La exaltación de María

A continuación a una lista de títulos, atributos y cualidades de la Virgen María de acuerdo a la Iglesia Católica Romana. Note cuán declaraciones de exaltación elevan a María colocándola así a un nivel exacto al de Dios en muchas funciones: intercesión, expiación, rezarle a ella, etc.

  1. Adoración a María
    1. Rezarle a María
      1. Catecismo de la Iglesia Católica (CIC): 2675 “A partir de esta cooperación singular de María a la acción del Espíritu Santo, las Iglesias han desarrollado la oración a la santa Madre de Dios, centrándola sobre la persona de Cristo manifestada en sus misterios…
    2. Escucha cada rezo en todos los idiomas
      1. El Papa Juan Pablo II dijo: “Yo rezo con cada uno de Ustedes al frente de la Gruta ofreciendo a la Virgen Inmaculada el regalo de todo el viaje espiritual completado en este mes Mariano: cada resolución, cada inquietud, cada necesidad de la Iglesia y del mundo. Que la Santísima Virgen escuche sus rezos diarios.” (Mensaje de Juan Pablo II, leído por Su Excelentísimo Monseñor Francesco Marchisano, Grupo de nuestra Señora de Lourdes en los Jardines del Vaticano, Sábado 31 de Mayo de 2003.)
  2. La relación de los Católicos con María
    1. Rezarle a María
      1. CIC 2679: "María es la orante perfecta, figura de la Iglesia. Cuando le rezamos, nos adherimos con ella al designio del Padre, que envía a su Hijo para salvar a todos los hombres. Como el discípulo amado, acogemos en nuestra intimidad (cf. Juan 19, 27) a la Madre de Jesús, que se ha convertido en la Madre de todos los vivientes. Podemos orar con ella y orarle a ella. La oración de la Iglesia está como apoyada en la oración de María. Y con ella está unida en la esperanza." (cf. LG 68-69).
    2. Alabanzas a María
      1. CIC 2682: "En virtud de su cooperación singular con la acción del Espíritu Santo, la Iglesia ora también en comunión con la Virgen María para ensalzar con ella las maravillas que Dios ha realizado en ella y para confiarle súplicas y alabanzas."
  3. Características de María
    1. Nació sin pecado
      1. "Ahora bien, Dios ha querido que la Bendecida Virgen María debe estar exenta de esta regla general. Ella, por un privilegio único y total, venció completamente el pecado por su Concepción Inmaculada, y como resultado ella no estuvo sujeta a la ley de permanecer en corrupción de tumba, y ella tampoco tenía que esperar hasta el final de los tiempos para la redención de su cuerpo." (Buscar: Munifentissimus dues para mayor información sobre la Asunción de María
      2. CIC 722: "El Espíritu Santo preparó a María con su gracia. Convenía que fuese 'llena de gracia' la Madre de Aquel en quien 'reside toda la plenitud de la divinidad corporalmente' (Col 2, 9). Ella fue concebida sin pecado, por pura gracia, como la más humilde de todas las criaturas, la más capaz de acoger el don inefable del Omnipotente. Con justa razón, el ángel Gabriel la saluda como la 'Hija de Sión': 'Alégrate' (cf. So 3, 14; Za 2, 14). Cuando ella lleva en sí al Hijo eterno, hace subir hasta el cielo con su cántico al Padre, en el Espíritu Santo, la acción de gracias de todo el pueblo de Dios y, por tanto, de la Iglesia." (cf. Lc 1, 46-55).
  4. Títulos
    1. Del Catecismo de la Iglesia Católica
      1. Abogada, Auxiliadora, Socorro, Mediadora: CIC 969: "… En efecto, con su asunción a los cielos, no abandonó su misión salvadora, sino que continúa procurándonos con su múltiple intercesión los dones de la salvación eterna [...] Por eso la Santísima Virgen es invocada en la Iglesia con los títulos de Abogada, Auxiliadora, Socorro, Mediadora." (LG 62).
      2. La Nueva Eva, Madre de la Iglesia: CIC 975: "Creemos que la Santísima Madre de Dios, nueva Eva, Madre de la Iglesia, continúa en el cielo ejercitando su oficio materno con respecto a los miembros de Cristo." (Credo del Pueblo de Dios, 15).
      3. Madre de Dios, Trono de Sabiduría: CIC 721:María, la Santísima Madre de Dios, la siempre Virgen, es la obra maestra de la Misión del Hijo y del Espíritu Santo en la Plenitud de los tiempos. Por primera vez en el designio de Salvación y porque su Espíritu la ha preparado, el Padre encuentra la Morada en donde su Hijo y su Espíritu pueden habitar entre los hombres. Por ello, los más bellos textos sobre la Sabiduría, la Tradición de la Iglesia los ha entendido frecuentemente con relación a María (cf. Pr 8, 1-9, 6; Si 24): María es cantada y representada en la Liturgia como el ‘Trono de la Sabiduría.'"
      4. Madre de los miembros de Cristo: CIC 963:Después de haber hablado del papel de la Virgen María en el Misterio de Cristo y del Espíritu, conviene considerar ahora su lugar en el Misterio de la Iglesia. «Se la reconoce y se la venera como verdadera Madre de Dios y del Redentor [...] más aún, ‘es verdaderamente la Madre de los miembros (de Cristo) porque colaboró con su amor a que nacieran en la Iglesia los creyentes, miembros de aquella cabeza" (LG 53; cf. San Agustín, De sancta virginitate 6, 6)"». ‘María [...], Madre de Cristo, Madre de la Iglesia.’” (Pablo VI, Discurso a los padres conciliares al concluir la tercera sesión del Concilio Ecuménico, 21 de noviembre de 1964).
      5. Reina sobre todas las cosas: CIC 966: "Finalmente, la Virgen Inmaculada, preservada inmune de toda mancha de pecado original, terminado el curso de su vida en la tierra, fue asunta en cuerpo y alma a la gloria del cielo y enaltecida por Dios como Reina del universo, para ser conformada más plenamente a su Hijo, Señor de los señores y vencedor del pecado y de la muerte." (LG 59; cf. Pío XII, Const. apo. Munificentissimus Deus, 1 noviembre 1950: DS 3903). La Asunción de la Santísima Virgen constituye una participación singular en la Resurrección de su Hijo y una anticipación de la resurrección de los demás cristianos: “En el parto te conservaste Virgen, en tu tránsito no desamparaste al mundo, oh Madre de Dios. Alcanzaste la fuente de la Vida porque concebiste al Dios viviente, y con tu intercesión salvas de la muerte nuestras almas.” (Tropario en el día de la Dormición de la Bienaventurada Virgen María).
      6. Santa Madre de Dios, Santa Virgen de vírgenes, Madre de la Iglesia, Madre de la gracia divina, La Madre más pura, La Madre más casta, Madre inviolada, Madre inmaculada, Madre admirable, Madre del buen consejo, Madre de misericordia, La Virgen más prudente, La Virgen más poderosa, La Virgen más misericordiosa, La Virgen más fiel, Espejo de justicia, Trono de la Sabiduría, Rosa Mística, Torre de David, Torre de marfil, Arca del pacto, Puerta del cielo, Estrella de la mañana, Salud de los enfermos, Refugio de los pecadores, Consuelo de los afligidos, Auxilio de los Cristianos, Reina de los Ángeles, Reina de los Patriarcas, Reina de los Profetas, Reina de los apóstoles, Reina de los Mártires, Reina de los Confesores, Reina de las Vírgenes, Reina de todos los Santos, Reina concebida sin pecado original, Reina ascendida a los cielos, Reina del más santo Rosario, Reina de las familias, Reina de paz. (http://www.theworkofgod.org/spanish/Libreria/Catolico/letania_loreto.htm.)
    2. De la Página Web del Vaticano
      1. Esposa del Espíritu Santo: “Volvamos nuestra mirada a María, primera discípula de Cristo, Esposa del Espíritu Santo y Madre de la Iglesia, quien estuvo con los Apóstoles en el primero de Pentecostés, para que nos ayude a aprender su docilidad decretada a la voz del Espíritu.” (Discurso del Santo Padre en el congreso mundial de movimientos eclesiásticos y nuevas comunidades.)
      2. Reina de los Apóstoles: “Nos encomendamos a la intercesión de esos dos santos Apóstoles del curso de la Iglesia al inicio del Nuevo Milenio. Invocamos a María Reina de los Apóstoles para que en todo lugar las personas Cristianas puedan crecer en comunión fraternal y en el celo misionero.” (homilía de Juan Pablo II, Viernes, Junio 29 de 2001.)
      3. La Mujer de la Eucaristía: “Por lo tanto, en los pasos de María, ‘mujer de la Eucaristía’ (Ecclesia de Eucharistia, capítulo VI), ¡la comunidad Cristiana vive este misterio! Fortalecida por el “pan de vida eterna”, se convierte en presencia de luz y vida, levadura de evangelización y solidaridad.” (Discurso de Juan Pablo II, Altar de la Confesión de la Basílica Vaticana, Domingo, Octubre 17 de 2004.)
