Las parejas que no están casadas, ¿pueden vivir juntos?

No. Las parejas que no estén casadas, no deberían vivir juntas. Aun cuando la sociedad secular promueve tal clase de conducta pecadora, la Biblia nos enseña que cuando una mujer y un hombre viven juntos, esto, debería suceder cuando estén casados. La unión de la pareja es sólo para y dentro del matrimonio y no por el hecho de la búsqueda de placer y conveniencia. Tal fornicación muestra falta de respecto a cada uno, motiva a las personas a permitir el placer sensual fuera de la seguridad del matrimonio; presenta riesgos de niños no reconocidos fuera del matrimonio y el de asesinar niños, por medio del aborto, antes de que nazcan.

La Palabra de Dios también nos dice que nos abstengamos de todo mal (1 Ts 5:22). Aun cuando una pareja decida vivir juntos sin estar casados y no tener relaciones sexuales, la apariencia de una conducta pecadora sería inevitable. Por lo tanto, debido a que debemos obedecer a Dios antes que a los hombres (Hch 5:29), debemos actuar de una manera que sea consistente con los deseos que Dios tiene para nosotros. El matrimonio es lo que le permite a un hombre y a una mujer vivir juntos apropiada y moralmente. Por lo tanto, las parejas que no estén casadas no deberían vivir juntas y si lo están haciendo deberán resolver su situación ya que no es un buen testimonio.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison