¿Reconoceremos a las personas cuando estemos en el cielo?

La Biblia no nos dice si reconoceremos a otros cuando estemos en el cielo. Sin embargo, a juzgar por la resurrección de Cristo, parecería que seremos capaces de reconocernos entre nosotros.

En Juan 2:19-21, Jesús profetizó que el mismo cuerpo que sería destruido, seria resucitado. De acuerdo a 1ª Corintios 15:35-45, Pablo nos dice que el mismo cuerpo con el que morimos es también el mismo cuerpo con el que resucitaremos. Sin embargo, éste es, un cuerpo glorificado. En Juan 20:27-28, después de la resurrección de Cristo encontramos a Jesús apareciéndosele a Tomás. Jesús conservó las heridas físicas de Su crucifixión como se evidencia por lo que Jesús le dijo a Tomás de que colocara su dedo y mano en Sus heridas. Por lo tanto, podemos concluir con seguridad que Jesús fue resucitado con el mismo cuerpo con el que murió. Debido a que Jesús es los primeros frutos de la resurrección (1 Co 15:20, 23), el primero en ser resucitado en un cuerpo glorificado que retuvo Su condición física y fue reconocido después de Su resurrección, entonces, sería lógico concluir que nosotros también retendremos nuestra condición física y atributos y seremos capaces de reconocernos en el cielo.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison