¿Son también pecadores los animales? ¿Por qué los animales tienen que sufrir?

Pecar es quebrantar la Ley de Dios (1ª Juan 3:4: "Todo aquel que comete pecado, infringe también la ley; pues el pecado es infracción de la ley."). La Ley de Dios dice que cosas tales como no mentir, no robar, etc., son mandamientos morales y están dirigidos hacia los seres humanos, no a los animales. Los animales no tienen creencias morales, ni tampoco tienen consciencia; tampoco están hechos a la imagen de Dios como los seres humanos (Gn 1:26) y no se encuentran bajo ninguna ley moral. Por lo tanto, los animales no pueden pecar. Los animales actúan por instinto, no por propósitos morales u obligación para honrar a Dios, ni con ninguna conexión espiritual hacia Dios.

Adán representó a toda la raza humana y al reino animal. Cuando él pecó, el mundo también fue afectado por éste. Aun cuando por Adán el pecado entró en el mundo (Romanos 5:12: "Todos se desviaron, a una se hicieron inútiles; No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno."), esta es la razón por la que nosotros tenemos plagas, hambrunas, etc.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison