La 33ª convención anual de ateos

Por Matt Slick

La 33ª convención anual de ateos tomó lugar desde Abril 5 al 7 de 2007, en el fin de la Semana Santa, en Seattle, Washington. Éste es un evento que se lleva a cabo anualmente en diferentes ciudades. Hubo presentaciones orales, lecturas, entretenimiento, venta de libros, almuerzos, una reunión de directores del estado y la presentación de una película. Debido a que mi actividad es meterme en los sistemas de creencias de otras personas, pensé en asistir. Después de un corto viaje a Seattle y un sistema de direcciones algo complicado a través de un sistema de calles con vías en una sola dirección en el centro de Seattle, finalmente llegué al lugar en la noche del Jueves para una registración previa. Juan y Gerardo, dos amigos, decidieron unírseme desde el Sur de California y los tres obtuvimos nuestras credenciales con nuestros respectivos nombres. Con esto cumplido, nos aventuramos a salir a las calles de esta ciudad desconcertante para extraviarnos una vez más.

Regresamos a la mañana siguiente alrededor de las 10:30 a la convención para escuchar a Julia Sweeney—también conocida como la hermafrodita “Pat” en la serie “Saturday Night Live”—la cual llevó a cabo una lectura titulada “Por qué soy una Atea”. Aun cuando su presentación estuvo llena de ingenio y humor, no encontré absolutamente ninguna consecuencia seria y lógica en cuanto a refutar la existencia de Dios, ninguna presentación de preguntas hechas y respondidas ni tampoco ningún punto filosófico en los cuales reflexionar. Me decepcionó. Pero necesito darle a Julia el beneficio de la duda, después de todo ella no es una teóloga (los ateos también pueden ser teólogos), ni tampoco una mujer lógica y menos una filósofa; ella simplemente resultó ser una atea que como artista entretiene a las personas. Después de aceptar el hecho de que la lectura no tendría en sí algo de sustancia, me relajé y volví mi atención a la multitud. Ellos reían y aplaudían en la medida en que Julia describía su viaje por el ateísmo. Este fue un inicio interesante.

Más tarde hubo una mesa redonda la cual estaba habilitada solamente para ateos donde se planteaba el tema de la imagen de ellos ante la sociedad. Estaban discutiendo acerca de cómo querían en conjunto, cambiar esa imagen que habían percibido acerca de ellos en la sociedad. Estaban cansados de ser llamados “adoradores del diablo”—lo cual a decir verdad nunca he escuchado a nadie llamarlos de esa manera—y querían una imagen más saludable. Hablaron acerca de hacer buenas obras y varias formas de activismo para “levantar consciencia” acerca de su causa. Estoy de acuerdo con ellos: definitivamente tienen que preocuparse acerca de la imagen que ellos proyectan. Pero cuando entré al salón donde estaban vendiendo los libros—además de calcomanías para el parachoque de los carros—noté que eran bastante insultantes y condescendientes. Había algunos libros con títulos que ofenderían al Cristiano promedio sin olvidar la promoción del “Juego de la Blasfemia” el cuál sería posteriormente jugado en el salón principal por parte de los ateos con gran regocijo.

Hablé con David Silverman, el director nacional de comunicaciones para la organización atea acerca de las calcomanías tan ofensivas para los parachoques de los automóviles, los comentarios condescendientes e insultantes lanzados desde el atril, en la plataforma, y claro está del juego de la blasfemia; el cual era, para decir lo menos, ofensivo. Le dije que si los ateos estaban preocupados por la imagen de ellos tal vez podrían comportarse de una manera diferente. El Sr. Silverman fue educado y respetuoso y me dijo que aun cuando él no estaba de acuerdo con ciertas calcomanías para los automóviles, la convención era un lugar donde desahogaban todos sus resentimientos. Y con relación al póster del juego de la blasfemia simplemente asintió con la cabeza. Él explicó además que no esperaba que algún Cristiano asistiera a la convención. También me dijo que los ateos son ridiculizados en la sociedad y que ellos simplemente se estaban descargando. Está bien, suficiente. Pero, ¿dos cosas equivocadas hacen una correcta? Le dije al Sr. Silverman que si ellos estaban realmente interesados en su imagen, ellos tendrían que empezar a trabajar esto en sus convenciones.

Pero regresemos a la mesa redonda. Ellos hablaron acerca de cómo no les gustaba que fueran mal interpretados, vilipendiados por los Cristianos y cómo ellos querían ser representados apropiadamente en lo político y en lo social. Pero no pude dejar de notar que no había entre los panelistas ningún Cristiano el cual podría suministrar una representación apropiada de la fe Cristiana la cual, estaba siendo con frecuencia tanto ridiculizada como mal interpretada. ¿Era el único que había notado esta inconsistencia entre la palabra y las obras?

Diálogos

Tuve muchas conversaciones con ateos. La primera comenzó con el tema de la homosexualidad y David Fitzgerald (el presentador de televisión del juego de la blasfemia y coordinador de acción para los ateos en San Francisco) interrumpió la conversación y trató en forma agresiva de callarme. Tal vez sólo me pareció a mí, pero sentí que estaba demasiado cerca como para agredirme. De todas formas, hablamos por unos cinco minutos antes de irse. Tuve la impresión que no quería continuar la discusión cuando descubrió que yo no era un Cristiano regular, el cual le da la espalda a cierta clase de encuentros. Lo reté en el tema de los homosexuales los cuales quieren derechos especiales. No le gustó. Él dijo que ellos sólo querían ser capaces de casarse con quien ellos quisieran. Le respondí que el matrimonio es legítimo para cualquiera (si la edad de la persona es correcta) y que lo que ellos querían eran derechos “especiales” para casarse con alguien, pero del mismo sexo. Desde ese punto se fue cuesta abajo y poco después abandonó el lugar abruptamente. Tal vez tenía mejores cosas para hacer.

Más tarde tuve una discusión con Bob, un hombre que podría ser el hermano gemelo de Steve Martin. Bob era un ateo muy educado, el cual trató de tener una discusión justa y honesta conmigo acerca de la validez del ateísmo. Tuve que resignarme para permanecer con Bob el cual me ofreció un discurso educado. Discutimos acerca del aborto, del ateísmo, del Cristianismo, la moralidad, la racionalidad, etc. Todos estos temas parecían estar entrelazados en las conversaciones ateas.

Hubo otro par de discusiones con ateos en la convención que pensé serían productivas. Claro está, que no convencí a ningún ateo de que dejara su sistema de creencia, pero espero haber dejado algunas ranuras en sus paredes ateas las cuales han levantado para bloquear la luz de la verdad. Uno nunca sabe.

Tabash

Aunque me sentí algo decepcionado al no ver las defensas más convincentes y competentes acerca del ateísmo en la convención, el Sr. Edward Tabash, un abogado de Los Ángeles que apoya el aborto y la legitimidad de la prostitución consentida entre adultos (tabas.com), presentó una conferencia dando muchas razones del por qué Dios no puede existir. El Sr. Tabash ha estado involucrado en muchos debates y mi entendimiento es que es promocionado como uno de los mejores defensores del ateísmo. Su conferencia consistió de unas notas—las cuales considero fuera de lugar—enumerando varios argumentos contra la existencia de Dios. En estos momentos estoy tratando de ser justo y no ser irrespetuoso contra el Sr. Tabash ya que él no está en el cuarto donde me encuentro escribiendo este artículo y no puede ofrecer defensa contra mi crítica generalizada. Pero encuentro que su argumento es muy débil. En mi opinión, si alguien quiere presentar argumentos contra la existencia de Dios, al menos, él/ella tendría que tratar con algunas de las respuestas levantadas a las objeciones en vez de imitar los argumentos estándares sin abordar las respuestas convincentes. Esto parece ser poco sincero y de un solo lado. Una vez más, estoy decepcionado.

Dr. Robert Price

El Dr. Robert Price tiene un grado en el Nuevo Testamento y un Doctorado en teología sistemática de la Universidad Drew. Él es ateo y miembro del Seminario de Jesús. Tuve el privilegio de entrevistarlo en mi programa de radio en 2006. Él fue elocuente y educado pero encontré deficiencia, sin querer ofender al Dr. Price, en su conferencia “Maldito Silogismo: La Lógica de la Expiación.”

Su conferencia empezó con una descripción bastante exacta de la teología Protestante, tratando con la caída de Adán y la expiación substitutoria de Cristo. Pero pienso que su conferencia salió mal cuando trató de plantear los posibles problemas con la enseñanza Cristiana de la expiación. Él mencionó el problema de los pecados futuros y ¿cómo fueron estos expiados? (La respuesta de CARM: de la misma forma como son expiados los pecados pasados y presentes: por Jesús en la cruz). Él preguntó si había un renacimiento y regeneración, ¿por qué los Cristianos todavía pecan? (La respuesta de CARM: Porque todavía no estamos glorificados en nuestros cuerpos resucitados y estamos en constante guerra con nuestra naturaleza pecadora.)

El Dr. Price entregó su conferencia con un tono de ridiculez ocasional que estaba salpicado con sarcasmo. Noté en un momento particular cómo mencionó motivos para atacar posteriormente a los Cristianos. Hubo varios argumentos tipo "hombres de paja" que él, después de construídos los destruyó. En general, pienso que el Dr. Price trató de representar bastante al Cristianismo, pero falló para entregar un reto a la teoría Cristiana de la expiación.

Citas que vale la pena mencionar

En medio del ruido estridente de la retórica antirreligiosa, me las arreglé para extraer varias citas provenientes de los oradores. Estas son las que pude escribir adecuadamente. Muchas de las otras citas fueron dichas tan rápidamente que no fui capaz de captarlas con precisión. Pero estas seis fueron las que logré conseguir en medio de los aplausos y la aprobación de la audiencia en medio de los murmullos.

  • “El adoctrinamiento religioso de los niños es la causa de las enfermedades mentales.”
  • “El supernaturalismo lleva al daño cerebral.”
  • “El Cristianismo creó el problema para poder suministrar la solución.”
  • “La doctrina de la expiación no tiene nada que hacer con la justicia.”
  • “Si la lógica funciona, entonces, todo el mundo sería ateo.”
  • “El ateísmo es la cura para la enfermedad del Cristianismo.”1

¿Qué piensa Usted? ¿Le gustaría que sus funcionarios elegidos por Usted sostuvieran estos puntos de vista? ¿Se sentiría cómodo si supiera que las personas que tienen el poder sostuvieran tan fuertes opiniones contra el Cristianismo? Yo no me sentiría cómodo. Es algo bueno que en Estados Unidos tengamos una Carta de Derechos la cual previene a aquellos que están en el poder levantar sus puntos de vista a espaldas de aquellos sobre los que gobiernan.

Pero, ¿no existen hoy día jueces liberales en el poder? ¿No existen políticos liberales que quieren llegar a la presidencia? ¿No hay personas que pisotean la Constitución para adaptarla a sus agendas? ¿No se está la sociedad moviendo más y más hacia lo secular llevando consigo las opiniones de aquellos que están ahora en el poder y de otros iguales que pronto estarán en el poder? ¡Claro que sí!

Recuerde lo que está en la Declaración de Independencia. Tomás Jefferson dijo:

Sostenemos estas verdades como verdades manifiestas, que todos los hombres son creados igual, que están dotados por el Creador de ellos con ciertos Derechos inalienables que entre estos están la Vida, la Libertad y la búsqueda de la Felicidad.

Él dice que nuestros derechos vienen de nuestro Creador Dios y no del estado cuyos caprichos ejercen dominio de acuerdo con el reflujo y la corriente de la opinión social. Si el estado es manejado por los seculares, éste se convierte en el sirviente de las opiniones de aquellos que están en el poder. Si el estado es manejado por aquellos que saben que están sujetos a un Dios supremo y de quien derivan nuestros derechos, entonces, ellos se convierten en los agentes del Todopoderoso y los guardianes de las personas porque ellos tienen temor de la retribución divina si emplean mal el poder que les ha sido confiado. Ésta es la razón por la cual el presidente John Adams en Octubre 11 de 1798 dijo:

No tenemos gobierno armado con poder capaz de contender con las pasiones humanas desenfrenadas por la moralidad y la religión. La avaricia, la ambición, las venganzas o la galantería, romperían los cordones más fuertes de nuestra Constitución como una ballena pasa a través de una red. Nuestra Constitución fue hecha sólo para personas morales y religiosas. Es totalmente inadecuado el gobierno de cualquier otro tipo.2

Conclusión

En todo, disfruté mezclándome con los ateos en su propio ambiente. Me alegró el haber podido ir y entre más pienso acerca de esto, más sospecho que podría desear asistir a otro evento. Me gustaría también agregar que fui tratado educadamente. Aún cuando hubo unas pocas personas en grupos pequeños que me miraban furtivamente y hablaban de mí en voz baja, nadie utilizó—por lo menos al frente de mí—apodos; ni me gritaron y nadie fue grosero. Bueno, sólo uno se alejó en medio de una discusión. Pero fue una gran experiencia y la recomiendo para Cristianos bien cimentados.

¿Hay alguien interesado en acompañarme para la próxima conferencia?

  • 1. En una página Web ubicada en http://friendlyatheist.com, un ateo, el cual estuvo en la convención, escribió más tarde en un blog que todas las citas fueron del mismo individuo. Él está equivocado; éstas provinieron de por lo menos dos individuos.
  • 2. Federer, William J., “El Dios de América y del País” “America's God and Country”, Amerisearch, Inc., PO. Box 20163, St. Louis, MO 63123.

 

 

 

 
 
CARM ison