¿Quién mató a Saúl: Él mismo o el Amalecita?

1º Samuel 31:4 y 2º Samuel 1:8-10

  1. Saúl se mató él mismo
    1. 1º Samuel 31:4: “Entonces dijo Saúl a su escudero: Saca tu espada, y traspásame con ella, para que no vengan estos incircuncisos y me traspasen, y me escarnezcan. Mas su escudero no quería, porque tenía gran temor. Entonces tomó Saúl su propia espada y se echó sobre ella.”
  2. El Amalecita lo hizo
    1. 2º Samuel 1:8-10: “Y me preguntó: ¿Quién eres tú? Y yo le respondí: Soy amalecita. 9 El me volvió a decir: Te ruego que te pongas sobre mí y me mates, porque se ha apoderado de mí la angustia; pues mi vida está aún toda en mí. 10 Yo entonces me puse sobre él y le maté, porque sabía que no podía vivir después de su caída; y tomé la corona que tenía en su cabeza, y la argolla que traía en su brazo, y las he traído acá a mi señor.”

1º Samuel 31:4 dice lo que realmente sucedió, mientras que 2º Samuel 1:8-10 sólo indica lo que el Amalecita dice que sucedió. Muy probablemente el Amalecita tomó la oportunidad para beneficiarse de la muerte del Rey, reunió la corona y el brazalete de Saúl, trayéndolos a la presencia de David. Desafortunadamente para el Amalecita, David dice:

  • “Y David dijo a aquel joven que le había traído las nuevas: ¿De dónde eres tú? Y él respondió: Yo soy hijo de un extranjero, amalecita. 14 Y le dijo David: ¿Cómo no tuviste temor de extender tu mano para matar al ungido de Jehová? 15 Entonces llamó David a uno de sus hombres, y le dijo: Ve y mátalo. Y él lo hirió, y murió.16 Y David le dijo: Tu sangre sea sobre tu cabeza, pues tu misma boca atestiguó contra ti, diciendo: Yo maté al ungido de Jehová.” (2 S 1:13-16).

El Amalecita pensó que se beneficiaría al traerle a David las pertenencias del Rey, pero su plan falló.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison