¿Qué debería hacer una mujer si es violada y queda embarazada?

Por, Matt Slick

Este artículo fue generado debido a un correo electrónico enviado por una mujer que fue violada, quedó embarazada y tuvo al bebé. He reproducido parte de este correo junto con mi respuesta. Le siguen otros comentarios.

______________________________

El correo de ella:

“Fui violada hace 7 años. Ahora, tengo una hija resultado de esta violación. Casi morimos cuando fui a dar a luz. No podía soportar toda esta situación y esto tendrá—estoy segura—un efecto negativo sobre ella. 1) ¿Por qué tenía que suceder todo esto? Soy agnóstica. Por lo tanto, ¿merezco tal clase de castigo? 2) ¿Por qué debe sufrir mi hija pequeña? Si todo esto ha sucedido por mí, entonces, ¿por qué ella tiene también que sufrir? ¿Su dios no reconoce el dolor de ella? 3) ¿Por qué es que la vida de mi violador parece ser tan bendecida? Él ahora está casado, está libre y seguro y puede esconder su crimen. ¿Está Dios del lado de él? Parecería”.

Mi respuesta al correo de ella:

“Primero que todo, muchas gracias por escribirme. Siento profundamente esta situación y no la culpo por el efecto que esto ha tenido en Ud. Fue extremadamente equivocado lo que le sucedió, y la verdad, no sé por qué le sucedió esto. Como cristiano a quien le gusta responder preguntas difíciles, no tengo una respuesta. Y me disculpo por esto. Pero el pecado está presente en el mundo  y éste, levanta orgullosamente su cabeza contra todos. Yo mismo, perdí a un hijo por defecto de nacimiento el cual murió en nuestros brazos. Y todo lo que puedo decirle, es que aun cuando no entendimos porque sucedió, tuvimos nuestros ojos puestos en el Señor y fuimos confortados por Él a través de la experiencia.

No intento arrojar una luz en su situación. Pero la verdad es que no le puedo dar una respuesta definitiva, excepto decirle que vivimos en un mundo caído y que esta clase de cosas suceden. La persona que le hizo esto a Ud. sufrirá consecuencias eternas el día del juicio.

Dios sí reconoce el dolor. Y lo conoce debido a que vino y murió en la cruz por nosotros y sufrió gran dolor para nuestro beneficio y para que pudiéramos ser capaces de ser libres de las ataduras del pecado.

Estoy casado y he pensado acerca de lo que sucedería si mi esposa fuera violada y quedara embarazada. He pensado acerca de esto a través de los años. Primero que todo, insistiría para que el niño(a) fuera mío legalmente. Amaría a mi esposa y a ese/esa niño(a) y lo(a) consideraría como mío(a). Lo criaría con todo el amor que les daría a mis propios hijos. ¿Por qué? Porque no es la culpa del niño/de la niña. Él/ella no conoce los porqués. Lo único que necesita es ser amado(a), estar seguro en los brazos de sus padres. ¿Por qué tengo que hacer que el niño/la niña pague por los pecados de otros? ¿Por qué lo(a) consideraría menos importante o menos amado(a) que mis hijos naturales?

Aun cuando la llegada de ese bebé sería con dolor y angustia —de muchas maneras— le extendería el mismo amor de la manera como el Señor me lo extiende a mí. Él no me debe nada y me salvó misericordiosamente de mis pecados para que pudiera habitar con Él. ¿No debería hacer lo mismo con otros?

En cuanto a que Dios está del lado de su violador, y no en el suyo, éste, no es el caso. En los Salmos, la Biblia habla acerca de esta cosa. El salmista pregunta a Dios por qué el malvado prospera y el justo sufre. Dios le responde y le dice que en esta vida, puede que el malvado tenga éxito, pero que su fin es destrucción. Pero Dios es misericordioso aún para con el malvado. Él permite que ellos vivan, disfruten de sus familias, de salud, etc. Pero durante la vida de ellos se les predica el evangelio muchas veces para que tal vez así puedan arrepentirse de sus pecados y venir a la fe en Cristo; la cual necesitamos todos. Si ellos no se arrepienten, ellos serán condenados. Por lo tanto, Dios es tan misericordioso que les permite vivir con la esperanza de la conversión de ellos. Sin embargo, algunas veces, Él les permite ser castigados yendo a la cárcel. De cualquier forma, obtendrán lo que vendrá para ellos.

Me gustaría darle palabras de consuelo. Lo mejor que puedo hacer es decirle que Jesús es real y que Él puede confortarla de formas que yo no podría. Él puede limpiar su corazón y llenarlo con Su amor. Todo lo que necesita hacer es creer en Él como Dios, como el único que limpia de pecado. Entréguesele. Dele a Él su corazón, su ira, su impotencia, sus preguntas y crea en Él. Sé que es duro; pero es lo correcto.

Sé que es agnóstica y no estoy tratando de predicarle. Pero también fui agnóstico y sé la diferencia de vida con Cristo contra mi antiguo agnosticismo. En un mundo sin respuestas fáciles a preguntas difíciles, algunas veces la mejor respuesta es perdón y amor. Ud. no puede encontrar esta respuesta fuera de Aquel que ha creado el amor y el perdón.

También, y en esto soy muy sincero, si le gustaría hablar de esto por el teléfono, estaría feliz de hacerlo. No le predicaré ni la condenaré pero puedo responder preguntas…si no, por lo menos, esta pregunta”.

______________________________

Es desafortunado que esta mujer fuera violada y haya quedado embarazada. Muchas personas en este punto simplemente decidirían matar al bebé en ellas. Pero esto, sólo agrava el problema al agregarle asesinato a la violación. Cuando el óvulo y la esperma se unen, ya hay vida. La unión de estos simplemente completa su propósito y el resultado es una nueva vida humana. Esta nueva vida existe independientemente de si ha sido producida por medio de una violación o una unión amorosa entre un esposo y su esposa. La vida en el vientre simplemente necesita el mismo amor como cualquier otro bebé necesitaría.

Claro que es fácil escribir un artículo animando a una mujer embarazada por una violación aconsejándole a que tenga el bebé y lo crie, lo que implicaría incurrir en dificultades financieras, emocionales y físicas. Yo no sería quien atravesaría a través de las dificultades. Esto es cierto. Pero sin importar ese hecho, la verdad es que asesinar a un bebé en el vientre debido a una violación es tan equivocado como la misma violación. Acaso el hecho de tener hijos y amarlos, ¿no nos cuesta dificultades para criarlos? Claro que sí. Pero estas dificultades no niegan el hecho de que la nueva vida merece amor y confort; sobre todo, el derecho a vivir. Es equivocado asesinar simplemente al bebé que fue concebido por una violación. No es la culpa de ese bebé.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison