ison