Si Dios no es autor de confusión, ¿Qué hay de la Torre de Babel?

  1. Confundió el lenguaje
    1. Génesis 11:8-9: “Así los esparció Jehová desde allí sobre la faz de toda la tierra, y dejaron de edificar la ciudad. 9 Por esto fue llamado el nombre de ella Babel, porque allí confundió Jehová el lenguaje de toda la tierra, y desde allí los esparció sobre la faz de toda la tierra. ”
  2. No es el autor de la confusión
    1. 1ª Corintios 14:33: “pues Dios no es Dios de confusión, sino de paz.”

Este no es un asunto tan difícil. Por una parte, Dios no es el autor de la confusión: “Pues Dios no es Dios de confusión, sino de paz. Como en todas las iglesias de los santos,” (1 Co 14:33). El contexto de este versículo trata del don de lenguas que se manifestaba en las iglesias Cristianas en sus primeros años. Personas extranjeras podían llegar a estas iglesias y oír que se hablaba en sus mismos idiomas. También a veces había interpretación de estas lenguas. Algunos Cristianos abusaban el uso de las lenguas y esto podía llevar a veces al desorden, ocasionando confusión al no hacer las cosas en orden. Por lo tanto, en los versículos inmediatamente antes de 1ª Corintios 14:33, Pablo da instrucciones para el uso apropiado de las lenguas en la iglesia, estableciendo el orden y la secuencia. El objetivo no era producir confusión entre los oyentes y que el Evangelio no se pudiese entender. Al contrario, el objetivo era producir un servicio de adoración en orden.

El contexto de la Torre de Babel es muy diferente. La gente de la tierra estaba intentando construir una torre. Dice Génesis 11:4: “Y dijeron: Vamos, edifiquémonos una ciudad y una torre, cuya cúspide llegue al cielo; y hagámonos un nombre, por si fuéremos esparcidos sobre la faz de toda la tierra. El pecado de las personas fue su gran orgullo. Buscaban mantenerse en un sólo grupo, en un sólo lugar y bajo sus propios esfuerzos. En última instancia, esto fue un desafío al mandato de Dios de llenar la tierra (Gn 9:1). Dios quería que se esparciesen: “Así los esparció Jehová desde allí sobre la faz de toda la tierra, y dejaron de edificar la ciudad. 9 Por esto fue llamado el nombre de ella Babel, porque allí confundió Jehová el lenguaje de toda la tierra, y desde allí los esparció sobre la faz de toda la tierra.” (Gn 11:8-9). Por tanto, no hay contradicción debido a que cada versículo tiene un contexto y asunto diferente.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés.

 

 

 

 
 
CARM ison