Mahoma

ka aba

Por, Matt Slick

Pocas personas en toda la historia han tenido alguna vez una influencia tan amplia que hasta el curso de las naciones han cambiado. Una de estas personas es Mahoma. Para la mayoría del mundo, Mahoma era un árabe que vivió en el oriente medio en el siglo 7º  y es el fundador del islam. Para los musulmanes, Mahoma es el único verdadero profeta de Alá el cual reemplaza a todos los profetas del cristianismo y el cual, en forma individual entregó la última y perfecta palabra de Alá, el dios del islam. Cualquiera que sea su posición, Mahoma es una figura importante en la historia de la humanidad.

Mahoma, cuyo nombre completo es Abu l-Qasim Muhammad ibn ‘Abd Allāh al-Hashimi al-Qurashi, nació en el año 570 en La Meca la cual se encuentra ubicada en Arabia Saudita. En ese entonces, la ciudad era el centro cultural y religioso de Arabia. El área no contaba con un gobierno central y estaba llena de tribus enfrentadas en guerras tribales contra numerosas religiones competitivas y politeístas. En el corazón de La Meca estaba la Kaaba (cubo en árabe), un santuario de aproximadamente 18 metros x 18 metros x 18 metros el cual contenía cientos de ídolos y es conocida como la Casa de Alá. Alá fue reconocido como la deidad suprema pero era adorado también con otras deidades. La tradición islámica cree que la Kaaba fue construida por Abraham e Ismael, el hijo de la sierva Agar, en el mismo santuario que Adán le levantó a Dios. En la esquina oriental de la Kaaba se encuentra la Piedra Negra, llamada en Árabe, Hajar al Aswad y se cree que sea un meteorito.

Nace Mahoma

Mahoma nace de su madre Amina, en la tribu Quarish; en ese tiempo, la tribu gobernante de La Meca. Hasta la edad de ocho años, fue criado por su abuelo Abdul Muttalib debido a que su padre, Abadía, murió en Yathrib unas pocas semanas antes de que Mahoma naciera. Amina, su madre, murió cuando tenía seis años de edad. Después de la muerte de su abuelo, su tío Abu Talib tomó entonces la responsabilidad de criar a Mahoma. Abu Talib era un hombre de negocios involucrado en el comercio. Debido a que Mahoma viajaba con frecuencia con su tío tuvo la oportunidad de involucrarse tanto con Judíos como con cristianos. Su relación con los judíos se llevó a cabo 480 kilómetros al norte de Medina y con los cristianos tanto al norte como al sur de Nejran. La historia nos dice que cuando tenía doce años fue con su tío, a Siria, en una caravana de mercaderes. Sus encuentros tanto con judíos como cristianos parecen estar reflejados en los pasajes de El Corán como a “Las Personas del Libro” (3:64, 71, 187; 5:59). El término “Las Personas del Libro” es una referencia tanto a judíos como cristianos los cuales habían recibido la Palabra de Dios a través de Sus profetas antes que Mahoma escribiera El Corán.

A la edad de 25 años, Mahoma fue contratado para administrar los negocios de una vida rica llamada Jadiya (Khadija) y de quien dicen los historiadores, era 15 años mayor que él. Fue a Siria como mercader a las órdenes de la viuda y negoció exitosamente en ese lugar. Esto, aparentemente, impresionó a Jadiya quien más tarde, terminó proponiéndole a Mahoma que se casaran y finalmente, así lo hicieron en el año 595. Jadiya tuvo seis hijos con Mahoma, dos varones y cuatro mujeres. Sus hijos varones murieron en la infancia quedando sus cuatro hijas, Zainab, Ruqayyah, Umm Kulzum y Fátima. Mahoma permaneció casado con Jadiya por 25 años hasta que ella murió a la edad de 65 durante el mes de Ramadán, mucho después de iniciado el Islam.

A la edad de 35 años, Mahoma, tomó la costumbre de estar a solas fuera de La Meca, a una cueva en el Monte Hira para meditar y hacer contemplación. Fue durante uno de esos momentos que Mahoma dijo que un ser angelical se le había aparecido llamándolo. Esto perturbó a Mahoma (El Corán 81:19-29) y le comentó a su esposa Jadiya que había sido visitado por un Jinn maligno—se supone que los Jinn son seres vivientes como las personas, pero no ángeles, los cuales fueron creados del fuego y son invisibles, aún cuando habitan en la tierra. Un corto tiempo después, en el año 610 (se cree que es el año 26 del Ramadán), mientras se encontraba en la cueva del Monte, Mahoma dijo que el ángel Gabriel se le apareció y le ordenó a él recitar (96:1-19). Esta recitación se convirtió en El Corán. En estos encuentros con el ángel Gabriel, algunas veces lo veía, otras, lo escuchaba y en otras ocasiones sólo escuchaba el sonido de una campana por medio del cual oía las palabras que venían del ángel.

Mahoma era analfabeta (no leía ni escribía), así que fue instruido a que memorizara las palabras dadas a él por Gabriel. Esta recitación es conocida como El Corán, la cual recibió Mahoma en un período de 23 años, finalizando en el año 632, año de su muerte. Al principio, Mahoma dudó que Alá lo hubiera llamado para ser un profeta. En otras ocasiones, tanto su esposa como un primo lo aconsejaron diciéndole que Alá sería fiel a él y que no permitiría que fuera engañado. Mahoma fue convencido y escribió en El Corán: “Di: ‘Cualquiera que se oponga a Gabriel debe saber que él ha traído y puesto esto (El Corán) en tu corazón, de acuerdo con la voluntad de Dios, confirmando escrituras previas, y proporcionando guía y buenas nuevas para los creyentes’” (Sura 2:97).

El islam establece sus raíces

La misión de Mahoma entonces fue la de proclamar la verdad del islam, dada a él por Alá, a través del ángel Gabriel. Mahoma llamó a las personas de su alrededor para que se arrepintieran de su adoración a los ídolos, para hacer el bien y para servir al único y verdadero Alá. Él enseñó que el hombre es un esclavo de Alá y que es su trabajo someterse y obedecer a Alá. Él dijo que el Día del Juicio estaba llegando y que las obras de un hombre serían pesadas en ese día. Aquellos que sus buenas obras pesaran más que las malas, podrían, por la gracia de Alá ser salvos y entrar en el Jardín (Paraíso) el cual está lleno de placeres sensuales. Los no salvos van al infierno. Sus primeros convertidos fueron su esposa Jadiya, su primo Ali, y su hijo adoptado Zaid ibn Haritha. Inmeditamente después, Abu Bakú también creyó. En sus primeros tres años de proclamar el Islam, contaba con 40 convertidos.

Aún cuando su proclamación atrajo a pocas personas, trajo mucha oposición. La tribu gobernante, los Quraish, trataron de detener su proclamación recurriendo a su tío Abu Talib. Pero Mahoma rehusó firmemente dejar de proclamar el mensaje que había recibido. Debido a que Abu Talib era influyente en la tribu, la vida de Mahoma estaba protegida y pudo continuar su proclamación lo cual hizo que muchas personas se enojaran. Los Quraish empezaron a perseguir a los nuevos musulmanes golpeándolos y boicoteando sus negocios. En los rezos públicos, Mahoma fue acosado y  se burlaban de él. De igual manera, sus seguidores fueron mal tratados. Pero Mahoma permaneció inquebrantable.

Debido a la persecución, los musulmanes se mudaron a Abisinia, la Etiopía de hoy, y fueron protegidos por el gobernante cristiano. Después de un tiempo, regresó a Medina y continuó su proclamación. Más convertidos se unieron a sus filas y más personas buscaban frustrarlo. Esto se debía a que el mensaje del islam era socio político. El islam cubre la creencia, la sociedad, la conducta, la ética, etc. Este sistema de creencia que iniciaba, amenazó el negocio lucrativo que crecía alrededor de los peregrinos idolatras que iban a la Kaaba y que muchos árabes disfrutaban. La tribu gobernante, los Quarish, pronto descubrieron que dentro de su reinado una pequeña banda de creyentes, un pequeño “país” dentro la tribu, estaba levantándose. La parte gobernante empezó a sentirse más y más preocupada y amenazada por los musulmanes y la presión contra Mahoma empezó a aumentar.

En el año 619 Mahoma perdió a su esposa Jadiya y a su amado tío Abu Talib (el cual nunca se convirtió al islam). “Después de unos pocos meses, Mahoma buscó consuelo al casarse con la viuda de uno de los creyentes llamada Sawdah. Más tarde, también se casó con Aisha, la hija de siete años de edad de Abu Bakú, la cual llevó a su casa tres años después1 De acuerdo a historiadores musulmanes, Mahoma tenía 9 esposas reseñadas y más de 20 como algunos otros estiman.

La Hégira

El año 622 es una fecha significativa para los musulmanes. Esta fecha es conocida como el año de la Hijra, o la Migración de La Meca a Yathrib (la cual, más tarde, se convertiría en Medina) donde establecieron su primera verdadera comunidad Islámica. El calendario musulmán comienza su historia desde el 16 de julio de 622 el primer día del año lunar en el cual la Hégira tomó lugar.

En Medina, Mahoma proclamó acerca de Alá y del monoteísmo instando a que todas las personas regresaran a la verdadera fe de Abraham. En ese tiempo en Medina, Mahoma, cuando rezaba a Alá miraba hacia Jerusalén, de la misma forma como lo hacían los muchos judíos que vivían en esa ciudad cuando oraban a Dios. Proclamó acerca de Ala, del arrepentimiento y del perdón de pecados. Su primer sermón en Medina fue un día viernes, razón por la cual, la adoración de la congregación islámica se lleva a cabo los viernes.

Sin embargo, y en la medida en que el tiempo pasaba, los judíos empezaron a desaprobar a Mahoma y a su movimiento. Confrontaba a los judíos diciéndoles que habían malinterpretado las Escrituras. Esto extrañó a los judíos de la región y finalmente un día mientras se encontraba rezando, súbitamente dejó de mirar a Jerusalén y empezó a mirar hacia La Meca. Él dijo que la Kaaba en La Meca, era el verdadero lugar de adoración debido a que había sido construido por Abraham. Hasta este día, todos los musulmanes deben mirar hacia La Meca cuando están rezando.

Después de dos años a no les estaba yendo bien económicamente a los musulmanes en Medina y esto, combinado con la persecución a la que estaban sometidos, llevó a que Mahoma tuviera una revelación en la cual se le permitía asaltar y robar las caravanas asesinando a los mercaderes que se dirigían hacia La Meca. Esto fue llevado a cabo y los problemas financieros de los musulmanes fueron resueltos. En vista de esta situación, los integrantes de las caravanas decidieron y enviaron un pequeño ejército a invadir a Medina. Posteriormente a esto, hubo una batalla significativa en Badr donde Mahoma con 350 hombres derrotó a ese ejército de 1.000 hombres. Esto les dio seguridad a los musulmanes, por lo que más personas se animaron a formar parte de este grupo lo cual a su vez, le dificultó la situación a la tribu Quraish.

En el quinto año de la Hégira, los Quraish trataron de destruir a los musulmanes pero fallaron. Para ese momento, los musulmanes estaban muy fuertes, así que los Quraish nunca más trataron de batallarlos. Mahoma entonces decidió establecerse en La Meca. En Marzo de 628 se firmó un tratado que sólo duró dos años, el cual fue roto por los regentes de la ciudad. A raíz de esto, Mahoma tomó 10.000 hombres y conquistó la ciudad sin resistencia.

Desde ahí, el movimiento de Mahoma aumentó considerablemente. En 631 dos tribus se unieron a Mahoma; estas fueron la Hijaz y la Najd. Después de esto, muchas batallas se libraron.

Algunas de las batallas libradas por Mahoma y los musulmanes

  • 23 de Marzo de 625, Batalla de Uhud: Primer intento de Abu Sufran de tomar Medina. Ni los musulmanes ni el ejército de Abu Sufran salieron victoriosos.
  • Abril de 627, la Guerra de las Trincheras.
  • 630, la Batalla de Hunsin.

En el año 630 y después de haber conquistado La Meca, Mahoma destruye todos los ídolos de la ciudad. En el 632, Mahoma da su última proclamación, cayendo posteriormente enfermo y muere en la presencia de su esposa favorita Aisha, y el padre de ésta, Abu-Bakr. Fue enterrado en su propia casa de Medina. Su suegro, se convierte en Califa, líder religioso del Islam.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

  • 1. Millar, William M., "Una Respuesta Cristiana al Islam" ["A Christian’s Response to Islam"], Phillipsburg, NJ: Presbyterian and Reformed Publishing, página 23.

 

 

 

 
 
CARM ison