¿Quién es Jesús?

Jesus carrying cross

Por, Matt Slick

Jesús es la figura central del cristianismo:

  • "Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí." (Jn 14:6).

Jesús también clamó ser Dios en carne. Si Ud. compara lo que Dios le dijo a Moisés en Éxodo 3:14: ("Y respondió Dios a Moisés: YO SOY EL QUE SOY. Y dijo: Así dirás a los hijos de Israel: YO SOY me envió a vosotros.") con lo que Jesús dijo en Juan 8:58 ("Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Antes que Abraham fuese, yo soy."), rápidamente puede entonces verse que Jesús está clamando ser Dios. De hecho, otros testificaron que Él también es divino:

  • Juan 20:28: "Entonces Tomás respondió y le dijo: ¡Señor mío, y Dios mío!"
  • Colosenses 2:9: "Porque en él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad,"
  • Hebreos 1:8: "Mas del Hijo dice: Tu trono, oh Dios, por el siglo del siglo; Cetro de equidad es el cetro de tu reino."

Jesús es la segunda persona de la Trinidad. Él es la Palabra que se convirtió en carne y habitó entre nosotros:

 

  • Juan 1:1-2, 14: "En el principio era la Palabra, y la Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. 2 Él estaba en el principio con Dios…Y la Palabra se convirtió en carne y habitó entre nosotros, y vimos Su gloria, gloria como del unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad."

 

Debido a que la Palabra estaba con Dios y era Dios y se convirtió en carne, establecemos entonces que Jesús tiene dos naturalezas: la divina y la humana. Por lo tanto, el cristianismo enseña que Jesús es tanto Dios como hombre al mismo tiempo. La razón por la cual Él es Dios es debido a que sólo Dios puede expiar el pecado por nosotros; nosotros no lo podemos hacer ya que somos finitos, seres pecadores y no podemos complacer a un Dios infinitamente Santo. Jesús tuvo que hacerse hombre para poder morir por la humanidad. Esto significa que Jesús tomó nuestro lugar en la cruz; Él sufrió por nosotros la ira de Dios el Padre. Si Ud. cree en lo que Cristo ha hecho, entonces, Ud. será salvo del justo juicio de Dios.

Dios es infinitamente Santo, sin pecado y justo. Cuando pecamos, cuando hacemos lo contrario a la voluntad de Dios, entonces, ofendemos a Dios. Debido a que Él es infinito, nuestra ofensa contra Él toma una característica infinita; debido a quien hemos ofendido: a un Dios infinito. Ya que ninguna persona finita y pecadora puede complacer a un Dios infinito entonces, sólo Él Mismo puede quitar nuestros pecados. Por lo tanto, Jesús es Dios en carne, quien murió en la cruz y llevó nuestros pecados en su cuerpo (1 P 2:24) levantándose físicamente de la muerte.

En estos momentos en el cielo, Jesús está todavía en forma humana:

  • 1ª Timoteo 2:5: "Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre,"

Jesús se levantó de la muerte en el mismo cuerpo con el que murió:

  • Juan 2:19-22: "Respondió Jesús y les dijo: Destruid este templo, y en tres días lo levantaré. 20 Dijeron luego los judíos: En cuarenta y seis años fue edificado este templo, ¿y tú en tres días lo levantarás? 21 Mas él hablaba del templo de su cuerpo. 22 Por tanto, cuando resucitó de entre los muertos, sus discípulos se acordaron que había dicho esto; y creyeron la Escritura y la palabra que Jesús había dicho."

Él también retuvo las heridas de Su crucifixión después de que se levantó de la muerte:

  • Juan 20:25: "Le dijeron, pues, los otros discípulos: Al Señor hemos visto. El les dijo: Si no viere en sus manos la señal de los clavos, y metiere mi dedo en el lugar de los clavos, y metiere mi mano en su costado, no creeré."

Cuarenta días después de Su resurrección Él ascendió al cielo corporalmente:

  • Hechos 1:9: "Y habiendo dicho estas cosas, viéndolo ellos, fue alzado, y le recibió una nube que le ocultó de sus ojos."
  • Hechos 1:11: "los cuales también les dijeron: Varones galileos, ¿por qué estáis mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo."

Él regresará otra vez de los cielos y juzgará al mundo y a todas las personas. Aún todavía en este momento, Él es todavía divino:

  • Colosenses 2:9: "Porque en él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad,"

Jesús nunca hizo nada malo. Él llevó a cabo muchos milagros: Sanidades, echó fuera demonios, caminó sobre el agua, calmó una tempestad con una orden, resucitó a personas de la muerte y Él mismo se levantó de la muerte. Aún cuando han existido grandes maestros a través de la historia, ninguno de ellos llevó a cabo la clase de milagros que hizo Jesús; y tampoco, ninguno clamó ser divino como lo hizo Él. Esta es la razón por la cual podemos creerle a Jesús cuando dice: "Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí." (Jn 14:6).

  • A Jesús se le ora: Hechos 7:55-60; 1ª Corintios 1:2; cf. Salmo 116:4; Juan 14:14.
  • Jesús es adorado: Mateo 2:2, 11; 14:33; Juan 9:35-38; Hebreos 1:6.
  • Jesús limpia de pecado: 1ª Juan 1:9
  • Jesús perdona los pecados: Mateo 9:1-7; Lucas 5:20; 7:48.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison