¿Qué hizo Jesús inmediatamente después que fue bautizado por Juan el Bautista?

Marcos 1:7-13; Juan 1:27-40

Después de Su bautismo, Jesús pasó algún tiempo con los discípulos para posteriormente ir al desierto. El registro del apóstol Juan acerca del bautismo de Jesús no se enfoca en eventos cronológicos. Más bien, se enfoca en el aspecto ministerial de la misión de Cristo. Juan se enfoca en el tema del bautismo y la comisión de Cristo con la bendición del Padre. Marcos, simplemente declara que Jesús fue al desierto después de Su bautismo. Cada registro habla acerca de lo mismo, pero cada uno enfoca el tema de una forma muy diferente y presenta información diferente de los eventos. Marcos es conciso y menciona muchos más hechos que Juan. No existe por lo tanto contradicción ya que no hay conflicto en lo que se dijo.

Para más información, vea la Cronología del Bautismo de Jesús y la Tentación.

Marcos 1:7-13 Juan 1:27-40

7 Y predicaba, diciendo: Viene tras mí el que es más poderoso que yo, a quien no soy digno de desatar encorvado la correa de su calzado.

8 Yo a la verdad os he bautizado con agua; pero él os bautizará con Espíritu Santo.

27 Este es el que viene después de mí, el que es antes de mí, del cual yo no soy digno de desatar la correa del calzado.

28 Estas cosas sucedieron en Betábara, al otro lado del Jordán, donde Juan estaba bautizando.

29 El siguiente día vio Juan a Jesús que venía a él, y dijo: He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo.

30 Este es aquel de quien yo dije: Después de mí viene un varón, el cual es antes de mí; porque era primero que yo.

31 Y yo no le conocía; mas para que fuese manifestado a Israel, por esto vine yo bautizando con agua.

9 Aconteció en aquellos días, que Jesús vino de Nazaret de Galilea, y fue bautizado por Juan en el Jordán.

32 También dio Juan testimonio, diciendo: Vi al Espíritu que descendía del cielo como paloma, y permaneció sobre él.

33 Y yo no le conocía; pero el que me envió a bautizar con agua, aquél me dijo: Sobre quien veas descender el Espíritu y que permanece sobre él, ése es el que bautiza con el Espíritu Santo.

34 Y yo le vi, y he dado testimonio de que éste es el Hijo de Dios.

35 El siguiente día otra vez estaba Juan, y dos de sus discípulos.

36 Y mirando a Jesús que andaba por allí, dijo: He aquí el Cordero de Dios.

37 Le oyeron hablar los dos discípulos, y siguieron a Jesús.

10 Y luego, cuando subía del agua, vio abrirse los cielos, y al Espíritu como paloma que descendía sobre él.

11 Y vino una voz de los cielos que decía: Tú eres mi Hijo amado; en ti tengo complacencia.

 

12 Y luego el Espíritu le impulsó al desierto.

13 Y estuvo allí en el desierto cuarenta días, y era tentado por Satanás, y estaba con las fieras; y los ángeles le servían.

38 Y volviéndose Jesús, y viendo que le seguían, les dijo: ¿Qué buscáis? Ellos le dijeron: Rabí (que traducido es, Maestro), ¿dónde moras?

39 Les dijo: Venid y ved. Fueron, y vieron donde moraba, y se quedaron con él aquel día; porque era como la hora décima.

40 Andrés, hermano de Simón Pedro, era uno de los dos que habían oído a Juan, y habían seguido a Jesús.

Este artículo también está disponible en: Inglés, Indonesio

 

 

 

 
 
CARM ison