¿Qué significa la expresión Maranatha?

  • “El que no amare al Señor Jesucristo, sea anatema. El Señor viene.”1 (1ª Corintios 16:22).

La palabra Maranatha no es una palabra Griega (“marán athá”) sino una transliteración de la palabra Aramea “mâran'athâ'” la cual ha sido traducida como: “[nuestro] Señor ha venido [viene]” o “[nuestro] Señor es el signo.” También es posible dividir la palabra “mâranâ'thâ” cambiándola a la frase en imperativo “(nuestro) Señor, ¡ven!

Esta expresión solamente aparece en 1ª Corintios 16:22 y parece ser que era usada como un saludo recordatorio con relación a la Segunda Venida del Señor:

  • Filipenses 4:5: “Vuestra gentileza sea conocida de todos los hombres. El Señor está cerca.”2
  • Santiago 5:8: “Tened también vosotros paciencia, y afirmad vuestros corazones; porque la venida del Señor se acerca.” (Ver también Apocalipsis 1:7).

En estos dos versículos —de autores diferentes— se nos muestra la eminente venida del Señor; y vemos, particularmente en el versículo de Santiago, que el Cristiano no debe perder la paciencia frente a las adversidades sino que ha de fortalecer su corazón con la venida del Señor.

Jesús Mismo Promete Su Regreso

De acuerdo a Apocalipsis 3:11, el mismo Señor Jesús afirma Su venida, confirmando de esta manera muchos de los pasajes Bíblicos que hablan de Su regreso inminente, regreso que todo Cristiano no solamente deberá anhelar y amar sino también esperar: “He aquí, yo vengo pronto; retén lo que tienes, para que ninguno tome tu corona.”

Finalmente Juan, que da testimonio de todas las cosas escritas en Apocalipsis 22:20, recoge del Señor Jesús su frase de cierre: “Ciertamente vengo en breve.” Y apóstol de  acuerdo le responde: “Amén; sí, ven, Señor Jesús.”

¿Anhelamos, amamos y esperamos Su regreso?

Recién iniciado los estudios bíblicos, conocí a un hermano en la fe el cual mandó a elaborar unas placas distintivas en acrílico negro con letras blancas con la palabra MARANATHA, la cual usaba para evangelizar. Esta, se colocaba sobre el bolsillo izquierdo de la camisa al estilo militar. Como la palabra era extraña tanto para Cristianos como para no Cristianos al preguntarle por su significado, le daban así la ventaja para poder  enseñar y evangelizar acerca de la venida de nuestro Señor Jesús y la necesidad de arrepentimiento.

Desafortunadamente, hoy día, este anhelo por el pronto regreso de nuestro Señor se ha enfriado de tal manera, que estamos cómodos en medio de este mundo caído y pretender ser movidos de esta comodidad los obliga a pensar: “¿Dónde está la promesa de su advenimiento? Porque desde el día en que los padres durmieron, todas las cosas permanecen así como desde el principio de la creación.” (2 P 3:4). Y así piensan la mayoría de los Cristianos. Pero más adelante, el mismo apóstol escribe: “El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza,…” (2 P 3:9).

¡MARANATHA! Amén; sí, ven, Señor Jesús

  • 1. Griego del arameo, "Maran-ata". Reina Valera 1960
  • 2. La consigna de la iglesia primitiva. Compárese el equivalente arameo, "maran atha", en 1ª Corintios 16:22. Comentario Bíblico Moody del Nuevo Testamento, Editorial Portavoz, 1965, 1971, Chicago, Illinois.

 

 

 

 
 
CARM ison