  5. Obras de María
    1. La intercesión a María nos provee los dones de la salvación eterna
      1. Esta maternidad de María en el orden de la gracia empezó con el consentimiento que ella dio en fe en la Anunciación y el cual sostuvo sin vacilar al pie de la cruz, y dura hasta El cumplimiento eterno de todos los elegidos. Llevada al cielo no dejó a un lado este oficio salvador, sino que por su constante intercesión continúa trayéndonos los dones de la salvación eterna. Por su caridad maternal, ella cuida de los hermanos de su Hijo, quienes todavía peregrinan en la tierra rodeados de peligros y devoción a cultos, hasta que sean llevados a la felicidad de su verdadero hogar. Por tanto, la Santísima Virgen es invocada por la Iglesia bajo los títulos de Abogada, Auxiliadora (ayudadora), Adjudicadora (benefactora), y Mediatriz. Esto, sin embargo, debe ser entendido de forma que ni quita ni añade nada a la dignidad y eficacia de Cristo el único Mediador.” (Vaticano II, Constitución Dogmática de la Iglesia, Lumen Gentium, Promulgada Solemnemente por Su Santidad el Papa Pablo VI, Noviembre 21, 1964, # 62.)
    2. María hizo expiación por los pecados de los hombres
      1. En el poder de la gracia de la redención merecida por Cristo, María por su entrada espiritual en el sacrificio de su hijo divino para los hombres, hizo expiación por los pecados del hombre y (de congruon) merecía la aplicación de la gracia redentora de Cristo. De esta forma, ella coopera en la redención subjetiva de la humanidad.” (Fundamentos del Dogma Católico, página 213 como está citado en “Los hechos del Catolicismo Romano” [“The facts on Roman Catholicism”], por John Ankerberg y John Weldon, Harvest House Publishers, Eugene, Oregón, 1993, página 51.)
    3. María está preparando un hogar para los Cristianos
      1. Esta madre… está esperando y preparando su hogar para Usted.” (Manual para los Católicos de Hoy, página 31.)
        1. Jesús dice en Juan 14:2:En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros.
    4. María es la intermediaria entre Cristo y las personas
      1. María es la intermediaria a través de quien se distribuye en nosotros este tesoro inmenso de misericordias reunidas por Dios, por misericordia y verdad fueron creadas por Jesucristo. Así como ningún hombre va al Padre sino por el Hijo, de igual manera ningún hombre va a Cristo sino por Su Madre.”  (Página Web del Vaticano: Encíclica del Papa León 13º sobre el Rosario, Octobri Mense, Papa León 13º, 1903-1914.)
        1. 1ª Timoteo 2:5:Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre,
    5. María libera las almas Cristianas de la muerte
      1. CIC 966:…Alcanzaste la fuente de la Vida porque concebiste al Dios viviente, y con tu intercesión salvas de la muerte nuestras almas.
  6. Otros
    1. Mirando a María
      1. CIC 972: "Después de haber hablado de la Iglesia, de su origen, de su misión y de su destino, no se puede concluir mejor que volviendo la mirada a María para contemplar en ella lo que es la Iglesia en su misterio, en su 'peregrinación de la fe', y lo que será al final de su marcha, donde le espera, 'para la gloria de la Santísima e indivisible Trinidad', 'en comunión con todos los santos' (LG 69), aquella a quien la Iglesia venera como la Madre de su Señor y como su propia Madre":
        1. La mejor forma de concluir esto, es mirando a Jesús, NO a María.
        2. Deberíamos contemplar lo que es la Iglesia en Jesús. No lo contrario.
        3. Debemos mirar a Jesús como nuestro único y suficiente Salvador.
    2. María, ejemplo de santidad
      1. CIC 2030: "El cristiano realiza su vocación en la Iglesia, en comunión con todos los bautizados. De la Iglesia recibe la Palabra de Dios, que contiene las enseñanzas de la 'ley de Cristo' (Ga 6, 2). De la Iglesia recibe la gracia de los sacramentos que le sostienen en el camino. De la Iglesia aprende el  ejemplo de la santidad; reconoce en la Bienaventurada Virgen María la figura y la fuente de esa santidad; la discierne en el testimonio auténtico de los que la viven; la descubre en la tradición espiritual y en la larga historia de los santos que le han precedido y que la liturgia celebra a lo largo del santoral."
    3. María es el prototipo de esperanza y gracia para la humanidad
      1. La santidad, la cual es nuestro fin en Cristo (cf. 1ª Juan 3:2-3) fue vista, por la gracia inmerecida, en María, quien es el prototipo de la esperanza de gracia para la humanidad como un todo.” (www.vatian.va, Concilio Pontificio para Promover la Unidad Cristiana [“Pontifical Council for Promoting Christian unity”]. Comisión Internacional Anglicana-Católica Romana [CIACR], #59).

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison