¿Solo el clérigo ordenado debería administrar la comunión?

Por Matt Slick

No hay nada en la Escritura que diga que sólo el clero ordenado puede administrar la comunión. Debido a que todos somos sacerdotes en el reino de Dios (1 P 2:5, 9), cualquier persona que sea Cristiana puede administrar la comunión. Sin embargo, sería sabio tener a alguien con experiencia para que pueda administrarla. En esencia, debido a que la comunión es un evento tan importante que representa el sacrificio de Cristo y debido a que es una ceremonia oficial en la Iglesia, lo adecuado es que los funcionarios como los ancianos y pastores sean los que administren esta ceremonia sagrada.

Además, no queremos que alguien que se encuentre en pecado flagrante la administre; ni queremos a alguien que ofrezca la comunión sin haber entendido la naturaleza de Dios, la naturaleza del sacrificio, etc., y tal vez hacerlo de una forma casual e impertinente.

Debido a que la comunión fue instituida por Cristo oficialmente, esta pueda ser probablemente la razón del porqué de la costumbre de oficiarla con el clero ordenado, los cuales son los funcionarios en la Iglesia y únicos encargados de administrar la comunión.

 

Este artículo también está en Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison