La Hipótesis Documentaria del Pentateuco también conocida como la Teoría JEDP

Algunos de los críticos de la Biblia han salido con algunos argumentos sofisticados en sus intentos de desaprobar su autenticidad y credibilidad. Uno de estos intentos es conocido como la Hipótesis Documentaria o la Teoría JEDP. Podemos decir en forma breve que esta teoría establece que los primeros cinco libros de la Biblia, llamados el Pentateuco y que consiste del Génesis, Éxodo, Levítico, Números y Deuteronomio, no fueron escritos en su totalidad por Moisés, sino por diferentes autores posteriores a Moisés. De acuerdo a la Cronología del Obispo Ussher, Moisés murió en 1451 A.C. Se alega que estos autores conocidos como el Yahvista, el Elohista, el Deuteronómico, y el Sacerdotal o Presbiterial, son detectables a través de la gran variedad de palabras utilizadas en estos cinco libros. Si Usted no está informado, YHWH son las cuatro letras usadas para representar el nombre de Dios en el Antiguo Testamento (no confundir YHWH con JEDP). De YHWH obtenemos la palabra Jehová o Yahvé, del cual proviene el nombre de Dios mencionado en Éxodo 3:14. La palabra “Elohim” en Hebreo es simplemente la palabra “dios.” Sin embargo, note por favor, que “Jehová” o “Yahvé” no es realmente la pronunciación exacta del nombre de Dios.

De acuerdo a Oswald T. Allis, existían cuatro áreas principales consideradas por estos críticos cuando de apoyar la Hipótesis Documentaria se trataba:1

  1. Las Variaciones en los Nombres Divinos en Génesis;
  2. Las Variaciones Secundarias en la Dicción y Estilo;
  3. El Paralelo o las Versiones Duplicadas (Dobletes);
  4. La Continuidad de las Variadas Fuentes.

Una de las publicaciones de este tipo de acercamiento a la Escritura y tal vez la más temprana, fue la de H. B. Witter al inicio de 1700, quien aseguró que existían dos registros paralelos en la historia de la creación que eran distinguibles por el lenguaje usado en el texto.

Este método de análisis tomó realmente sus raíces en 1753 cuando un médico Francés llamado Austruc analizó el libro de Génesis y aseguró que éste tenía dos fuentes: una Yahvista y otra Elohista. Sin embargo, en ese tiempo él no negó la autoría del Pentateuco por parte de Moisés.

Lo que este análisis supone es la idea de que donde aparece la palabra Jehová muchas veces en una sección de lo escrito, se debe a que un autor usó “Jehová” o el tetragrámaton YHWH en forma predominante. Además, el análisis también establece que donde aparece el término “Elohim” con mayor frecuencia, se debe al resultado de un Elohista, o alguien que usó esa palabra más frecuentemente que el Yahvista.

Otra persona que usó este método fue Eichhorn, cuyo análisis en 1787 fue similar al de Austruc. Sin embargo, ninguno de estos hombres negó la autoría Mosaica ni tampoco llevaron el análisis más allá del libro de Éxodo.

Unos años más tarde, un caballero llamado De Wette (1805), designó el libro de Deuteronomio a la época de Josías (período posterior Mosaico). Esto provocó que otros escritores abordaran el tema. En 1823, Eichhorn había renunciado a su reclamo de la autoria Mosaica del Pentateuco. Las letras asociadas con este tema fueron la J y la E.

Hupfeld

En 1853, Hupfeld propuso que existían dos fuentes Elohistas documentadas en Génesis, un autor para los capítulos del 1 al 19 y otro para los capítulos del 10 al 50. Él también colocó gran importancia en el redactor o en la persona que recopiló los documentos, el cual usó los derechos de editor durante la recopilación del libro de Génesis. Por lo tanto, el arreglo que hizo de los documentos fue así: Primero el Elohista, Segundo el Elohista, Yahvista, Deuteronómico: J, E, y D.

Graf-Wellhausen

Más tarde, Karl H. Graf en el año 1860, y Julius Wellhausen en 1870 dijeron que “de acuerdo a los libros históricos y proféticos del Antiguo Testamento, la legislación sacerdotal de los libros en la mitad del Pentateuco eran desconocidos en la época antes del exilio, y que esta legislación debía ser, por lo tanto, un desarrollo posterior.”2 La letra P llegó a estar asociada con este punto de vista.

Básicamente, ellos arreglaron la autoría del Pentateuco de la siguiente manera:

  1. La parte más temprana del Pentateuco llegó originalmente debido a dos documentos independientes, el Yahvista (850 A.C.) y el Elohista (750 A.C.).
  2. De estos, el Yahvista recopiló una obra narrativa (650 A.C.)
  3. Deuteronomio salió en la época de Josías y su autor lo incorporó en el trabajo del Yahvista.
  4. La legislación sacerdotal en el documento Elohista fue mayormente el trabajo de Esdras y se refiere como al Documento Sacerdotal o Presbiterial. Un(os) editor(es) posterior(es) revisó (revisaron) y editó (editaron) la colección de documentos alrededor del año 200 A.C. para formar así el tan extenso Pentateuco que tenemos hoy.3

Han existido pequeñas modificaciones de esta lista, pero esta es básicamente la misma forma usada por aquellos que sostienen la Hipótesis Documentaria.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés.

  • 1. Allis, Oswald T. "Los Cinco Libros de Moisés." Phillipsburg, New Jersey: Presbyterian and Reformed Publishing Co., 1949, página 22.
  • 2. Ibid, página 17.
  • 3. McDowell, Josh. "Más Evidencia que Demanda un Veredicto." Here's Life Publishers, Inc., 1981. página 45.

 

 

 

 
 
CARM ison