¿Qué hay acerca de los hermafroditas?

Un hermafrodita es una persona que posee los órganos sexuales tanto masculinos como femeninos. La Biblia no menciona este tema. Por lo tanto, es difícil establecer doctrinalmente la posición del Señor acerca de los hermafroditas.

La intención de Dios con los géneros es que aquellos que nacen masculinos actúen como masculinos y aquellas que nacen femeninas, actúen como femeninas. Pero en casos raros, hay bebés que nacen con los órganos sexuales de ambos sexos. ¿Por qué sucede esto? Primero que todo, el pecado está en el mundo y a veces cobra su cuota en nuestros cuerpos dando como resultado diferentes anormalidades. Sin embargo, en el caso del hermafrodismo, todavía, la identidad del individuo sigue estando destinada por Dios para que sea uno u otra. Después de todo, Dios no haría a alguien para que esté en contradicción con Su orden y propósito creado. Esto significa que el hermafrodita, aun cuando sea físicamente ambiguo, sí posee una identidad: ya sea de uno o de otra. Parecería ser que lo mejor entonces, es permitir que el hermafrodita creciera y decidiera con cuál género permanecer, debido a que él/ella sabría internamente cuál se identifica. Si se decide la cirugía para hacer que la decisión sea permanente alterando el cuerpo y representar así uno u otro género, entonces, esta, parecería ser una correcta decisión.

Segundo, parece ser que la mayoría, si no todos los hermafroditas, tienen ya definido qué sexo tomar en la medida en que se desarrollan debido a que existe una dominancia genética interna (XX, XY) aun cuando en el exterior exista una ambigüedad. Es la dominancia genética interna lo que determina lo masculino o lo femenino; aun cuando algunas veces las mutaciones ocurren dejando ambos órganos sexuales. En algunos casos, hay hermafroditas que son distintivamente masculinos en apariencia, aun cuando tengan órganos sexuales femeninos. También, existen aquellos que parecen decididamente femeninos en su apariencia física, aun cuando poseen órganos sexuales masculinos. De cualquier forma, la dominancia genética es el género y la persona manifestará cuál es su dominancia en la medida en que él/ella madure.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison