La Salvación de acuerdo a la Organización El Atalaya, Parte 1

De acuerdo a la Organización El Atalaya, en su revista La Atalaya del 15 de febrero 15, 1983, página 12, enseña que hay cuatro requisitos para la salvación. Por favor, revise la lista. (Nota: Puede ver esta cita en su contexto.)

1. Jesucristo identificó un primer requisito cuando le dijo al Padre en oración: "Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado." (Jn 17:3). El conocimiento de Dios y de Jesucristo incluye el conocimiento de los propósitos de Dios con relación a la tierra y al papel de Cristo como el nuevo rey de la tierra. ¿Adquirirá este conocimiento estudiando la Biblia?
2. Muchos han encontrado el segundo requisito más difícil; este es, obedecer las leyes de Dios para conformar la vida de uno a los requisitos morales establecidos en la Biblia. Esto incluye abstenerse de una forma de vida corrupta, inmoral. 1ª Corintios 6:9-10; 1ª Pedro 4:3, 4.
3. Un tercer requisito es que debemos estar asociados con el canal de Dios, su organización. Dios siempre ha usado una organización. Por ejemplo, sólo aquellos en el día del arca de Noé sobrevivieron al diluvio y sólo aquellos asociados con la congregación cristiana en el primer siglo obtuvieron el favor de Dios (Hechos 4:12). De igual forma, Jehová hoy está utilizando solo una organización para llevar a cabo su voluntad. Para recibir vida eterna en el Paraíso terrenal debemos identificar la organización y servir a Dios formando parte de ésta.
4. El cuarto requisito se relaciona con la lealtad. Dios requiere que posibles súbditos de su Reino apoyen su gobierno lealmente, defendiendo la regla de su Reino delante de otros. Jesucristo explicó: “Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.” (Mateo 24:14). ¿Cumplirá Ud. estos requisitos diciéndoles a otros acerca del Reino de Dios?

¿Pero qué dice la Biblia?

De acuerdo a la Biblia, la salvación se obtiene por la sola fe en Cristo y por lo Él que hizo en la cruz. Esta es la razón por la que la Biblia dice que somos justificados por fe. (Romanos 5:1: “Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo;”). La justificación es la declaración legal hecha por Dios, donde declara justo al pecador. Y esta declaración, está basada en la expiación substitutoria de Jesús en la cruz, al tomar Él nuestro lugar:

  • 2ª Corintios 5:21: “Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él.”
  • 1ª Pedro 2:24: “quien llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia; y por cuya herida fuisteis sanados.”

Debido a que Jesús tomó nuestro lugar y satisfizo toda la ley, no estamos obligados a guardarla de ninguna manera para ser justificados/salvos. Su justicia –al cumplir Jesús la ley¬– nos es dado a nosotros por la sola fe. Esta es la razón por la cual Jesús nos ha dado descanso (Mateo 11:28: “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.”). Es el descansar nuestro al pretender lograr nuestra salvación por nuestros propios medios. Como cristianos somos salvos por la gracia a través de la fe (Efesios 2:8-9: “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; 9 no por obras, para que nadie se gloríe.”) y a que nunca podremos complacer a Dios con cualquier obra que hagamos. (Isaías 64:6: “Si bien todos nosotros somos como suciedad, y todas nuestras justicias como trapo de inmundicia; y caímos todos nosotros como la hoja, y nuestras maldades nos llevaron como viento.” Gálatas 2:21: “No desecho la gracia de Dios; pues si por la ley fuese la justicia, entonces por demás murió Cristo.”). Sólo a través de Jesús y Su obra en la cruz es que somos salvos.

Cuando los cristianos gálatas pensaron en ser circuncidados, ellos, básicamente estaban tratando de completar su salvación por una obra de la ley:

  • Gálatas 5:3-4: “Y otra vez testifico a todo hombre que se circuncida, que está obligado a guardar toda la ley. 4 De Cristo os desligasteis, los que por la ley os justificáis; de la gracia habéis caído.”

¿Por qué? La Biblia dice:

  • Romanos 11:6 dice: “Y si por gracia, ya no es por obras; de otra manera la gracia ya no es gracia. Y si por obras, ya no es gracia; de otra manera la obra ya no es obra.”

Desafortunadamente para los testigos de Jehová, la Organización El Atalaya está enseñando que para poder ser salvo un testigo debe:

  1. Tener pleno conocimiento acerca del Padre.
  2. Obedecer, guardando las leyes de Dios.
  3. Tener que estar asociado a la organización.
  4. Ser leal en cuanto a esparcir las noticias del reino de Dios, pero de acuerdo a la organización.

Por favor, tenga en cuenta que la Organización El Atalaya no enseña acerca de venir a Cristo como lo declaró Jesús en Mateo 11:28: “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.”. Esta organización no permite que sus adherentes se enfoquen en el sacrificio de Cristo en la cruz y lo que hizo Jesús. Tampoco enseña qué es lo que nos salva:

  • 1ª Corintios 15:1-4: “Además os declaro, hermanos, el evangelio que os he predicado, el cual también recibisteis, en el cual también perseveráis; 2 por el cual asimismo, si retenéis la palabra que os he predicado, sois salvos, si no creísteis en vano. 3 Porque primeramente os he enseñado lo que asimismo recibí: Que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras; 4 y que fue sepultado, y que resucitó al tercer día, conforme a las Escrituras;”

Más bien se enfoca en el Padre, en ellos como organización y en obras. Es el tema de las obras el que es más problemático aquí. La organización de los Testigos de Jehová enseña obras de justicia en combinación con el sacrificio de Cristo. Esta combinación de nuestras obras y el sacrificio de Jesús es una enseñanza que, no sólo es una herejía, sino que también invalida la salvación por gracia.

