Soy demasiado viejo o demasiado joven

Nunca nadie está demasiado viejo o demasiado joven para creer en Jesús como su Salvador. En la medida en que continúa viviendo, Usted puede pedirle a Él que le perdone sus pecados; Él está tan cerca como lo está su boca de su corazón.

(Reconozco que tal vez haya alguien demasiado joven para entender el mensaje del Evangelio, pero aquí, nos dirigimos a aquellos que simplemente quieren usar esto como una excusa). La juventud es una bendición de Dios. No la use como excusa para permanecer alejado de Él. Si Usted puede entender lo que es el pecado y la necesidad que tiene para ser liberado de éste, entonces, Usted no es demasiado joven para recibir a Jesús como su Salvador. Él salva a todos; sean jóvenes o viejos.

 

 

 

 
 
CARM ison