¿Puede Dios hacer una roca tan grande que no la puede recoger?

Por Matt Slick

Esta pregunta es representativa del tipo de paradojas ateas usadas para intentar probar que Dios no puede existir. Funciona así: Se supone que Dios sea omnipotente. Si Él es omnipotente, entonces, él puede crear una roca tan grande que no la podría levantar. Si Él no puede levantar una roca como esta, entonces, no es omnipotente. Si Él puede hacer una roca tan grande que no la pueda levantar, entonces, Él tampoco es omnipotente. De cualquier forma, se demuestra que Dios no puede hacer algo. Por lo tanto, Dios no es omnipotente y no existe.

¿Es esto lógico? No. El problema es que el argumento omite alguna información importante y llega a una conclusión imprecisa.

Lo que le falta a la “paradoja” anterior es información importante con relación a la naturaleza de Dios. Su omnipotencia no es algo independiente de Su naturaleza; es parte de Su naturaleza. Dios tiene una naturaleza y Sus atributos operan dentro de esa naturaleza, como cualquier cosa y todo lo demás.

Por ejemplo: Yo tengo naturaleza humana. Puedo correr. Pero no puedo escapar de un león. Mi naturaleza simplemente no lo permite. Mi habilidad para correr está conectada a mi naturaleza y no puedo violarla. De igual forma sucede con Dios. Su omnipotencia está conectada a Su naturaleza, debido a que ser omnipotente es parte de lo que Él es. Entonces, omnipotencia, debe ser consistente con lo que Él es, y no con lo que no es, ya que Su omnipotencia no es en sí una entidad. Por lo tanto, Dios sólo puede hacer cosas que son consistentes con Su naturaleza. Él no puede mentir porque hacerlo va en contra de Su naturaleza. No ser capaz de mentir no significa que Él no sea Dios o que no es todopoderoso; ni tampoco, puede dejar de ser Dios. Ya que Él se encuentra en todo lugar al mismo tiempo, si Él dejará de existir, Él no estaría entonces en todo lugar al mismo tiempo. Por lo tanto, Él no puede dejar de existir sin violar Su propia naturaleza.

El punto es que Dios no puede hacer algo que viole Su propia existencia y naturaleza. Por lo tanto, Él no puede hacer una roca tan grande que no la pueda levantar o hacer algo más grande que Él Mismo, etc. Pero no ser capaz de hacer esto no significa que Él no es Dios, ni tampoco que Él no sea omnipotente. La omnipotencia no es la habilidad para hacer algo concebible; más bien, es la habilidad para hacer algo consistente con Su naturaleza y consistente con Su deseo, dentro del mundo de su poder ilimitado y universal, el cual, nosotros ni poseemos ni entendemos a cabalidad. Esto no significa que Él pueda violar Su propia naturaleza. Si Él hace algo que no sea consistente con Su naturaleza, entonces, sería contradictorio en Sí Mismo. Si Dios fuera contradictorio en Sí Mismo, no sería verdadero. De igual forma, si Él hiciera algo que violara Su naturaleza, como hacer una roca tan grande que no la pudiera levantar, Él tampoco sería verdadero ya que esto, en sí mismo, sería una contracción. Debido a que la verdad no es contradictoria en sí ni tampoco Dios es contradictorio, si Él no fuera verdadero, Él no sería Dios. Pero Dios es verdadero y no es contradictorio. Por lo tanto, Dios no puede hacer algo que viole Su propia naturaleza.

Una roca de ese grande es imposible

Una forma de ver esto es entender que para que Dios haga algo tan grande como una roca y no pueda levantarla y considerando que Él es infinito en tamaño, tendría que hacer una roca más grande que Él Mismo. Ya que en la naturaleza Él es lo más grande que existe―debido a que Él creó todas las cosas―Él no puede violar Su propia naturaleza haciendo una roca que sea más grande que Él.

Además, debido a que una roca por definición no es infinitamente grande, entonces no es posible lógicamente hacer una roca infinita―cuando su tamaño es finito―ya que no sería más una roca ya que sólo Dios es infinito en tamaño. En diccionario.com una roca se define como “relativamente duro, mineral formado naturalmente o materia petrificada; piedra. a) Una pieza relativamente pequeña o fragmento de tal material. b) Un cuerpo relativamente grande de tal material como un acantilado o una montaña. c) Un agregado formado naturalmente de materia mineral que constituye una parte significativa de la corteza de la tierra.” Una roca entonces, no es infinitamente grande. Así que para decir que una roca sea tan grande que Dios no la pueda levantar es decir que una roca deja de ser una roca.

Lo que los críticos están diciendo es que Dios se vuelve contradictorio como una prueba de que Él no existe. La afirmación de ellos es desde el principio ilógica. Así que lo que ellos están tratando de hacer es que Dios es ilógico. Ellos quieren usar lo ilógico en vez de lo lógico para probar que Dios no existe. Esto no funciona y la “paradoja” es en sí misma refutada e inválida.

 

 

 

 
 
CARM ison