¿Qué es Redacción Crítica?

La redacción crítica de la Biblia es la teoría de que diferentes copistas y comentaristas de los escritos bíblicos tempranos exageraron y alteraron los textos bíblicos desde los inicios de la historia tanto Judía como Cristiana para hacerlos aparecer más milagrosos, inspirados y legítimos. Un ejemplo de la teoría de la redacción sería el reclamo de que las profecías del Antiguo Testamento fueron modificadas por los redactores después que los hechos sucedieron para hacerlas aparecer como profecías milagrosas. La redacción crítica minimiza la calidad de los registros bíblicos, arroja fuertes dudas acerca de su inspiración y da a entender que la Biblia no es digna de confianza como documento histórico.

Originalmente, la redacción crítica estaba circunscrita a los evangelios sinópticos (Mateo, Marcos y Lucas), pero se ha aplicado a otras áreas de la Escritura. Norman Perrin en su libro “¿Qué es la Redacción Crítica?” declara: “El requisito primordial para la redacción crítica es la habilidad para seguir la forma y el contenido del material usado por el autor con relación o de alguna manera para determinar la naturaleza y extensión de su actividad, al coleccionar y crear, también como para arreglar, editar y componer.”1

La redacción crítica empezó en Alemania al inicio de 1700 con Hermann Reimarus, quien era profesor de idiomas Orientales en Hamburgo. Él era deísta y escribió ampliamente contra el Cristianismo. Planteó que Jesús era un fracaso y que los discípulos alteraron sus historias en un intento para hacer aparecer a Jesús mesiánico y milagroso.

La redacción crítica fue continuada por David Friedrich Strauss (1808-1874) quien intentó mostrar que los evangelios fueron alterados, que eran la expresión de un mito y que no podían ser considerados históricos. Su contribución principal a la redacción crítica fue la idea de que Marcos fue usado como fuente documental para Mateo y Lucas.2

Wilhelm Wrede (1859-1906) fue el siguiente proponente más grande de la redacción crítica quien intentó mostrar que las narrativas históricas de Marco no eran confiables.

Algunas Evidencias y Respuestas para la Redacción Crítica

Algunas evidencias ofrecidas para sostener la redacción bíblica es que al final de Deuteronomio (Capítulo 34) los registros de la muerte de Moisés no fueron escritos por él; el arreglo de los Salmos en cinco secciones es el trabajo de un colector y que el Libro de Crónicas declara que está basado en escritos anteriores (1 Cr 9:1; 27:24; 29:29; 2 Cr 9:29; 13:22; 6:11; 20:34; 25:26; 27:7; 28:26; 32:32; 33:19; 35:27; 36:8).3 Existen otras evidencias pero las descritas aquí son suficientes.

Aún cuando existen registros de escritores bíblicos arreglando o comentando sobre eventos, esto no disminuye la autenticidad o la credibilidad de los documentos bíblicos. Comúnmente es aceptado por eruditos en círculos conservadores que Josué probablemente escribió el final de Deuteronomio. Esto no inválida la autoría Mosaica del Pentateuco. De igual manera, arreglar simplemente el material en categorías, como el de los Salmos, no afecta en nada su inspiración, autenticidad o credibilidad. Y de igual manera, el citar otras fuentes creíbles tampoco reduce la inspiración del Libro de Crónicas, o de la Biblia como un todo. El escritor inspirado para sus escritos del registro bíblico usó otros libros, que aunque precisos en sus datos, no eran inspirados, tampoco minimiza la autenticidad de la Biblia.

Otra forma como la redacción crítica tuerce la veracidad de la Biblia es la propuesta de que existieron redactores inspirados. Esto es, aquellas personas que inspiradas, recopilaron y comentaron sobre pasajes bíblicos. Pero esto contradice la doctrina de que los escritos originales eran inspirados. Después de todo, si los escritos originales eran inspirados, no habría necesidad para alterar el texto. Más adelante sugiere que lo que se dice en la Escritura no es de fiar. Por ejemplo, los evangelios, no contendrían realmente las palabras de Jesús sino sólo las palabras de los redactores quienes querían embellecer y/o modificar las “historias míticas” para hacerlas más espirituales e inspiradoras. Con esto, el engaño está implicado ya que los documentos bíblicos claman autenticidad y exactitud.

Aún cuando esto no está en el campo de este artículo, la redacción crítica se refuta por la evidencia de la credibilidad de los documentos históricos (la que se trata en el Criticismo Textual), el hecho de que las profecías fueron verdaderamente llevadas a cabo y cumplidas, y que la Biblia es arqueológicamente exacta. Debido a la ciencia del Criticismo Textual, los textos originales de la Biblia pueden ser reconstruidos con gran exactitud, la naturaleza de sus profecías verificadas y la inspiración de estos textos, mantenida.

 

Este artículo también está disponible en: inglés.

  • 1. Perrin, Norman, ¿Qué es la Redacción del Criticismo? [What is Redaction Criticism?] Filadelfia: Fortress Press, 1969, Pág. 2.
  • 2. Ibid., Pág. 4-5.
  • 3. Geisler, Norman, Enciclopedia Baker de Apologética Cristiana. [Baker Encyclopedia of Christian Apologetics] Grand Rapids, Michigan: Baker Books, 1999, Pág. 636.

 

 

 

 
 
CARM ison