Los Testigos de Jehová deberán hacer la voluntad de Dios el resto de sus vidas para ser salvos

“¿Qué debemos hacer para ser salvos?”
El Atalaya, septiembre 15, 1989, páginas 5-7

  • Se cita al final de la página: “Sí, existen varias cosas involucradas en ser salvos. Debemos obtener un conocimiento adecuado de los propósitos de Dios y su camino de salvación. Entonces, debemos entonces, la fe en el Agente Jefe de la salvación. Jesucristo, y hacer la voluntad de Dios el resto de nuestras vidas. (Jn 3:16; Tito 2:14). La salvación es segura para aquellos que siguen este curso. Pero involucra el perseverar rectamente hasta el final de nuestra vida presente o de este sistema de cosas. Sólo ‘el que haya aguantado hasta el fin es el que será salvo.’ (Mateo 24:13).”

Comentario: Hacer la voluntad de Dios por el resto de sus vidas es requisito para la salvación de los Testigos de Jehová.
__________________________________

Página 5

Requisitos para la Salvación

Así que entonces, ¿Qué se requiere para la salvación? El primer requisito es el que el apóstol Pablo le declaró al carcelero de Filipos: “Cree en el Señor Jesús y serás salvo, tú y tu casa.” (Hch 16:31). Sincera aceptación del derramamiento de la sangre de Jesús es esencial si vamos a ser salvos. ¿Y qué significará para nosotros salvación? Jesús señaló la respuesta cuando dijo: “Y yo les doy vida eterna, y no serán destruidas nunca, y nadie las arrebatará de mi mano.” (Jn 10:28). Para la mayoría salvación significará vida eterna en la tierra restaurada hasta la perfección paradisíaca. (Sal 37:10, 11; Ap 21:3, 4). Sin embargo, para el caso de un pequeño rebaño, esto significará gobernar con Jesús en su Reino celestial. Lc 12:32; Ap 5:9, 10; 20:4.

Algunos sugieren que creer en Jesús es el fin de todo el asunto. Existe sólo una cosa que cualquiera necesita para lograr el cielo—dice un tratado religioso y esto es, aceptar a Jesucristo como su Salvador personal, rendirse a Él como Señor y Amo, y confesarlo abiertamente delante del mundo. Así, muchos creen que una experiencia emocional de conversión es todo lo que necesitamos para poder garantizar la vida eterna. Sin embargo, concentrarse en un solo requisito para la salvación excluyendo los otros es como leer una cláusula importante en un contrato e ignorar el resto.

Esto se hace más evidente cuando…

Página 6

…escuchamos los comentarios de algunos que una vez enseñaron que profesar creencia en Jesús es todo lo que necesitaríamos para ser salvos. Dice Bernice: Yo crecí en la Iglesia de los Hermanos, pero empecé a preguntarme que si la vida eterna depende solamente en Jesús, él mismo dijo: “Esto significa vida eterna, el que estén adquiriendo conocimiento de ti, el único Dios verdadero, y de aquel a quien tú enviaste, Jesucristo.” Juan 17:3.

Por nueve años, Norman estuvo convencido de que era salvo. Pero entonces vio que se requería más que una confesión emocional de que Jesús era su Salvador: “Veo en la Biblia que no era suficiente sólo con conocer a Dios; somos pecadores y necesitamos de la salvación, dice él. También tenemos que hacer obras que nos ayuden a buscar el arrepentimiento.” Mt 3:8; Hch 3:19.

Sí, creer en Jesús es importante para nuestra salvación, pero se necesita más que esto. Jesús habló de algunos que profesaban fe en él y aún hicieron obras poderosas en su nombre. Pero él no los reconoció a ellos. ¿Por qué? Porque eran trabajadores desordenados y no hicieron la voluntad de su Padre. (Mt 7:15-23). El discípulo Santiago nos recuerda a nosotros la necesidad de hacernos hacedores de la palabra y no solamente oidores, engañándose ustedes mismos con falsos razonamientos. Él también dijo: “Tú crees que hay un solo Dios, ¿verdad? Haces bastante bien. Y sin embargo los demonios creen y se estremecen…Fe sin obras es muerta.” Santiago 1:22; 2:19, 26.

Sin embargo, algunos argumentan que aquellos que son verdaderamente salvos hacen de todas maneras todas estas cosas. ¿Pero es este realmente el caso en la práctica? Deni, quien aceptó a Jesús cuando era un joven dice: “Las personas salvas que he conocido no sentían examinar las Escrituras porque ellos piensan que ya tienen todo lo que necesitan para la salvación. Es más, la hipocresía y los actos no Cristianos de muchos que claman ser salvos han traído todo el tema de la salvación en descrédito.”

No obstante, muchos insisten en que las Escrituras dicen: El que ha creído en el Hijo tiene vida eterna. (Jn 3:36, Versión King James). Por lo tanto, concluyen que una vez han aceptado al Señor Jesucristo como su Salvador personal, Usted nunca se perderá. El santo y seña es que una vez salvo, siempre salvo. ¿Pero es esto lo que realmente dicen las Escrituras? Para responder este interrogante necesitamos considerar cada cosa que la Biblia dice acerca del tema. No quisiéramos engañarnos a nosotros mismos con falsos razonamientos leyendo sólo las partes seleccionadas de la Palabra de Dios.

Una Vez Salvo, ¿Siempre Salvo?

Note la advertencia inspirada del discípulo Judas. Él escribió: “Amados, aunque estaba haciendo todo esfuerzo por escribirles acerca de la salvación que tenemos en común, se me hizo necesario escribirles para exhortarlos a que luchen tenazmente por la fe que una vez para siempre fue entregada a los santos.” (Judas 3). ¿Por qué Judas escribió esto? Por que él sabía que los Cristianos individuales todavía podían perder la salvación que ellos tenían en común. Continúo diciendo: “Deseo recordarles,…que Jehová, aunque salvó a un pueblo de la tierra de Egipto, [los Israelitas], después destruyó a los que no mostraron fe.” Judas 5.

La advertencia de Judas sería innecesaria si los Cristianos no enfrentaran un peligro similar a aquel de aquellos Israelitas. Judas no estaba cuestionando el valor del sacrificio de Jesús. Ese sacrificio nos ha salvado del pecado Adámico y Jesús protegerá a aquellos que ejercitan la fe en él. Nadie puede ser arrebatado de su mano. Pero podemos perder esa protección. ¿Cómo? Al hacer lo que muchos Israelitas hicieron y quienes eran salvos de…

Página 7

…Egipto. Deliberadamente podemos escoger desobedecer a Dios. Dt 30:19, 20.

Imagine que está siendo rescatado de un edificio en fuego. Piense en el descanso que sentiría al ser rescatado sin novedad del edificio y la persona que lo ha rescatado dice: “Usted está ahora seguro.” Sí, Usted sería salvado de una muerte segura. Pero ¿Qué sucedería si Usted decidiera regresar dentro del edificio por alguna tonta razón? Su vida estaría nuevamente en peligro.

Los Cristianos están en una condición de salvación. Ellos tienen la perspectiva de una vida eterna porque se encuentran en una posición de aprobación delante de Dios. Como un grupo, la salvación de ellos del pecado Adámico y todas sus consecuencias es real. Pero individualmente, ellos serán salvos a vida eterna si continúan adheridos a todos los requisitos de Dios. Jesús enfatizó esto cuando se comparó a sí mismo a una vid y sus discípulos a ramas en esa vid. Él dijo: “Todo sarmiento en mí que no lleva fruto, [Dios] él lo quita,… Si alguien no permanece en unión conmigo, es echado fuera como un sarmiento, y se seca; y a esos sarmientos los recogen y los arrojan al fuego, y se queman.” (Jn 15:2, 6; He 6:4-6). Aquellos que pierdan la fe en Jesús también perderán la vida eterna.

Aquel que Ha Soportado…Será Salvo

Sí. Existen varias cosas involucradas en ser salvo. Debemos adquirir el conocimiento adecuado de los propósitos de Dios y su camino de salvación. Debemos entonces, ejercitar la fe en el Agente Jefe de la salvación, Jesucristo, y hacer la voluntad de Dios el resto de nuestras vidas. (Jn 3:16; Tito 2:14). La salvación es segura para aquellos que siguen este curso. Pero involucra perseverar correctamente hasta el fin de nuestra vida presente o de este sistema de cosas. Sólo él/ella que ha soportado hasta el fin es el que será salvo. Mt 24:13.

También con otros en su casa, el carcelero de Filipos respondió positivamente al mensaje de salvación que Pablo y Silas predicaron. Él y todos fueron bautizados sin demora. (Hch 16:33). Nosotros podemos tomar una acción positiva similar. De este modo, entraremos a una relación cercana y bendecida con Jehová Dios y su Hijo, Jesucristo, y podemos tener seguridad completa en las provisiones divinas para la salvación. Ahora que habían creído en Dios, el carcelero de Filipos se regocijó grandemente con toda su casa. (Hch 16:34). Tal clase de curso también hará que nosotros nos regocijemos grandemente.

 

Este artículo también está disponible en: inglés.

 

 

 

 
 
CARM ison