Las obras no nos salvan

  • Romanos 3:28: “Concluimos, pues, que el hombre es justificado por fe sin las obras de la ley.”
  • Romanos 4:5: “mas al que no obra, sino cree en aquel que justifica al impío, su fe le es contada por justicia.”
  • Gálatas 2:16: “sabiendo que el hombre no es justificado por las obras de la ley, sino por la fe de Jesucristo, nosotros también hemos creído en Jesucristo…”
  • Gálatas 3:11: “Y que por la ley ninguno se justifica para con Dios, es evidente, porque: El justo por la fe vivirá;”Filipenses 3:9: “y ser hallado en él, no teniendo mi propia justicia, que es por la ley, sino la que es por la fe de Cristo, la justicia que es de Dios por la fe;”

Una vez más y como está citado anteriormente por la Organización El Atalaya: “Muchos han encontrado el segundo requisito más difícil; este es, obedecer las leyes de Dios para conformar la vida de uno a los requisitos morales establecidos en la Biblia. Esto incluye abstenerse de una forma de vida corrupta, inmoral.” (Énfasis añadido.) Ahora bien, si lo anterior no es suficiente, considere por favor, la siguiente cita:

  • Aceptar el mensaje de salvación y entregarnos nosotros mismos a Dios a través de Cristo y ser bautizados en agua es sólo el principio de nuestro ejercicio de fe. Éste es sólo el principio de nuestra obediencia a Dios. Nos establece en el camino de la vida eterna, pero esto no significa nuestra salvación final.” ("Esto Significa Vida Eterna", ["This Means Everlasting Life"] pág. 181).

Como puede ver, la Organización El Atalaya enseña que la salvación depende de la obra del Testigo de Jehová y que en última instancia, “no significa nuestra salvación final”. Esta es definitivamente una doctrina que lleva a la condenación.

Testigo de Jehová: ¿Está Ud. haciendo suficientes obras para ser salvo?

Si Ud. es un testigo de Jehová, ¿está haciendo suficientes obras para ser salvo? Todas las horas que pasa yendo en puerta en puerta, ¿serán suficientes para complacer a Dios lo suficiente para que le permita estar en el Paraíso de la Tierra? ¿Está Ud. cumpliendo toda la ley de Dios? Si no la está cumpliendo, ¿por qué no?

¿Cree Ud. que la sinceridad hará la diferencia? Si es así, Ud. está por despertar bruscamente.

  • Mateo 7:21-23: “No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. 22 Muchos me dirán en aquel día: señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? 23 Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad.”

Note la forma como aquellos condenados en el día del juicio apelan a sus obras que hicieron en el nombre de Jesús. En otras palabras, combinaron su fe y obras en su defensa ante Jesús para salvación. Pero para los Testigos no es suficiente la fe. ¿Es eso lo que Ud. está haciendo? ¿Está Ud. confiando en la completa gracia de Dios en solo Cristo o está deseando ser capaz de poder demostrarle a Dios que es un digno testigo de Jehová por sus obras de obediencia? Delante de Jehová Dios, Ud. nunca podrá ser digno por lo que pretenda hacer:

  • Isaías 64:6: “Si bien todos nosotros somos como suciedad, y todas nuestras justicias como trapo de inmundicia; y caímos todos nosotros como la hoja, y nuestras maldades nos llevaron como viento.”

Y esta es la razón por la que los verdaderos cristianos son solo justificados (salvos) solamente por la fe (Ro 5:1).

El verdadero cristianismo es la enseñanza de que Jesús es Dios en carne (Jn 1:1, 14; Col 2:9) y por lo que Él es, Su sacrificio tiene un valor incalculable. De ahí, que ningún hombre por perfecto que sea considerado, podrá jamás perdonarle de sus pecados. Tiene que ser el sacrificio del mismo Dios encarnado en la Persona de Jesús. Y este sacrificio, así no se lo enseñe su organización, es suficiente para salvarnos de nuestros pecados. Todo lo que necesitamos hacer, es creer y por fe somos justificados (Ro 5:1; Ef 2:8-9). Es solo después de que hemos sido salvos por la fe que salimos y hacemos obras y guardamos Sus mandamientos. Pero las hacemos porque ya somos salvos, no para pretender obtener la salvación o por mantener nuestra salvación.

¿Es Ud. lo suficientemente bueno? ¿Es su corazón lo suficientemente bueno? ¿Es Ud. lo suficientemente sincero? ¿Ya cumplió sus horas o necesita más para ir de puerta en puerta y pretender ser agradable a Dios?... ¿Necesita un descanso? Si es así, venga a Jesús para que descanse porque Él ya lo hizo todo por Ud., y pídale que perdone sus pecados.

  • Mateo 11:28-30: “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. 29 Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallareis descanso para vuestras almas; 30 porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga.”
  • Mateo 28:18: “Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra.”
  • Juan 14:14: “Si algo pidiereis en mi nombre yo lo haré.”

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison