Karen Ward de la Iglesia de los Apóstoles

karen wardEn Junio 9 de 2007, Sábado, Ryan, un amigo y yo asistimos a la Iglesia de los Apóstoles en Seattle, Washington. El pastor de esa iglesia, una mujer llamada Karen Ward, había estado en contacto conmigo durante una o dos semanas por correo electrónico. Le dije que estaba haciendo una investigación, que planeaba visitar la iglesia de ella y que quería saber si podría hablar varios temas con ella: el movimiento de la iglesia emergente, mujeres pastores, y de doctrina. En los correos con ella me dijo que no quería hablar acerca de las mujeres pastores pero que estaría abierta a discutir otros tópicos.

Finalmente llegamos a la iglesia una hora más temprano después de manejar por las calles complicadas de Seattle. Ryan y yo finalmente encontramos la vieja Iglesia Luterana (ELCA) donde la Iglesia de los Apóstoles se reúne los Sábados a las 5 de la tarde.1

Adentro había un arreglo cómodo de sillas y sofás. Había velas encendidas aquí y allá y de vez en cuando escuchábamos los saludos y reflexiones de las personas en la medida en que entraban. Conocimos a una mujer joven llamada Sky. Ella era elocuente y muy educada. Sonrió y se ofreció a responder unas pocas preguntas. Hablamos acerca de la iglesia, del tiempo que ésta había estado allí, etc. Pero yo estaba más interesado en la doctrina así que le pregunté si sabía acerca de la Trinidad y de la deidad de Cristo. Ella afirmó y enunció las doctrinas apropiadamente. Dijo que Usted podía perder su salvación, que el bautismo no era necesario para la salvación y que ‘Usted se encontraba con Dios donde se encontraba y que lo adorara a su manera.” La última declaración fue tan tajante que no me gusto. Necesitamos adorar a Dios de acuerdo a como se encuentra descrito en Su Palabra.

Mi discusión con Karen Ward

Finalmente y después de cierto tiempo, Karen Ward apareció de la parte de atrás de la iglesia. Saludó a las personas que estaban dando vueltas alrededor y después de unos pocos minutos de haber aparecido se presentó a sí misma. Ella era cariñosa y educada. Cuando me presenté ella recordó quién era y nuestra conversación empezó. Conversación que no estuvo nada buena.2

Le dije a ella que la Biblia no nos dice a nosotros de forma detallada cómo debemos alcanzar las diferentes culturas. Por lo tanto somos libres de utilizar velas, micrófonos, guitarras, sofás, etc., tanto como nuestra práctica y predicación no violen las Escrituras. Más adelante le dije a ella que estaba interesado en la ortodoxia doctrinal de las iglesias emergentes, y esperaba preguntarle algunas cosas básicas. Ella sonrió y me dijo que siguiera adelante.

Inicié así las preguntas. Le pregunté a ella lo que era la Trinidad y después de una mirada contemplativa Karen Ward me dijo que la Trinidad era “una persona con tres papeles diferentes.” Por cierto, que esta no es una respuesta adecuada—especialmente para que alguien que se supone que es un pastor (sea mujer o no). Educadamente le dije a ella que la Trinidad era un Dios en tres personas y deliberadamente terminé esta parte de la conversación. No quería ser demasiado fuerte. Primer golpe.

Cuando le pregunté si Jesús era un hombre ahora, ella me dijo que no. Por cierto que Él es un hombre ahora mismo. (1ª Timoteo 2:5; Colosenses 2:9) y le mencioné que Él había sido hombre. Segundo golpe.

Ella afirmó la resurrección física de Cristo pero agregó: “Esta bien si Usted no quiere creer en ésta.” Le eché un vistazo a Ryan, el cual súbitamente se había puesto tenso y regresé a Karen. Esto era algo escandaloso considerando que la resurrección de Cristo es una de las doctrinas esenciales de la fe Cristiana (Juan 2:19-21; Lucas 24:39; 1ª Corintios 15:14) y no está bien si alguien no quiere creer en ésta. La ignorancia es una cosa; la negación es otra. Golpe tres.

Así que educadamente le dije a ella que esta es una doctrina esencial enseñada en la Biblia y que Usted no puede ser un cristiano si abiertamente la niega. Ella dijo que “la Iglesia nos da la Biblia y la Biblia fue escrita por hombres.” Estoy seguro que ella vio en ese momento mis cejas levantadas debido a que este es un comentario típico dado por personas que no creen en la inspiración de las Escrituras.3 Le dije a ella que la iglesia no nos había dado la Biblia. La iglesia reconocía la palabra inspirada de Dios, que la Biblia nos dice lo que es y lo que no es esencial en la Cristiandad, y que la resurrección física de Jesús no era una creencia opcional. Le dije a ella que una persona no podía ser cristiana si negaba ésta. Karen dijo que “Los pretenciosos no heredarán el reino de Dios.” Así que dio media vuelta y se alejó. ¡Ay, ay, ay!

Karen falló al ser confrontada con las verdades fundamentales de la fe Cristiana. Ella falló al defender su posición adecuadamente. Falló al no presentar las verdades bíblicas apropiadamente. ¿Está ella calificada para ser un pastor (independientemente del tema de las mujeres pastores)? No. ¿Es ella un peligro espiritualmente hablando? Si lo es.

El Servicio en la Iglesia

No hubo nada antibíblico acerca del servicio en la iglesia que pudiera ver. Hubo lectura de la Escritura, un hombre leyó una historia corta ilustrada desde el púlpito, y un estudiante invitado de un seminario local predicó el mensaje. Después hablé con él y le expliqué lo que me encontraba haciendo. Gentilmente se ofreció a responder mis preguntas. Estuve encantado de descubrir que él conocía bien su doctrina. No podía menos que preguntarme que estaba él haciendo en ese lugar.

Me gustaría comentar que había una mujer joven liderando la adoración la cual era excepcionalmente talentosa. Me olvidé del nombre de ella pero Dios obviamente le había dado un precioso don. Las personas respondieron bien al servicio. Fueron educados, llenas de sonrisas y de mucha ayudad. En resumen, no hay nada de lo que quejarse del servicio ni del estilo con el cual se llevó a cabo.

¿Recomendaría la Iglesia de los Apóstoles?

No. No recomendaría la Iglesia de los Apóstoles por dos razones. La primera, la Biblia no enseña que las mujeres puedan ser pastores. El pastor es un anciano (1ª Timoteo 5:17). El anciano tiene que ser hombre (Tito 1:5-6) y una mujer no es para estar en autoridad sobre los hombres en la iglesia debido a que Adán fue creado primero, (1ª Timoteo 2:12-13). Este es un mandato de la creación, no un tema de la cultura. Esta es la forma como Dios ha establecido la estructura de la iglesia, por lo tanto, una mujer no puede llenar este papel. Ella no puede ser el esposo de una esposa y ella no está para tener autoridad sobre los hombres en la iglesia.4

 

Este artículo también está disponible en: inglés.

  • 1. Se me fue dicho, pero no entendí totalmente que la Iglesia de los Apóstoles está trabajando en un esfuerzo unido con la Iglesia Episcopal y ELCA. Por cierto, esta fue una bandera de advertencia para mí debido a que tanto la Iglesia Evangélica Luterana de América (ELCA por sus siglas en Inglés) y la Iglesia Episcopal son extremadamente liberales.
  • 2. Yo no me encontraba ahí para crucificar a alguien doctrinalmente. Sólo quería reunir información.
  • 3. No estoy diciendo que ella afirmó o no la inspiración de la Biblia. Esta fue solamente mi reacción.
  • 4. Estoy conciente de que existe una controversia en este tema acerca de las mujeres pastores. Vea mis artículos El Anciano en la Iglesia y ¿Deberían ser Las Mujeres Pastores y Ancianos?

    Segundo, Karen aparentemente es ignorante de las verdades esenciales de la fe Cristiana. Si ella me quiere decir a mi o a otros que está bien si alguien no quiere creer en la resurrección física de Cristo, entonces estoy obligado a cuestionar si ella es o no aún una cristiana desde el momento que falla en una doctrina Cristiana. Sé que estas son palabras fuertes. Pero palabras fuertes son las que necesitamos para acompañar fuertes herejías. Tal vez ella es salva y es también increíblemente ignorante. No sé. Pero el hecho es que las Escrituras nos dicen claramente que Usted no puede negar la resurrección física de Cristo y llamarse a sí mismo cristiano (Juan 2:19-21; Lucas 24:39; 1ª Corintios 15:14). Un pastor tiene que conocer esto y los pastores no cristianos tienen que decir que está bien creer o no creer y/o negar la resurrección física de Cristo. Si esta es la posición de ella, ¿qué más estará enseñando a la congregación? Me encojo al pensar acerca de esto. Fuertemente recomiendo a las personas mantenerse alejadas de la Iglesia de los Apóstoles como también decir que Karen Ward no expresa en forma apropiada ni sostiene las verdades fundamentales de la fe cristiana.

 

 

 

 
 
CARM ison