Monofisismo/Monofisitismo

El Monofisitismo está equivocado con relación a la naturaleza de Cristo que asegura que Jesús tenía sólo una naturaleza, no dos, como se enseña de manera correcta en la doctrina de la unión hipostática: Jesús es tanto Dios como hombre en una sola persona. En el Monofisitismo, había una sola naturaleza: la divina, no la humana. Algunas veces es relacionada al Eutiquianismo, por Eutiques (378-452), pero existen ligeras diferencias. El Monofisitismo se levantó como una reacción contra el Nestorianismo el cual enseñaba que Jesús tuvo dos personas diferentes en vez de una. Sus raíces pueden ser seguidas hasta el Apolinarianismo el cual enseñaba que la naturaleza divina de Cristo superó y reemplazó a la naturaleza humana.

El Monofisitismo fue limitado principalmente a la iglesia de Oriente y tuvo una pequeña influencia en la de Occidente. En 451, el Concilio de Calcedonia intentó establecer un terreno común entre el monofisitismo y el ortodoxo, pero no resultó y se levantaron divisiones en la iglesia del Oriente, la cual, eventualmente excomulgaba a los monofisitistas en el siglo 6º.

La negación de la naturaleza humana de Cristo es una negación de la encarnación verdadera de la Palabra como hombre. Sin una real encarnación entonces, no puede haber expiación de pecado para la humanidad ya que entonces no fue un hombre real el que murió por nuestros pecados.

Ésta fue condenada como herejía el Sexto Concilio Ecuménico en 680-681.

 

Este artículo también está disponible en: inglés.

 

 

 

 
 
CARM ison